EP 18: Exceeding expectations: The art of over-delivering

English Transcript

Transcripción en Español

Please note: The transcripts are created automatically from the podcast and there may be errors in them. We hope that’s not too distracting and you still get value out of the episode. Thank you for reading. 🙏🏻

Introduction:

 For me personally, I finish working with freelancers or any agency as well, anyone I work with on contract basis. Like I finish with one of two results. It’s very black and white for me. There’s either, wow, this person was amazing and I cannot wait to work with them again, or, eh, there’s no room for anything else.

If it’s not a wow, a great, I wanna work with this person again, there are millions of freelancers out there. Why would I work with somebody who is just okay, or even somebody who is just good. There’s not even room for good because there are great people out there who do what they say they’ll do.

They take care of the client from A to Z in this full circle. Just we agreed on what was to be done, they did everything and I didn’t have to lift the finger kind of thing. Welcome to the Live Work Travel Podcast. I’m your host, Mashon Thomas, a former middle school teacher who quit at 30 to become a six figure freelancer and digital Nomad instead.

You’re in the right place if you’re ready to learn how freelancing can help you to work from anywhere, make great money, and live a life that you desire. I’m sharing everything I’ve learned to get to where I am today in order to support you on your journey because this lifestyle is simply too good not to share.

Episode:

Today’s episode starts with a little bit of a story and I promise I’ll relate it to freelancing. So just bear with me here. Some months ago I was at a hotel in Dublin, Ireland and this hotel was designed for business travelers, right? It was a kind of an apartment hotel set up like every room was like a mini apartment, so it had a little kitchen in addition to the regular bed, bathroom, because is it designed for people who are coming into town and need to stay for a little while and basically live in their hotel room.

It was a nice hotel, modern, updated, all that was cool. But they had all of these QR codes everywhere and all these little signs talking about how convenient they were. Right. You know, so glad you chose XYZ hotel for your stay. We are committed to convenience.

We are committed to blah, blah, blah, blah. You know, they had all these little signs around and then QR codes where it’s just like, scan this QR code to open WhatsApp and message us to the front desk, or what have you. It was really designed to kind of be like, Hey, we know you’re a busy traveler, we know you’re a business person, we wanna make your stay easier, right? 

We wanna make your life easier. Great messaging. Cool! I don’t really want to talk to anybody. I wanna just scan a QR code and message through WhatsApp. This is on point. However, one evening, I’m getting ready to fly out really early in the morning.

I’ve got some packing to do. I’ve got a little bit of work to finish up, and I’m just like, all right, I’m gonna get a little mini bottle of wine so that once I get my work done. That’s gonna be my reward while I pack. Let me just QR code and order it, right? So I scan the QR code to pull up their room service menu and the first thing I see is that you have to walk downstairs to get it.

And I’m like, what? That’s not convenient. Now, they were a hotel that had like a little cafe area in the lobby. They had food and wine and little things like snacks and stuff, plus a dedicated area to kind of sit and work. So it was definitely set up for convenience. So I thought, but to me it would be very convenient to have food and wine arrive at my door.

So I’m going, this is annoying. All I’ve seen every time I’ve been in and outta this hotel is your signs in the elevator, in the hallways in my room about how convenient you are. I have to go all the way downstairs to the front desk to get wine. That’s annoying. I’m not dressed, I’m trying to pack. I’m like all over the place , you know, you just want the convenience that you’ve been promised.

So I’m scrolling the menu and I’m like, okay, good. They’ve got little mini bottles of wine cuz I don’t want the big one. I’m flying out in the morning, I need to be in bed in a few hours. But the little, you know, the kind you get on an airplane or what have you, and I thought about ordering it through the app, but decided against it because I’m like, why am I gonna go through these extra steps to order through the app when I still have to walk downstairs to get it?

I’ll just walk downstairs and get it. I go downstairs, walk up to the nice lady in the lobby, “hi, I’d like a bottle of wine, the little bottles”. Oh, we don’t have those. My mouth was just like, “you gotta be kidding me. What? You don’t have them, it’s on your room service menu. I don’t understand”. So I asked her just, oh, “it was on the menu”.

“Oh, I’m sorry. I’m afraid we’re out of those right now but we have the big bottle” and I’m like, “I’m flying out in a few hours, I don’t need the big bottle. I just want a little bottle”. So she says, “do you have anything”? I wanted a red.” Do you have white wine by chance? And little bottles?” “No, sorry. No little bottles whatsoever”.

All right, so my options was big bottle of wine or nothing, and I’m not getting trashed, right? I’ve gotta fly out. There’s nothing worse than flying trashed. And I just wanted one glass of wine. So I say, you know what, no worries. Thanks. That’s all right. And she tells me, oh, but you know, this supermarket right down the street, you can go down there and they’ll, they’re still open and look outside, it’s cold, it’s raining.

I’m in flip flops, you know, I’m half dressed, like I’m not dressed to go outside. I don’t have my jacket with me or anything because I just came down from a room to the lobby thinking, I’m just gonna run down there real fast, get a bottle of wine and I’ll be right back up. So yeah, I’m like, no, you know, thank you, I appreciate it, but I’m not really dressed to go out, so no worries. 

I’ll just have water. Healthier for me, but not what I wanted at the moment. But I go back up to my room and I am fuming and I thought about it. I’m like, why am I so angry? There’s plenty of times when I’ve wanted something and it’s not available.

Why is this making me so cranky? And I got back to my room and I saw the stupid QR code on the wall, and I was like, that’s it. That’s why I’m so annoyed. Because here’s the thing, you cannot, under any circumstances, tout to your customer how great you are everywhere and then underdeliver. That is just a huge no.

And that’s how I’m relating this random story about a hotel and wine and me being cranky to freelancing. Never under any circumstances talk yourself up to your client and then underdeliver. They’re gonna be so much crankier than if you had never gone off about how great you are in the beginning.

Because like as I was looking at this QR code on my wall, I was like, okay, if they didn’t offer online ordering, if they didn’t have that QR code there, if they didn’t have this big poster that talked about how convenient they were, and if I hadn’t scanned it and seen that they had a menu online and seen that they had little bottles, I wouldn’t have been so ticked off when I got downstairs and found out they didn’t have what they said they had.

If there was nothing, if there were no posters on the wall, no QR codes, none of this we’re so great, I would’ve just thought, you know what? I’d like some wine while I pack. I’m just gonna go downstairs, I’ll see what they have. Maybe they don’t even have anything. And I’d have gone downstairs and said, Hey, can I get a little mini bottle of wine?

And she just said, oh, sorry, we don’t carry many bottles, just the big ones. And then go, yeah it’s okay. I saw the big ones when I walked in earlier, but I was hoping you had little ones. No worries. I’ll pass. And I’d gone back up to my room, just been like, whatever. But because they had all this signage and stuff hyped around the building that they’re so convenient.

It gave me an expectation and then I got nothing for it. They didn’t have anything that I wanted because I can’t remember, I did ask for something else, I think it was like Coke or something, and they didn’t have that either. So yeah, I just gave up and went back up to my room. But you cannot give off this idea, this, wow, we’re so convenient, we’re so easy, and then you don’t deliver on any of it.

So here’s some tips on freelancing, what you can do with clients to do the opposite. I am a big fan of, you know, not under promising, but just telling my clients kind of this baseline thing and then going ahead and over-delivering for them in a way that they go, oh wow, this is great.

This is awesome. Okay, so some little ways that you can do that. There could be a little freebie extra that you kind of always throw in for clients, but you just don’t mention it in the proposal or the pitch or what have you. So for example, you might say, Hey, you know Tom, yeah, that’s cool. Like I’ll get you over X, Y, Z and have that for you by Friday.

And when you deliver the report, they think they’re just getting a report and what they end up getting is a report from you, but also a Loom video, which I talk about Loom in one of my other podcast episodes. It’s just a tool that I cannot live without. If you haven’t listened to that one, it is just a screen sharing and video recording so you can record what’s on your screen and talk through it as if someone’s just right there with you watching over your shoulder.

So you could send them the report, but then also have a loom video of you talking through the report and highlighting certain sections and giving them a bit more of an explanation about it. So if all they’re expecting is this written report, but then they get the written report plus a video of you going through the report and highlighting some things that feels like over-delivering, like, wow, oh, Mashon sent me this and then she explained a couple things and then she highlighted, oh, on page 12, where it’s a bit tricky to understand.

She’s thrown in some extra detail there. Wow. This is good. Like over-delivering doesn’t have to be these extraordinary things. It’s just doing these little extras that make people feel good, that make people feel like you’ve got their best interest in mind, that you want them to succeed, that you were going a little bit above and beyond.

Some ways that I’ve seen this done are that Loom video report combo that I’ve just talked about, but also things like if I’m working with a graphic designer and I ask them for something like, let’s say I need this client’s logo done in black and whites and color and these other things, and I need it in Photoshop, and that this certain file ending that can then be, you know, manipulated by other people using Photoshop. 

You know, I’ve had people send stuff back and say, here’s the file that you asked for just in case you ever need it in the future, I’ve also thrown in this and this, and they give me the other file types as well. Because there’s like three main ones I think, when you’re working with images.

And that’s great because somewhere down the road I may go, oh crap, you know what? I needed that in SVG. I think it might be that or whatever format, and I didn’t ask for that specifically, but they gave me all three types. Little things that take virtually no time to do, but your client is gonna receive those and go, oh, well that’s awesome, I appreciate that. 

I may not have needed it at the time, but I appreciate it for the future. Deadlines are also a great place to over-deliver. I have gotten in the habit of this since the beginning of my freelancing career because there is nothing more frustrating than someone missing a deadline because usually what happens with freelancers is the missed deadline goes like this.

The deadline is on Friday, the client is expecting on Friday. The freelancer says on Friday that they’re not gonna be able to make it on time, or they may say Thursday, like the day before. It is infuriating, right? It’s absolutely infuriating to get someone who waits till the last minute to tell you that they’re not gonna be able to do the thing they said they would do on time.

I usually never work with people again like this, because if you can’t handle a deadline and if you can’t handle communicating early on about a deadline to a client, it doesn’t spell good things for the future. So what I’ve always gotten in the habit of is buffering my deadlines with clients. If I tell a client, I’ll have that for you by Friday, usually I know that I can complete it by Wednesday and I will probably give it to them Thursday morning.

You don’t want to over-deliver too fast, right? Like if you’re like, Hey, yeah, that’s gonna take me a bit. I’ll have it for you by Friday, and then you show up on Tuesday with it. They’re like, this person doesn’t know how to manage their time very well, or what they say they don’t know what they’re doing.

It kind of skews the other way. Make you look like you have no work going on and aren’t very good at predicting how long things will take. But what I can do is say, yeah, hey Tom, I’ll have that for you by Friday. I personally know that my schedule’s set up so that I can have it done by Wednesday.

And I may send it over Thursday morning or Thursday afternoon saying, Hey, I know this was priority for you. We put a little rush on it and uh, I got this over to you a little early. Hopefully you can take a look about at that with a little more time before we’re heading into your weekend, and clients will appreciate that either Tom won’t get to it till Friday as planned because maybe he blocks some time off on Friday to go through it or maybe he will get to it a little earlier and be like, wow, that was really nice.

I appreciate that. Like, I’m glad they got it over to me early, but you just can’t ever say it’ll be ready Friday and then need extra time without giving them a heads up. And the reason that things like this work is because we all like getting a little bit of a freebie. You go into any shop and they’re like throwing in a little extra for you.

You get free perfume samples or whatever at the mall, or like we just all like getting something for free, right? So if you throw in a little extra freebie for your client, it feels good. And if you turn in something early, hitting a deadline early, it feels good. It feels like the other person has given you some extra time, some extra attention. 

You know, clients want to feel like they’re in good hands, like you care about their work. Like you take pride in showing up and doing good work. They wanna feel like they’re dealing with another business, not some person who’s like frazzled and late and missing things, right?

They wanna feel like you are a business that they can count on, and you’re showing up and doing good work, doing what you said you would do, and even doing it a little bit better. These things are, they’re small, subtle things, but they foster a real sense of trust with the client. They trust that you have their best interest in mind and that you will deliver and that you’ll take care of them.

They genuinely want to feel like you’ll take care of them, and so the little extras can really add up to do that. Going back to the hotel and the QR codes everywhere and those slogans everywhere talking about how convenient they were and everything, you can set your business up like that in a sense of deciding on things that you do and letting clients know about those little things that set you apart from your competition, perhaps.

But the thing is, you have to just make sure that you do them and you do them well. If you say, we have a 100% on-time delivery rate, right? Whatever you’ve delivered to clients. If you say that or we achieve X, Y, Z results, then you better be damn sure that you can do that because again, like for me personally, I finish working with freelancers or any agency as well, anyone I work with on contract basis, like I finish with one of two results.

It’s very black and white for me. There’s either, wow, this person was amazing and I cannot wait to work with them again. Or there’s no room for anything else. If it’s not a wow, a great, I wanna work with this person again, there are millions of freelancers out there. Why would I work with somebody who is just okay?

Or even somebody who is just good. There’s not even room for good because there are great people out there who do what they say they’ll do. They take care of the client from A to Z in this full circle. Just we agreed on what was to be done. They did everything and I didn’t have to lift a finger kind of thing.

There are freelancers who would take care of you that well, so why would you work with someone where you have to do back and forth or they promised something and then make good on it? There’s no room for that for me personally. Other people have, you know, more tolerance for that, but most of the clients that I work with don’t, I don’t.

It’s not about the types of work, anyone can decide, any freelancer can decide. No matter what kind of work that you’re in, that you’re gonna be in that upper echelon freelancers in the sense of providing good service, doing what you say you’ll do and over-delivering and never leaving a client with a bad taste in their mouth because you’ve missed a deadline or provided subpar work or anything like that. 

And that is what allows you to charge more, to earn higher rates, to be successful where your counterparts are not necessarily because for every one of you out there, there are thousands of others, and it’s the difference between why one person makes 5,000 a month, and the other person makes 10,000 a month in the same job doing the same thing.

But one person has decided that they are going to be so valuable to their clients that they’re gonna do such good work, that they’re going to make good, they’re actually going to put QR codes all over the room, hypothetically speaking, and they’re gonna actually deliver on that. Whereas other people will take the opportunity of saying we’re so great at this, we’re so great at that, and then they just let it fall through because clients will come back over and over and over to the people that they feel safe with, to the people that they trust.

Some of the freelancers that I work with, I have been working with for years the same way with my clients. Some of my clients have had me around for years. Because when you find something that works, it’s just easy taking this to a whole different place. For a second, think about shopping. Think about certain brands that you buy because you just know what they’re gonna be, right?

And you can tell if they start to switch, let’s say this certain type of clothing that you wear, you would notice if they started making it differently, if they changed up the fabric, if they switched the style out, like you would notice and you’d go, wait, what? That’s what you’re kind of developing for your client.

You’re becoming a brand that they can depend on. That they can count on, that they go back to because they know that it’s easy. You know, I am tall, a bit tall in some cultures, in other cultures, I’m not tall at all, but I’m five feet, eight inches, and I shop for jeans at certain stores because I know they’ll be long enough.

I don’t even bother wasting my time going into other places. It’s like, okay, if I’m in the States, I buy my jeans here. If I’m in Columbia, I buy my jeans here. If I’m in Ecuador, I buy my jeans there. Like I know these brands carry jeans that will fit and I don’t have to think about it. I just need to go in, find my size.

Yep, they’re good. I got these. And that’s what you’re becoming for the client. You’re becoming that comfortable pair of jeans they know that fits, they know that it works for them. They don’t have to think about it, it’s easy, everything is all good. It’s such a simple thing, right? It’s almost mind-blowingly simple, but that is how you charge higher rates and that is how you can become successful and you don’t have to worry about all the other people that are doing the same thing that you’re doing. 

There’s more than enough work to go around and there’s more than enough need for high quality people, for high quality freelancers. That’s why every day I can wake up and I am not worried when I see more and more people in the market doing what I do, because we all have our own ways of doing it.

And I think it’s better for the world in general if I’m doing what I can, taking care of my clients and I know that I do good work. And the other person that I see that just popped up today, you know, is doing their thing and they’re taking care of their clients and they’re doing good work. And if somebody else pops up tomorrow and they’re not taking care of their clients, not doing good work, I’m not too worried about them, cuz I know that they’re either going to get their shit together and do better and take care of their clients if they wanna stick around for a while or they’ll fade away because someone who’s not going to take care of the client is never going to be a threat to someone who does.

So please, please, please keep this in mind. I’ve said it before in other episodes, and I will say it again. If you do good work, you will never, ever have to worry about clients. You’ll never have to worry about making it in freelancing because doing good work is the foundation of creating a successful freelancing career.

You’ll never have to worry if you just focus on the things that you can control, providing amazing service to your clients. Don’t be like the hotel that promised the world and then couldn’t even give me a bottle of wine. Anyway, I hope this was helpful and if you would like to say hello, get a hold of me at hello@liveworktravel.com.

You can also find me on Instagram at liveworktravelig. Send me a DM anytime, questions, comments, feedback. And if you are interested in starting your own freelance business, I give away new freelance business ideas every week, every Thursday at liveworktravel.com/newsletter. Please come over and sign up for that. New one will be out this week. I will be back next Monday and until then, take care.

 


Introducción:

Personalmente, termino trabajando con autónomos o cualquier agencia también, cualquier persona con la que trabajo por contrato. Igual termino con uno de dos resultados. Es muy blanco y negro para mí. O bien, wow, esta persona fue increíble y no puedo esperar a volver a trabajar con ellos, o, eh, no hay lugar para nada más.

Si no es un wow, un gran, quiero volver a trabajar con esta persona, hay millones de trabajadores independientes por ahí. ¿Por qué iba a trabajar con alguien que simplemente está bien, o incluso con alguien que simplemente es bueno? Ni siquiera hay espacio para el bien porque hay grandes personas que hacen lo que dicen que harán.

Cuidan al cliente de la A a la Z en este círculo completo. Solo nos pusimos de acuerdo en lo que se iba a hacer, ellos hicieron todo y yo no tuve que mover el dedo ni un poco. Bienvenido al podcast de viajes de trabajo en vivo. Soy su anfitrión, Mashon Thomas, un ex maestro de escuela secundaria que renunció a los 30 para convertirse en un trabajador independiente de seis cifras y nómada digital.

Está en el lugar correcto si está listo para aprender cómo el trabajo independiente puede ayudarlo a trabajar desde cualquier lugar, ganar mucho dinero y vivir la vida que desea. Estoy compartiendo todo lo que he aprendido para llegar a donde estoy hoy para apoyarte en tu viaje porque este estilo de vida es simplemente demasiado bueno para no compartirlo.

Episodio:

El episodio de hoy comienza con un poco de historia y prometo que la relacionaré con el trabajo independiente. Así que ten paciencia conmigo aquí. Hace algunos meses estuve en un hotel en Dublín, Irlanda y este hotel fue diseñado para viajeros de negocios, ¿verdad? Era una especie de hotel de apartamentos configurado como si cada habitación fuera como un mini apartamento, por lo que tenía una pequeña cocina además de la cama normal, baño, porque está diseñado para personas que vienen a la ciudad y necesitan quedarse por un rato y básicamente viven en su habitación de hotel.

Era un hotel agradable, moderno, actualizado, todo eso era genial. Pero tenían todos estos códigos QR en todas partes y todos estos pequeños letreros que hablaban de lo convenientes que eran. Bien. Ya sabes, me alegro de que hayas elegido el hotel XYZ para tu estancia. Estamos comprometidos con la comodidad.

Estamos comprometidos con el bla, bla, bla, bla. Ya sabes, tenían todos estos pequeños letreros y luego códigos QR donde es como escanear este código QR para abrir WhatsApp y enviarnos un mensaje a la recepción, o lo que sea. Realmente fue diseñado para ser como, Oye, sabemos que eres un viajero ocupado, sabemos que eres una persona de negocios, queremos hacer que tu estadía sea más fácil, ¿verdad?

Queremos hacerte la vida más fácil. Gran mensajería. ¡Fresco! Realmente no quiero hablar con nadie. Solo quiero escanear un código QR y enviar un mensaje a través de WhatsApp. Esto está en punto. Sin embargo, una noche, me estoy preparando para volar muy temprano en la mañana.

Tengo algo de embalaje que hacer. Tengo un poco de trabajo para terminar, y estoy como, está bien, compraré una pequeña botella de vino para que una vez que termine mi trabajo. Esa será mi recompensa mientras empaco. Déjame solo el código QR y ordenalo, ¿verdad? Así que escaneo el código QR para abrir el menú del servicio de habitaciones y lo primero que veo es que tienes que bajar las escaleras para conseguirlo.

Y yo estoy como, ¿qué? Eso no es conveniente. Ahora, eran un hotel que tenía como una pequeña cafetería en el vestíbulo. Tenían comida y vino y pequeñas cosas como bocadillos y esas cosas, además de un área dedicada para sentarse y trabajar. Así que definitivamente fue configurado por conveniencia. Eso pensé, pero para mí sería muy conveniente que la comida y el vino llegaran a mi puerta.

Así que me voy, esto es molesto. Todo lo que he visto cada vez que he estado dentro y fuera de este hotel son sus letreros en el ascensor, en los pasillos de mi habitación sobre lo conveniente que es. Tengo que bajar hasta la recepción para comprar vino. Eso es molesto. No estoy vestido, estoy tratando de empacar. Estoy como en todas partes, ya sabes, solo quieres la comodidad que te prometieron.

Así que estoy desplazando el menú y estoy como, está bien, bien. Tienen minibotellas de vino porque no quiero la grande. Voy a volar por la mañana, necesito estar en la cama en unas horas. Pero el pequeño, ya sabes, del tipo que obtienes en un avión o lo que sea, y pensé en ordenarlo a través de la aplicación, pero decidí no hacerlo porque pensé, ¿por qué voy a seguir estos pasos adicionales para ordenar? a través de la aplicación cuando todavía tengo que bajar las escaleras para conseguirlo?

Bajaré las escaleras y lo conseguiré. Bajo las escaleras, me acerco a la amable dama en el vestíbulo, “hola, me gustaría una botella de vino, las botellitas”. Ah, esos no los tenemos. Mi boca era como, “tienes que estar bromeando. ¿Qué? No los tienes, está en tu menú de servicio a la habitación. No entiendo”. Así que le pregunté simplemente, oh, “estaba en el menú”.

“Oh lo siento. Me temo que nos hemos quedado sin esos en este momento, pero tenemos la botella grande” y yo digo: “Voy a volar en unas pocas horas, no necesito la botella grande. Sólo quiero una botellita”. Entonces ella dice, “¿tienes algo?” Quería un rojo. ¿Tienes vino blanco por casualidad? ¿Y botellitas? “No lo siento. Nada de botellitas de ningún tipo”.

Muy bien, entonces mis opciones eran una gran botella de vino o nada, y no me van a destrozar, ¿verdad? Tengo que volar. No hay nada peor que volar destrozado. Y solo quería una copa de vino. Así que digo, sabes qué, no te preocupes. Gracias. Eso está bien. Y ella me dice, oh, pero ya sabes, este supermercado justo al final de la calle, puedes ir allí y ellos, todavía están abiertos y miran afuera, hace frío, está lloviendo.

Estoy en chancletas, ya sabes, estoy a medio vestir, como si no estuviera vestida para salir. No tengo mi chaqueta conmigo ni nada porque acabo de bajar de una habitación al vestíbulo pensando, voy a correr allí muy rápido, tomar una botella de vino y vuelvo a subir. Así que sí, estoy como, no, ya sabes, gracias, te lo agradezco, pero en realidad no estoy vestida para salir, así que no te preocupes.

Solo tomaré agua. Más saludable para mí, pero no lo que quería en este momento. Pero vuelvo a subir a mi habitación y estoy echando humo y lo pensé. Estoy como, ¿por qué estoy tan enojado? Hay muchas ocasiones en las que he querido algo y no está disponible.

¿Por qué esto me pone tan malhumorado? Y volví a mi habitación y vi el estúpido código QR en la pared, y dije, eso es todo. Por eso estoy tan molesto. Porque aquí está la cosa, no puede, bajo ninguna circunstancia, promocionar a su cliente lo bueno que es en todas partes y luego entregar menos. Eso es solo un gran no.

Y así es como estoy contando esta historia al azar sobre un hotel y vino y yo estando de mal humor con el trabajo independiente. Nunca, bajo ninguna circunstancia, hable de usted mismo con su cliente y luego entregue menos. Van a estar mucho más malhumorados que si nunca hubieras dicho lo bueno que eres al principio.

Porque mientras miraba este código QR en mi pared, pensé, está bien, si no ofrecieran pedidos en línea, si no tuvieran ese código QR allí, si no tuvieran este gran cartel que Hablé sobre lo convenientes que eran, y si no lo hubiera escaneado y visto que tenían un menú en línea y visto que tenían botellitas, no me habría enfadado tanto cuando bajé y descubrí que no lo tenían. No tengo lo que dijeron que tenían.

Si no hubiera nada, si no hubiera carteles en la pared, ni códigos QR, nada de esto, somos tan geniales, solo habría pensado, ¿sabes qué? Quisiera un poco de vino mientras empaco. Voy a ir abajo, veré lo que tienen. Tal vez ni siquiera tienen nada. Y habría bajado y dicho: Oye, ¿puedo traer una pequeña botella de vino?

Y ella solo dijo, oh, lo siento, no tenemos muchas botellas, solo las grandes. Y luego vete, sí, está bien. Vi los grandes cuando entré antes, pero esperaba que tuvieras pequeños. No hay problema. Voy a pasar. Y volví a subir a mi habitación, solo estaba como, lo que sea. Pero debido a que tenían toda esta señalización y cosas promocionadas alrededor del edificio, son muy convenientes.

Me dio una expectativa y luego no obtuve nada a cambio. No tenían nada de lo que yo quería porque no me acuerdo, sí pedí otra cosa, creo que era como Coca-Cola o algo así, y tampoco tenían eso. Así que sí, me rendí y volví a mi habitación. Pero no puedes emitir esta idea, este, wow, somos tan convenientes, somos tan fáciles, y luego no cumples con nada de eso.

Así que aquí hay algunos consejos sobre el trabajo independiente, lo que puede hacer con los clientes para hacer lo contrario. Soy un gran admirador de, ya sabes, no prometer poco, sino simplemente contarles a mis clientes algo básico y luego seguir adelante y entregarles en exceso de una manera que digan, oh wow, esto es genial.

esto es genial Bien, entonces algunas pequeñas formas en que puedes hacer eso. Podría haber un pequeño obsequio extra que siempre ofreces a los clientes, pero simplemente no lo mencionas en la propuesta o el discurso o lo que sea. Entonces, por ejemplo, podrías decir, Oye, conoces a Tom, sí, eso es genial. Por ejemplo, te ayudaré con X, Y, Z y te lo tendré para el viernes.

Y cuando entregas el informe, piensan que solo están recibiendo un informe y lo que terminan recibiendo es un informe tuyo, pero también un video de Loom, del que hablo sobre Loom en uno de mis otros episodios de podcast. Es solo una herramienta sin la que no puedo vivir. Si no lo ha escuchado, es solo una pantalla compartida y una grabación de video para que pueda grabar lo que está en su pantalla y hablar como si alguien estuviera allí con usted mirando por encima del hombro.

Por lo tanto, podría enviarles el informe, pero también tener un video de telar de usted hablando sobre el informe y resaltando ciertas secciones y dándoles un poco más de explicación al respecto. Entonces, si todo lo que esperan es este informe escrito, pero luego reciben el informe escrito más un video de usted revisando el informe y destacando algunas cosas que se sienten como entregas excesivas, como, wow, oh, Mashon me envió esto y luego explicó un par de cosas y luego resaltó, oh, en la página 12, donde es un poco difícil de entender.

Ella ha agregado algunos detalles adicionales allí. Guau. Esto es bueno. Por ejemplo, entregar en exceso no tiene que ser estas cosas extraordinarias. Es solo hacer estos pequeños extras que hacen que las personas se sientan bien, que las hacen sentir que tienes en mente lo mejor para ellos, que quieres que tengan éxito, que vas un poco más allá.

Algunas formas en las que he visto esto hecho son ese combo de informe de video de Loom del que acabo de hablar, pero también cosas como si estoy trabajando con un diseñador gráfico y les pido algo como, digamos que necesito el de este cliente. logo hecho en blanco y negro y color y estas otras cosas, y lo necesito en Photoshop, y que este cierto archivo final pueda ser, ya sabes, manipulado por otras personas usando Photoshop.

Sabes, algunas personas me devolvieron cosas y me dijeron: aquí está el archivo que pediste en caso de que lo necesites en el futuro. También incluí esto y esto, y me dieron los otros tipos de archivos. también. Porque creo que hay tres principales, cuando trabajas con imágenes.

Y eso es genial porque en algún lugar del camino puedo ir, oh mierda, ¿sabes qué? Necesitaba eso en SVG. Creo que puede ser ese o el formato que sea, y no lo pedí específicamente, pero me dieron los tres tipos. Pequeñas cosas que prácticamente no toman tiempo para hacer, pero su cliente las recibirá y dirá, oh, bueno, eso es increíble, lo aprecio.

Puede que no lo haya necesitado en ese momento, pero lo aprecio para el futuro. Los plazos también son un excelente lugar para entregar en exceso. Me he acostumbrado a esto desde el comienzo de mi carrera como freelance porque no hay nada más frustrante que alguien que no cumple con una fecha límite porque, por lo general, lo que sucede con los trabajadores independientes es que la fecha límite no cumplida es así.

La fecha límite es el viernes, el cliente está esperando el viernes. El freelancer dice el viernes que no va a poder llegar a tiempo, o puede que diga el jueves, como el día anterior. Es indignante, ¿verdad? Es absolutamente exasperante encontrar a alguien que espera hasta el último minuto para decirte que no podrá hacer lo que dijo que haría a tiempo.

Por lo general, nunca vuelvo a trabajar con personas así, porque si no puede manejar una fecha límite y si no puede manejar la comunicación temprana sobre una fecha límite a un cliente, no significa nada bueno para el futuro. Así que lo que siempre he tenido por costumbre es amortiguar mis plazos con los clientes. Si le digo a un cliente, lo tendré para el viernes, generalmente sé que puedo completarlo para el miércoles y probablemente se lo entregue el jueves por la mañana.

No querrás entregar demasiado rápido, ¿verdad? Como si estuvieras como, Oye, sí, eso me va a llevar un poco. Te lo tendré para el viernes y te presentas el martes con él. Son como, esta persona no sabe cómo administrar su tiempo muy bien, o lo que dice, no sabe lo que está haciendo.

Se inclina hacia el otro lado. Haz que parezca que no tienes trabajo y que no eres muy bueno para predecir cuánto tiempo tomarán las cosas. Pero lo que puedo hacer es decir, sí, hola Tom, te lo tendré para el viernes. Personalmente, sé que mi agenda está configurada para que pueda tenerlo listo para el miércoles.

Y puedo enviarlo el jueves por la mañana o el jueves por la tarde diciendo: Oye, sé que esto era una prioridad para ti. Le dimos un poco de prisa y te lo envié un poco antes. Con suerte, podrá echarle un vistazo a eso con un poco más de tiempo antes de que nos dirijamos a su fin de semana, y los clientes apreciarán que Tom no llegue hasta el viernes como estaba planeado porque tal vez bloquee algo de tiempo libre el viernes para revísalo o tal vez lo haga un poco antes y diga, wow, eso fue muy bueno.

Soy consciente de que. Me alegro de que me lo enviaran antes, pero nunca puedes decir que estará listo el viernes y luego necesitarás más tiempo sin avisarles. Y la razón por la que cosas como esta funcionan es porque a todos nos gusta recibir un poco de obsequio. Entras en cualquier tienda y son como tirar un poco más para ti.

Obtienes muestras de perfume gratis o lo que sea en el centro comercial, o simplemente a todos nos gusta recibir algo gratis, ¿verdad? Entonces, si le das un pequeño obsequio adicional a tu cliente, se siente bien. Y si entregas algo temprano, cumpliendo una fecha límite antes, se siente bien. Se siente como si la otra persona te hubiera dado algo de tiempo extra, algo de atención extra.

Ya sabes, los clientes quieren sentir que están en buenas manos, que te preocupas por su trabajo. Como si te enorgullecieras de presentarte y hacer un buen trabajo. Quieren sentir que están tratando con otro negocio, no con una persona que está agotada, retrasada y perdiendo cosas, ¿verdad?

Quieren sentir que eres un negocio con el que pueden contar, y estás apareciendo y haciendo un buen trabajo, haciendo lo que dijiste que harías, e incluso haciéndolo un poco mejor. Estas cosas son cosas pequeñas y sutiles, pero fomentan un verdadero sentido de confianza con el cliente. Confían en que tienes en mente lo mejor para ellos y que cumplirás y cuidarás de ellos.

Ellos realmente quieren sentir que los cuidarás, por lo que los pequeños extras realmente pueden contribuir a lograrlo. Volviendo al hotel y los códigos QR en todas partes y esos eslóganes en todas partes hablando de lo convenientes que eran y todo, puede configurar su negocio de esa manera en el sentido de decidir sobre las cosas que hace y dejar que los clientes sepan sobre esas pequeñas cosas que diferenciarlo de su competencia, tal vez.

Pero la cosa es que solo tienes que asegurarte de que los haces y los haces bien. Si dice, tenemos una tasa de entrega a tiempo del 100%, ¿verdad? Todo lo que has entregado a los clientes. Si dice eso o logramos resultados X, Y, Z, entonces es mejor que esté seguro de que puede hacerlo porque, de nuevo, como para mí personalmente, termino de trabajar con autónomos o cualquier agencia, cualquiera con quien trabajo por contrato. base, como termino con uno de dos resultados.

Es muy blanco y negro para mí. Hay, wow, esta persona fue increíble y no puedo esperar para trabajar con ellos nuevamente. O no hay lugar para nada más. Si no es un wow, un gran, quiero volver a trabajar con esta persona, hay millones de trabajadores independientes por ahí. ¿Por qué iba a trabajar con alguien que simplemente está bien?

O incluso alguien que es simplemente bueno. Ni siquiera hay espacio para el bien porque hay grandes personas que hacen lo que dicen que harán. Cuidan al cliente de la A a la Z en este círculo completo. Sólo nos pusimos de acuerdo en lo que se iba a hacer. Hicieron todo y no tuve que mover un dedo.

Hay freelancers que te cuidarían muy bien, entonces, ¿por qué trabajarías con alguien que tiene que hacer una y otra vez o te prometió algo y luego lo cumplió? No hay espacio para eso para mí personalmente. Otras personas tienen, ya sabes, más tolerancia para eso, pero la mayoría de los clientes con los que trabajo no, yo no.

No se trata de los tipos de trabajo, cualquiera puede decidir, cualquier freelancer puede decidir. No importa en qué tipo de trabajo estés, estarás en ese escalón superior de autónomos en el sentido de brindar un buen servicio, hacer lo que dices que harás y entregar en exceso y nunca dejar a un cliente con una mal sabor de boca porque no cumplió con una fecha límite o proporcionó un trabajo deficiente o algo por el estilo.

Y eso es lo que le permite cobrar más, ganar tasas más altas, tener éxito donde sus contrapartes no lo tienen necesariamente porque por cada uno de ustedes, hay miles de personas más, y es la diferencia entre por qué una persona gana 5000 por mes, y la otra persona gana 10.000 al mes en el mismo trabajo haciendo lo mismo.

Pero una persona ha decidido que va a ser tan valiosa para sus clientes que va a hacer un trabajo tan bueno, que lo va a hacer bien, en realidad va a poner códigos QR por toda la habitación, hipotéticamente. hablando, y realmente van a cumplir con eso. Mientras que otras personas aprovecharán la oportunidad para decir que somos tan buenos en esto, que somos tan buenos en eso, y luego lo dejarán pasar porque los clientes volverán una y otra vez a las personas con las que se sienten seguros. con, a las personas en las que confían.

Algunos de los freelancers con los que trabajo, he estado trabajando durante años de la misma manera con mis clientes. Algunos de mis clientes me han tenido cerca durante años. Porque cuando encuentras algo que funciona, es fácil llevarlo a un lugar completamente diferente. Por un segundo, piensa en ir de compras. Piensa en ciertas marcas que compras porque sabes cuáles serán, ¿verdad?

Y puedes darte cuenta si comienzan a cambiar, digamos este tipo de ropa que usas, te darías cuenta si comenzaran a hacerlo de manera diferente, si cambiaran la tela, si cambiaran el estilo, como lo notarías y irías, espera, ¿qué? Eso es lo que estás desarrollando para tu cliente.

Te estás convirtiendo en una marca en la que pueden confiar. Que puedan contar, que vuelvan porque saben que es fácil. Sabes, soy alto, un poco alto en algunas culturas, en otras culturas, no soy alto en absoluto, pero mido cinco pies, ocho pulgadas, y compro jeans en ciertas tiendas porque sé que ser lo suficientemente largo.

Ni siquiera me molesto en perder el tiempo yendo a otros lugares. Es como, está bien, si estoy en los Estados Unidos, compro mis jeans aquí. Si estoy en Colombia, compro mis jeans aquí. Si estoy en Ecuador, compro mis jeans allí. Sé que estas marcas llevan jeans que me quedan bien y no tengo que pensar en eso. Solo necesito entrar, encontrar mi talla.

Sí, son buenos. Tengo estos. Y eso es en lo que te estás convirtiendo para el cliente. Te estás convirtiendo en ese cómodo par de jeans que saben que les queda bien, saben que les queda bien. No tienen que pensar en eso, es fácil, todo está bien. Es algo tan simple, ¿verdad? Es casi alucinantemente simple, pero así es como cobras tarifas más altas y así es como puedes tener éxito y no tienes que preocuparte por todas las demás personas que están haciendo lo mismo que tú.

Hay trabajo más que suficiente para todos y hay una necesidad más que suficiente de personas de alta calidad, de trabajadores autónomos de alta calidad. Es por eso que todos los días puedo despertar y no me preocupo cuando veo más y más personas en el mercado haciendo lo que hago, porque todos tenemos nuestra propia forma de hacerlo.

Y creo que es mejor para el mundo en general si estoy haciendo lo que puedo, cuidando a mis clientes y sé que hago un buen trabajo. Y la otra persona que veo que acaba de aparecer hoy, ya sabes, está haciendo lo suyo y está cuidando a sus clientes y está haciendo un buen trabajo. Y si alguien más aparece mañana y no está atendiendo a sus clientes, no está haciendo un buen trabajo, no estoy demasiado preocupado por ellos, porque sé que van a arreglar su mierda y hacerlo mejor y cuidar a sus clientes si quieren quedarse por un tiempo o se desvanecerán porque alguien que no va a cuidar al cliente nunca será una amenaza para alguien que lo hace.

Así que por favor, por favor, ten esto en cuenta. Lo he dicho antes en otros episodios, y lo diré de nuevo. Si haces un buen trabajo, nunca tendrás que preocuparte por los clientes. Nunca tendrás que preocuparte por triunfar como freelance porque hacer un buen trabajo es la base para crear una carrera exitosa como freelance.

Nunca tendrá que preocuparse si solo se enfoca en las cosas que puede controlar, brindando un servicio increíble a sus clientes. No seas como el hotel que prometió el mundo y luego no pudo darme ni una botella de vino. De todos modos, espero que esto haya sido útil y si desea saludarme, contácteme en hello@liveworktravel.com.

También puedes encontrarme en Instagram en liveworktravelig. Envíame un DM en cualquier momento, preguntas, comentarios, comentarios. Y si está interesado en comenzar su propio negocio independiente, doy nuevas ideas de negocios independientes todas las semanas, todos los jueves en liveworktravel.com/newsletter. Por favor ven y regístrate para eso. Esta semana saldrá uno nuevo. Volveré el próximo lunes y hasta entonces, cuídate.