EP12: How do you know you’re ready to start freelancing?

English Transcript

Transcripción en Español

Please note: The transcripts are created automatically from the podcast and there may be errors in”them. We hope that’s not too distracting and you still get value out of the episode. Thank you for reading. 🙏🏻

Introduction:

And the point is being confident in yourself of, I’m gonna figure this out today and then I’m gonna come back tomorrow and I’m gonna figure out whatever has to be figured out tomorrow and the next day and the next day and the next day, and so on. Having that is so much more important than feeling ready or feeling like you’ve got your ducks in a row.

You could put a A to Z checklist in place for what you think you need to accomplish, what you think you need to do, in what order, in order to freelance successfully. And I can guarantee you that the list will fall apart within, you know, a couple of days. It’s cuz life doesn’t work like that. 

Welcome to the Live Work Travel podcast. I’m your host, Mashon Thomas, a former middle school teacher who quit at 30 to become a six figure freelancer in digital Nomad. Instead, you’re in the right place. If you’re ready to learn how freelancing can help you to work from anywhere, make great money and live a life that you desire.

I’m sharing everything I’ve learned to get to where I am today in order to support you on your journey because this lifestyle is simply too good not to share

Episode:

Today I wanna talk about the question, how do you know when you’re ready to start freelancing? Now, we’re gonna apply this to freelancing, but the reality is this can be applied to any big thing that you wanna do in your life that you’re just not sure how to do, and I’m gonna give you an answer that you probably already know deep down inside and is an answer that you probably don’t want to hear because I don’t wanna hear this either. But the answer is you don’t. You simply don’t know when you’re ready. There’s never gonna be a time when you just wake up feeling, yeah, this is it.

I’m good, I know what I’m doing, and I’m ready to get started. That’s just not how life works. And you know, this episode is about this because it’s really me talking to younger me and telling her what I wish I had known, wanted to tackle this because I meet so many wonderful people and they have so many questions around how to get started, but what’s behind all those or what’s underneath all of those questions is just sort of this fear of actually getting going.

Because it feels like if you can ask 257 questions, and if you can tick all the boxes and have everything all lined up, all your ducks in a row, then it. So much safer to actually get started. The reality is there’s just no such thing as being perfectly ready. You know, this applies to how do you know when you’re ready to get into a relationship, to get married, to have kids, to buy a house?

All these things that just in reality, we’ll never feel ready to do. We just sort of have to start moving toward them bit by bit, and we figure it. As we go, and I remember growing up thinking if I just do everything right in the right order, you know all the boxes that are laid out in a typical by your parents, grandparents, people who have gone before you, society, the community around us that says, do all these things in this order and it’ll pay off. 

When we’re in school, it functions very much the same way you progress from one class to another. The skills you learn one year, you build upon those into the next year and so forth and so on. In a very linear fashion, but that’s the only area where that works. As soon as you get outta school, nothing in life works that way for the most part.

So today, just want to talk about the journey and the mindset and the things that are going on in your head behind it. Usually when you’re hung up on, you know, how do I know that I’m ready to start freelancing? You really want to. A strong desire to start. For me, it was the pull to make more money and be able to work remotely.

I was working as a teacher. I had summers off, but I didn’t really have any money to be able to then go and travel because I wasn’t making very much money. So I thought I’ll just do anything remote because if I can get anything remote, then it will let me travel, it’ll let me live abroad, and that was my kind of just like that burning fire inside of me, just I want to work remotely and then I figured it out from there. 

So I never felt ready. I just had that one image that I kept in my head, I’m going to do this, I’m going to do this, I’m going to do this. I don’t wanna be perfectly honest with you guys. I still don’t feel ready today. Almost every day I wake up not feeling ready, you know, just feeling like I have no clue.

What I am doing, let’s take this podcast for example, so I’m recording this particular episode on a Thursday morning, number one, it’s not on my list of episodes to record. I have a document where I throw podcast ideas in there and I outline them, and I’m supposed to be working off that list to kind of keep everything on track and have my team have an idea of what we’re doing.

No, I just woke up this morning and felt like recording this episode because. Something that’s important to me, and I’ve been kind of just like thinking around this idea for a long time, and a few people lately have asked some questions. You know, today I’m like, this is it. We’re recording this episode. So not only am I off track of my list of what I thought I would be doing, but it’s a Thursday morning and recording more podcast episodes has been on my to-do list on my calendar since Monday.

And again, it’s like, how do I know when I’m ready? You never know when you’re ready and when you think you’re ready, you’re probably not gonna feel ready. I put this off on Monday. I just procrastinated, got up. I was like, I’m not in the right head space. I’m not in a good mood. I’m tired. So I just shove this off on Monday, Tuesday, I’ll get to it for sure.

Tuesday I woke up and I was just feeling so much guilt around not recording the previous day that it was just in a funk, and I was just like, why can’t I make myself do this? So of course I procrastinated even more. I’ll get to it for sure, for sure on Wednesday. Wednesday I woke up feeling awful. It was just the last two days combined.

I can’t do it. I can’t do it. And what’s more, you know, the negative self-talk creeps in and it’s just like, what made you think you could do this? Why are you even doing this? You’re terrible at this. All of the things. All the things. And this morning, to be honest, I don’t feel like doing it now. Either, but I’m doing it because I frankly can’t take the voices in my head any longer, and I know that the only way to silence them is actually just by doing the thing.

We put ourselves through so much torture, so much torture by spinning our wheels and letting just the thoughts go round and round and round, versus actually just taking action on the thing that we don’t wanna do and getting it done. The very first time that I recorded for the podcast, I can’t remember if I’ve told this story before, but the very first day that I recorded, I recorded for about two or three hours, and then I hated it so much, and there’s probably some good stuff in there, you guys, but I hated it so much.

I threw it all out and then rerecorded the next day. But the next. Day I felt so much lighter because I’d already sort of faced my fear. I’d faced the giant and one, you know, even if I didn’t use any of that material, I’d sat there and done it and the worst of it was out of the way. So again, that’s what I’m doing today.

I’m sitting here, I’m showing up. It sucks. I don’t wanna pretend I get so discouraged cuz if you look around, you’ll watch other people’s Instagram reels or YouTube videos and it just looks like everything is perfection the first time and it’s. And I want to be honest about that. Cause I just feel like if we are, all of us are more honest about the struggles that we’re going through, we all realize that we’re not alone.

And I’m recording this episode from Croatia. I have the opportunity to be here with one of my best friends. We went to university together. We studied abroad together, and we’ve had some amazing conversations just in the week since we’ve all been. About the chaos that lives inside of our heads. And it’s amazing to me because she’s one of the people that I just look up to as someone who is fearless.

Someone who’s just out there living her life, who doesn’t give a shit what people think, who will say things, do things. You know, we were actually having a conversation the other day where we were talking about burning bridges and different things and how sometimes you have to walk away from certain situations and she’s definitely the kind of person that she’s just like, oh yeah, sometimes you gotta throw the grenade.

Just laughing, thinking, gosh, like she’s just amazing. She has no fear, but because she’s my close friend, of course, we talk about these things and of course she’s got the same struggles that a lot of us have going on. We all are dealing with the same enemy, and that enemy is our thoughts. You know, my thoughts may be different from your thoughts, but in a lot of ways our thoughts are exactly the same.

Whether it be anxieties, whether it be fears that we’re not good enough. It’s all a lot of the same stuff. And the reason I wanna get so open and honest is because I know for a fact cuz I’ve had people tell me that they look at me like I look at my friend, you’re just fearless. Can do anything, can go off and just like I live this wild, crazy life of just like popping on a plane and going somewhere I’ve never been and don’t speak the language. And while to a lot of people that. You know, something that’s crazy fearless and so much confidence to do that. You know, I look at other people and what they’re able to accomplish and I think, oh man, that would be terrifying for me.

You know, I’m not big into public speaking. If I were to get up and talk in front of a large group, to me that’s way more terrifying than just getting on a plane and going somewhere brand new. So we all have our different fears, right? But I have ones too, around, around traveling around doing new things.

There’s so many times behind the scenes that. I don’t wanna leave my house, but I don’t wanna go out because I have anxiety around just getting a cup of coffee. In a foreign country, it can get exhausting and you know, I can fumble my way through some Italian, some German, some French. I speak Spanish now, but here in Croatia where the language is completely foreign to me. I can’t fake my way through the language. And so even things like going to the grocery store, which I often find exciting, can also be intimidating. And sometimes it gets the better of me. Sometimes it ends up, or it’s like I’m, you know, in my house for two days just working away and don’t even leave cuz it’s too much.

It’s the idea of actually going out and interacting with the world. Is too much. So we all have these good days and bad days, these up days, these down days. But we’re all going through it together. You know, here I’ve been taking Ubers to go visit my friends who live about 20 minutes away because. It’s been overwhelming, just the thought of figuring out the bus system, which is so easy I’ve heard, but it’s just one of those extra to-dos piled on where it’s just like, I can’t deal with that today. I can’t face that today. So myself included, I just have these things that hold me back and keep me from feeling that I’m ready to do the thing.

So the answer when it comes to freelancing is just to start taking baby steps. Just start doing something. For me personally, it was getting laid off and having zero income and $30,000 of debt between credit cards, my student loans, and my car payment. That forced me to get into freelancing and get into it really fast, and I still have the struggles and the doubts the whole time.

Younger me wanted someone to come along and tell her step by step exactly what to do in order to make it work right? I thought back then, I’m a hard worker. I know I can do this. But I just need someone to tell me how to do it, and I waited and waited for that until there was no more option for waiting and I just had to do to my financial situation, just jump in and figure it out on my own.

And I know that it’s comfortable. I know that I was a straight A student throughout high school. I always thought of myself as, you know, someone who could follow the rules and follow the straight line, follow the path. I just needed that path to be shown to me, and so I waited a lot longer than I should have, hoping that someone would come along and point me in that direction and no one did.

I had to sort of pioneer it for myself because no one around me was freelancing. Freelancing was not considered that widely known back then, it was just crazy cause this was only a few short years ago. Working remotely wasn’t as big of a thing. Everyone sort of thought I was crazy for wanting to do that, and I needed to just grow up, settle down, and get a real job.

There was no one coming. There was no one coming along to show me. I had to figure it out for myself. The reality is, a roadmap on its own is not going to work. You still have to have the desire to get there to the end, the desire to get onto the pathway, to go along, and to figure things out as you go, because nobody’s map is going to be identical.

I can tell you exactly what I did. All the steps that I took, but it’s gonna look different for you because you’re starting from a different location. There’s no way that anyone in this world shares my exact path up until when I got started, and then no one is ever going to be able to follow the exact same steps that I took.

At the same time, like the world just doesn’t work like that. The best you can hope for Yes, is to find someone who’s been there, done that and to take in the information that they have to offer you, but you’re gonna have to figure it out in your specific way. And a big part of that is going to just be deciding, I’m gonna do this, the end.

That’s the big decision that you need to make. I’m going to do this ready or not. I’m getting started. Because the thing is to, I don’t know if you’ve ever seen that image of success and what we think it looks like versus what it actually looks like. It goes like a straight linear line. Up diagonally from left to right, just like, oh, success.

Yeah, just going chugging away. And it goes straight up like that. And then it shows what success actually looks like, and it’s just this like crazy squiggly line because that’s really how it is. We can see the end in mind. Like, I don’t know where my future goes from today. I know where I think I want it to go.

I know where I think I want my business to go, but for example, even doing this podcast, Never an idea that I really thought of on my own until maybe in the last year. You know, the original plan had been to do a podcast with a friend of mine, which we still may do cuz it will cover different topics and different subjects.

But the thing is, doing a podcast on my own was something that did not occur to me. And yes, a few episodes in, I’m already going, why am I doing this? I could have spent my time elsewhere doing something else, and I wouldn’t have to dread recording every time that I sit down to record an episode. But hey, it’s done and it’s in motion and we’re not stopping until we get to a hundred episodes.

So that is the plan now, and who knows what’ll happen after that. The point is just getting started and the point is being confident in yourself of, I’m gonna figure this out today and then I’m gonna come back tomorrow and I’m gonna figure out whatever has to be figured out tomorrow and the next day and the next day and the next day, and so on.

Having that is so much more important than feeling ready or feeling like you’ve got your ducks in a row. You could put a A to Z checklist in. For what you think you need to accomplish, what you think you need to do, in what order? In order to freelance successfully. And I can guarantee you that the list will fall apart within, you know, a couple of days.

It cuz life doesn’t work like that. Things come up, things change. Stuff in your personal life may happen, stuff in your professional life may happen, you know, everything doesn’t go to plan. Hardly anything goes to plan. But the successful people, the people that actually end up accomplishing something, whether it’s freelancing or anything else in life, are the people who know how to roll with the punches, and they just figure out, I don’t care what knocks me down.

I’m gonna get up and I’m gonna keep trying, and then the next day I’m gonna get up and keep trying and so forth and so on. I’m gonna tell you something that is so true. All you need is to be able to work with what’s going on in your head and get your thoughts pointed in the right direction of I’m going to succeed no matter what. 

That mindset, that desire, that burning, just like push forward is what’s going to take you from wherever you are today to wherever you go in the future. I don’t know what that end goal looks like for you. I don’t know what type of freelancing that you wanna do. I don’t know where you wanna do it from.

I don’t know what skills you have. I don’t know what skills you still need to learn, but that desire, that knowledge, that. Is what’s going to get you there. You can find out everything that I’m talking about, everything that I’m preaching and teaching on the internet. There are so many resources out there for freelancers now that I had no idea existed when I first got started.

There’s more than enough opportunity. There’s more than enough information. Even if you had never met me, heard of me, know about me, you would still be just in great hands looking out there on the interwebs and finding the information that you need to get started. It’s about having that desire and that knowledge that you’re gonna do it no matter what.

When I first got started, I never could have imagined that I’d be doing the type of freelancing work that I do now, nor that I would be sitting here recording this episode from Croatia. These were pipe dreams back then. The only reason that I’m here today, Is because of taking that first baby step and falling down a bunch of times, but getting back up and moving forward and moving forward.

Talking to more people, learning more things, watching more YouTube videos, reading more stuff online, and really just plugging away and experimenting, working with different clients, working with different businesses until I figured out what it was that I love to do and just continued on doing them. 

Short episode today, but I hope this one has been useful to just peek inside my mind a little bit and to understand that I go through the same insecurities and doubts as you probably have with getting started. The only difference between me and you is time and you will get there if you want to get there, and I hope that I can support you along the way. If you ever have questions about anything to do with freelancing, with self-doubt, with insecurities, with all these things, just shoot me over an email at hello@livework.com. You can also follow along on Instagram at @liveworkravelig, and you can sign up for my free newsletter, which goes out each week on Thursdays and gives away freelancing tips and business ideas in every single newsletter. You can find that at liveworktravel.com/newsletter. Thank you so much for listening, and I will be back next Monday with another episode.


Introducción:

Y el punto es tener confianza en ti mismo, voy a resolver esto hoy y luego voy a volver mañana y voy a descubrir lo que sea que deba resolverse mañana y el día siguiente y el día siguiente y al día siguiente, y así sucesivamente. Tener eso es mucho más importante que sentirse listo o sentir que tiene las cosas en orden.

Podrías poner una lista de verificación de la A a la Z para lo que crees que necesitas lograr, lo que crees que necesitas hacer, en qué orden, para trabajar como freelance con éxito. Y puedo garantizarte que la lista se desmoronará en, ya sabes, un par de días. Es porque la vida no funciona así.

Bienvenido al podcast Live Work Travel. Soy su anfitrión, Mashon Thomas, un ex maestro de escuela secundaria que renunció a los 30 para convertirse en un trabajador independiente de seis cifras en Digital Nomad. En cambio, estás en el lugar correcto. Si está listo para aprender cómo el trabajo independiente puede ayudarlo a trabajar desde cualquier lugar, ganar mucho dinero y vivir la vida que desea.

Estoy compartiendo todo lo que he aprendido para llegar a donde estoy hoy para apoyarte en tu viaje porque este estilo de vida es simplemente demasiado bueno para no compartirlo.

Episodio:

Hoy quiero hablar sobre la pregunta, ¿cómo sabes cuándo estás listo para comenzar a trabajar independientemente? Ahora, vamos a aplicar esto al trabajo independiente, pero la realidad es que esto se puede aplicar a cualquier gran cosa que quieras hacer en tu vida que no estés seguro de cómo hacer, y te daré una respuesta. que probablemente ya conoces en el fondo y es una respuesta que probablemente no quieras escuchar porque yo tampoco quiero escuchar esto. Pero la respuesta es que no. Simplemente no sabes cuándo estás listo. Nunca habrá un momento en el que te despiertes sintiendo, sí, esto es todo.

Estoy bien, sé lo que hago y estoy listo para empezar. Así no es como funciona la vida. Y sabes, este episodio trata sobre esto porque en realidad soy yo hablando con mi yo más joven y diciéndole lo que desearía haber sabido, quería abordar esto porque conozco a muchas personas maravillosas y tienen muchas preguntas sobre cómo comenzar. pero lo que hay detrás de todas esas o debajo de todas esas preguntas es solo una especie de miedo a ponerse en marcha.

Porque se siente como si pudieras hacer 257 preguntas, y si pudieras marcar todas las casillas y tener todo alineado, todos tus patos en fila, entonces. Mucho más seguro para empezar. La realidad es que simplemente no existe tal cosa como estar perfectamente preparado. Sabes, esto se aplica a ¿cómo sabes cuándo estás listo para entablar una relación, casarte, tener hijos, comprar una casa?

Todas estas cosas que, en realidad, nunca nos sentiremos listos para hacer. Simplemente tenemos que empezar a movernos hacia ellos poco a poco, y nos damos cuenta. A medida que avanzamos, y recuerdo haber crecido pensando si hago todo bien en el orden correcto, conoces todas las cajas que tus padres, abuelos, personas que te han precedido, la sociedad, la comunidad presentan de manera típica. a nuestro alrededor que dice, haz todas estas cosas en este orden y valdrá la pena.

Cuando estamos en la escuela, funciona de la misma manera que avanzas de una clase a otra. Las habilidades que aprendes un año, las desarrollas en el próximo año y así sucesivamente. De una manera muy lineal, pero esa es la única área donde funciona. Tan pronto como sales de la escuela, nada en la vida funciona de esa manera en su mayor parte.

Así que hoy, solo quiero hablar sobre el viaje y la mentalidad y las cosas que están sucediendo en tu cabeza detrás de él. Por lo general, cuando estás colgado, ya sabes, ¿cómo sé que estoy listo para comenzar a trabajar independientemente? Realmente quieres. Un fuerte deseo de empezar. Para mí, fue el impulso de ganar más dinero y poder trabajar de forma remota.

Yo estaba trabajando como profesor. Tenía los veranos libres, pero realmente no tenía dinero para poder ir a viajar porque no estaba ganando mucho dinero. Así que pensé que haría cualquier cosa remota porque si puedo conseguir algo remoto, entonces me permitirá viajar, me permitirá vivir en el extranjero, y ese era mi tipo de fuego ardiendo dentro de mí, solo yo quiero trabajar de forma remota y luego lo descubrí a partir de ahí.

Así que nunca me sentí lista. Solo tenía esa imagen que guardé en mi cabeza, voy a hacer esto, voy a hacer esto, voy a hacer esto. No quiero ser perfectamente honesto con ustedes. Todavía no me siento listo hoy. Casi todos los días me despierto sin sentirme listo, ya sabes, solo sintiendo que no tengo ni idea.

Lo que estoy haciendo, tomemos este podcast como ejemplo, así que estoy grabando este episodio en particular un jueves por la mañana, número uno, no está en mi lista de episodios para grabar. Tengo un documento en el que incluyo ideas de podcasts y las describo, y se supone que debo trabajar en esa lista para mantener todo en orden y que mi equipo tenga una idea de lo que estamos haciendo.

No, me desperté esta mañana y tenía ganas de grabar este episodio porque. Algo que es importante para mí, y he estado pensando en esta idea durante mucho tiempo, y últimamente algunas personas han hecho algunas preguntas. Sabes, hoy estoy como, esto es todo. Estamos grabando este episodio. Entonces, no solo estoy fuera de mi lista de lo que pensé que estaría haciendo, sino que es un jueves por la mañana y grabar más episodios de podcast ha estado en mi lista de tareas pendientes en mi calendario desde el lunes.

Y de nuevo, es como, ¿cómo sé cuándo estoy listo? Nunca sabes cuándo estás listo y cuando crees que estás listo, probablemente no te sientas listo. Lo pospongo para el lunes. Acabo de postergar, me levanté. Yo estaba como, no estoy en el espacio mental correcto. No estoy de buen humor. Estoy cansado. Así que acabo de sacar esto el lunes, martes, lo haré con seguridad.

El martes me desperté y me sentía tan culpable por no haber grabado el día anterior que estaba deprimido, y pensé, ¿por qué no puedo obligarme a hacer esto? Así que, por supuesto, procrastiné aún más. Lo conseguiré seguro, seguro el miércoles. El miércoles me desperté sintiéndome horrible. Fueron solo los últimos dos días combinados.

no puedo hacerlo no puedo hacerlo Y lo que es más, ya sabes, el diálogo interno negativo se cuela y es como, ¿qué te hizo pensar que podías hacer esto? ¿Por qué estás haciendo esto? Eres terrible en esto. Todas las cosas. Todas las cosas. Y esta mañana, para ser honesto, no tengo ganas de hacerlo ahora. Cualquiera de los dos, pero lo estoy haciendo porque, francamente, no puedo soportar más las voces en mi cabeza, y sé que la única forma de silenciarlas es simplemente haciendo lo que hago.

Nos sometemos a tanta tortura, tanta tortura haciendo girar nuestras ruedas y dejando que los pensamientos den vueltas y vueltas y vueltas, en lugar de simplemente actuar sobre lo que no queremos hacer y lograrlo. La primera vez que grabé para el podcast, no recuerdo si he contado esta historia antes, pero el primer día que grabé, grabé durante unas dos o tres horas, y luego lo odié tanto. , y probablemente haya algo bueno allí, muchachos, pero lo odié tanto.

Lo tiré todo y luego volví a grabar al día siguiente. Pero el siguiente. El día me sentí mucho más ligero porque ya había enfrentado mi miedo. Me enfrenté al gigante y uno, ya sabes, incluso si no usé nada de ese material, me senté allí y lo hice y lo peor estaba fuera del camino. Así que de nuevo, eso es lo que estoy haciendo hoy.

Estoy sentado aquí, estoy apareciendo. apesta No quiero fingir que me siento tan desanimado porque si miras a tu alrededor, verás los carretes de Instagram o los videos de YouTube de otras personas y parece que todo es perfecto la primera vez y lo es. Y quiero ser honesto al respecto. Porque siento que si lo somos, todos somos más honestos acerca de las luchas por las que estamos pasando, todos nos daremos cuenta de que no estamos solos.

Y estoy grabando este episodio desde Croacia. Tengo la oportunidad de estar aquí con uno de mis mejores amigos. Fuimos juntos a la universidad. Estudiamos juntos en el extranjero y tuvimos algunas conversaciones increíbles solo en la semana desde que todos estuvimos. Sobre el caos que vive dentro de nuestras cabezas. Y es increíble para mí porque ella es una de las personas a las que admiro como alguien que no tiene miedo.

Alguien que simplemente está viviendo su vida, a quien le importa una mierda lo que piense la gente, que dirá cosas, hará cosas. Sabes, en realidad estábamos teniendo una conversación el otro día en la que hablábamos sobre la quema de puentes y otras cosas y cómo a veces tienes que alejarte de ciertas situaciones y ella es definitivamente el tipo de persona que es, oh sí, a veces tú tengo que tirar la granada.

Solo riendo, pensando, Dios mío, como si fuera increíble. Ella no tiene miedo, pero como es mi amiga cercana, por supuesto, hablamos de estas cosas y, por supuesto, ella tiene las mismas luchas que muchos de nosotros tenemos. Todos estamos lidiando con el mismo enemigo, y ese enemigo son nuestros pensamientos. Sabes, mis pensamientos pueden ser diferentes a los tuyos, pero en muchos sentidos nuestros pensamientos son exactamente iguales.

Ya sean ansiedades, ya sean temores de que no somos lo suficientemente buenos. Es todo mucho de lo mismo. Y la razón por la que quiero ser tan abierta y honesta es porque sé a ciencia cierta porque la gente me ha dicho que me miran como yo miro a mi amigo, simplemente no tienes miedo. Puedo hacer cualquier cosa, puedo irme y vivir esta vida salvaje y loca como subirme a un avión e ir a un lugar en el que nunca he estado y no hablo el idioma. Y mientras que a mucha gente eso. Ya sabes, algo que es una locura sin miedo y mucha confianza para hacer eso. Sabes, miro a otras personas y lo que son capaces de lograr y pienso, oh hombre, eso sería aterrador para mí.

Sabes, no soy muy dado a hablar en público. Si tuviera que levantarme y hablar frente a un grupo grande, para mí eso es mucho más aterrador que simplemente subirme a un avión e ir a un lugar completamente nuevo. Así que todos tenemos nuestros diferentes miedos, ¿verdad? Pero también tengo unos, por ahí, por ahí viajando haciendo cosas nuevas.

Hay tantas veces detrás de escena que. No quiero salir de mi casa, pero no quiero salir porque tengo ansiedad por tomar una taza de café. En un país extranjero, puede ser agotador y, ya sabes, puedo buscar a tientas algo de italiano, algo de alemán, algo de francés. Ahora hablo español, pero aquí en Croacia, donde el idioma es completamente extraño para mí. No puedo fingir mi camino a través del idioma. Y así, incluso cosas como ir al supermercado, que a menudo encuentro emocionante, también pueden ser intimidantes. Y a veces saca lo mejor de mí. A veces termina, o es como si estuviera, ya sabes, en mi casa durante dos días simplemente trabajando y ni siquiera me voy porque es demasiado.

Es la idea de salir e interactuar con el mundo. Es demasiado. Así que todos tenemos estos días buenos y días malos, estos días buenos, estos días malos. Pero todos lo estamos pasando juntos. Sabes, aquí he estado tomando Ubers para visitar a mis amigos que viven a unos 20 minutos porque. Ha sido abrumador, solo pensar en descifrar el sistema de autobuses, que es tan fácil que he escuchado, pero es solo una de esas tareas adicionales acumuladas donde es como, no puedo lidiar con eso hoy. No puedo enfrentar eso hoy. Incluyéndome a mí mismo, solo tengo estas cosas que me detienen y me impiden sentir que estoy listo para hacer algo.

Entonces, la respuesta cuando se trata de trabajo independiente es simplemente comenzar a dar pequeños pasos. Empieza a hacer algo. Para mí personalmente, fue ser despedido y tener cero ingresos y una deuda de $ 30,000 entre tarjetas de crédito, mis préstamos estudiantiles y el pago de mi automóvil. Eso me obligó a dedicarme al trabajo independiente y hacerlo muy rápido, y todavía tengo las luchas y las dudas todo el tiempo.

¿Yo más joven quería que alguien viniera y le dijera paso a paso exactamente qué hacer para que funcione bien? Pensé en ese entonces, soy un gran trabajador. Sé que puedo hacerlo. Pero solo necesito que alguien me diga cómo hacerlo, y esperé y esperé hasta que no hubo más opciones para esperar y solo tuve que hacer algo con mi situación financiera, simplemente saltar y resolverlo por mi cuenta.

Y sé que es cómodo. Sé que fui un estudiante sobresaliente durante toda la escuela secundaria. Siempre me consideré alguien que podía seguir las reglas y seguir la línea recta, seguir el camino. Solo necesitaba que me mostraran ese camino, así que esperé mucho más de lo que debería, con la esperanza de que alguien viniera y me señalara en esa dirección y nadie lo hizo.

Tuve que ser pionera por mí mismo porque nadie a mi alrededor trabajaba por cuenta propia. El trabajo independiente no se consideraba tan conocido en ese entonces, era una locura porque esto fue hace solo unos pocos años. Trabajar de forma remota no era tan importante. Todo el mundo pensó que estaba loco por querer hacer eso, y que necesitaba crecer, asentarme y conseguir un trabajo de verdad.

No venía nadie. No había nadie viniendo a mostrarme. Tuve que averiguarlo por mí mismo. La realidad es que una hoja de ruta por sí sola no va a funcionar. Todavía tienes que tener el deseo de llegar hasta el final, el deseo de entrar en el camino, seguir adelante y resolver las cosas sobre la marcha, porque el mapa de nadie va a ser idéntico.

Puedo decirte exactamente lo que hice. Todos los pasos que tomé, pero se verán diferentes para ti porque estás comenzando desde una ubicación diferente. No hay forma de que alguien en este mundo comparta mi camino exacto hasta que comencé, y luego nadie podrá seguir exactamente los mismos pasos que tomé.

Al mismo tiempo, como si el mundo simplemente no funcionara así. Lo mejor que puede esperar Sí, es encontrar a alguien que haya estado allí, hecho eso y asimilar la información que tienen para ofrecerle, pero tendrá que resolverlo de una manera específica. Y una gran parte de eso será simplemente decidir, voy a hacer esto, el final.

Esa es la gran decisión que debes tomar. Voy a hacer esto listo o no. estoy empezando Porque la cosa es, no sé si alguna vez has visto esa imagen de éxito y cómo creemos que se ve frente a cómo se ve en realidad. Va como una línea recta lineal. Arriba en diagonal de izquierda a derecha, como, oh, éxito.

Sí, solo me estoy yendo. Y va directo así. Y luego muestra cómo se ve realmente el éxito, y es solo una línea ondulada loca porque así es realmente. Podemos ver el final en mente. Como, no sé a dónde va mi futuro hoy. Sé dónde creo que quiero que vaya.

Sé hacia dónde creo que quiero que vaya mi negocio, pero, por ejemplo, incluso haciendo este podcast, nunca una idea que realmente pensé por mi cuenta hasta tal vez en el último año. Sabes, el plan original había sido hacer un podcast con un amigo mío, que aún podemos hacer porque cubrirá diferentes temas y diferentes temas.

Pero es que hacer un podcast yo solo era algo que no se me ocurría. Y sí, en unos pocos episodios, ya voy, ¿por qué estoy haciendo esto? Podría haber pasado mi tiempo en otro lugar haciendo otra cosa, y no tendría que temer grabar cada vez que me siento a grabar un episodio. Pero bueno, está hecho y está en movimiento y no vamos a parar hasta que lleguemos a los cien episodios.

Así que ese es el plan ahora, y quién sabe qué pasará después de eso. El punto es solo comenzar y el punto es tener confianza en ti mismo, voy a resolver esto hoy y luego volveré mañana y voy a descubrir lo que sea que tenga que resolver mañana y el próximo. día y el día siguiente y el día siguiente, y así sucesivamente.

Tener eso es mucho más importante que sentirse listo o sentir que tiene las cosas en orden. Podría incluir una lista de verificación de la A a la Z. ¿Para lo que cree que debe lograr, lo que cree que debe hacer, en qué orden? Para ser autónomo con éxito. Y puedo garantizarte que la lista se desmoronará en, ya sabes, un par de días.

Es porque la vida no funciona así. Las cosas surgen, las cosas cambian. Pueden pasar cosas en tu vida personal, pueden pasar cosas en tu vida profesional, ya sabes, no todo sale según lo planeado. Casi nada va según lo planeado. Pero las personas exitosas, las personas que realmente terminan logrando algo, ya sea trabajando por cuenta propia o cualquier otra cosa en la vida, son las personas que saben cómo lidiar con los golpes, y simplemente se dan cuenta, no me importa lo que me derriba.

Me levantaré y seguiré intentándolo, y al día siguiente me levantaré y seguiré intentándolo, y así sucesivamente. Te voy a decir algo que es muy cierto. Todo lo que necesita es ser capaz de trabajar con lo que está pasando en su cabeza y hacer que sus pensamientos apunten en la dirección correcta de que voy a tener éxito pase lo que pase.

Esa mentalidad, ese deseo, ese ardor, al igual que empujar hacia adelante es lo que te llevará de donde sea que estés hoy a donde sea que vayas en el futuro. No sé cómo es ese objetivo final para ti. No sé qué tipo de freelance quieres hacer. No sé desde dónde quieres hacerlo.

No sé qué habilidades tienes. No sé qué habilidades aún necesitas aprender, pero ese deseo, ese conocimiento, eso. Es lo que te llevará allí. Puedes encontrar todo lo que estoy hablando, todo lo que estoy predicando y enseñando en Internet. Hay tantos recursos disponibles para freelancers ahora que no tenía idea de que existían cuando comencé.

Hay oportunidad más que suficiente. Hay información más que suficiente. Incluso si nunca me hubiera conocido, oído hablar de mí, aún estaría en buenas manos buscando en las interwebs y encontrando la información que necesita para comenzar. Se trata de tener ese deseo y ese conocimiento de que lo vas a hacer pase lo que pase.

Cuando empecé, nunca podría haber imaginado que estaría haciendo el tipo de trabajo independiente que hago ahora, ni que estaría sentado aquí grabando este episodio desde Croacia. Estos eran sueños imposibles en ese entonces. La única razón por la que estoy aquí hoy es porque di ese primer paso de bebé y me caí un montón de veces, pero me levanté y sigo adelante y sigo adelante.

Hablando con más personas, aprendiendo más cosas, viendo más videos de YouTube, leyendo más cosas en línea y realmente desconectando y experimentando, trabajando con diferentes clientes, trabajando con diferentes negocios hasta que descubrí qué es lo que me encanta hacer y simplemente continuó haciéndolos.

Breve episodio de hoy, pero espero que este haya sido útil para echar un vistazo dentro de mi mente un poco y entender que paso por las mismas inseguridades y dudas que probablemente tengas al comenzar. La única diferencia entre tú y yo es el tiempo y llegarás allí si quieres llegar allí, y espero poder apoyarte en el camino. Si alguna vez tiene preguntas sobre cualquier cosa que tenga que ver con trabajar por cuenta propia, con dudas, con inseguridades, con todas estas cosas, envíeme un correo electrónico a hello@livework.com. También puede seguirme en Instagram en @liveworkravelig, y puede suscribirse a mi boletín gratuito, que se publica los jueves de cada semana y ofrece consejos e ideas de negocios para trabajadores independientes en cada boletín. Puede encontrarlo en liveworktravel.com/newsletter. Muchas gracias por escuchar, y volveré el próximo lunes con otro episodio.