Ep 26: Finding rhythm: work and travel as a digital nomad

English Transcript

Transcripción en Español

Please note: The transcripts are created automatically from the podcast and there may be errors in them. We hope that’s not too distracting and you still get value out of the episode. Thank you for reading. 🙏🏻

Introduction:

Weekends in a foreign country are vacation because you get to do amazing things. You know you’re already living there and just sitting by the water, sitting by the Adriatic Sea, having a mimosa on a Saturday. This is real life here in Croatia. Freaking amazing! That’s the difference between life back in Ohio or life back in Florida. I’m already on vacation, I just happen to work from here. 

Welcome to the Live Work Travel podcast. I’m your host, Mashon Thomas, a former middle school teacher who quit at 30 to become a six-figure freelancer and digital nomad instead. You’re in the right place if you’re ready to learn how freelancing can help you to work from anywhere, make great money and live a life that you design.

I’m sharing everything I’ve learned to get to where I am today in order to support you on your journey because this lifestyle is simply too good not to share. 

Episode:

Today, I’m diving a bit more into my story as a person who is location independent or a lot of times the term digital nomad is used. I guess I am a digital nomad, although I don’t really think of myself in that way because I try not to move very often. I need stability, I need to be settled in order to do good work. So I tend to spend at least three months in a place. Often, I will stretch that to five or six months if the country that I’m living in has the ability to renew, extend for a bit longer. Typically on the US passport, I can get into a country for 90 days and then I’ll check out what their rules are in terms of being able to flex that a little longer.

So a lot of times when people meet me, they do ask, they say, well, how do you balance work and moving around all the time? And so that’s my first tip. I don’t move all the time. I would go crazy. And so this journey, of course, like everything else has evolved over time. And before I left the US I did worry about whether I’d be able to handle it all.

Can I balance travel and work? Just, I don’t know. It was foreign to me, no pun intended. So what I did in the beginning was I moved to Vegas first for a year. Vegas was my experiment. Can I move to a new place, start over, make new connections, and deal with my job? And that was a really good idea because what living in Vegas did was allow me to experience the travel, but dedicate a lot of time to my business.

I moved there without knowing anybody, so I didn’t have a big friend group that was taking up a lot of time and energy and it was great because it allowed me to just focus on growing my business and really, really dialing in and getting financially stable. You know, I was socking away money in the bank. I was putting money into my retirement accounts. Just really building up this stable base that would allow me to then go out and travel without worrying about, okay, I have to make X amount this month in order to make ends meet. I already had savings built up. That was huge for my peace of mind. I can’t imagine having to deal with all of the travel stuff and being stressed about money at the same time.

So once I got my financial footing under me, I had all my debt paid off, I was feeling good, I was feeling stable, I then did start to plan. It was halfway through the year. It was in June when I decided, okay, I’m doing this, I’m moving abroad. I talk about this in another episode, but buying the ticket and then those six months of preparing and getting ready to leave and move abroad.

And for me, it started with getting really settled in a new place and finding my stride. I stayed in Medellin for five or six months and it was really important to me to have a home base that I could get my coffee shots from where I work from. I’ve got my desk at home where I work from. So Columbia allowed me to set up a really calm, simple base.

These are my work hours, these are my study hours, because I was enrolled in a Spanish school taking classes. So it allowed me to just really fall into a really base routine pretty consistently, and then have room for fun, right? Weekends off or evenings going out for drinks with friends or hanging out, that sort of thing.

Like there’s plenty to do, but I still had my day-to-day stable, so that would be my first tip. When you are thinking about getting into this work and travel lifestyle, make your Monday through Friday, or if you have a shortened week, your Monday through Thursday. The beauty of this is you can play with your schedule, you can make it whatever you want it to be, but try to make those days pretty chill, pretty consistent, pretty normal. 

And then that frees up the ability to play around with those weekends or those long weekends if you have Mondays and Fridays off too, or whatever. But establishing a base in the beginning is critical, I think, because you have your basic routine down, you understand what the difficulties are, and you can then flex that as needed when travel comes up.

There are a lot of things with living abroad that take up mental energy and it’s different from just living where you’re from. Something as simple as going to the grocery store can be extra exhausting because in the US I always live somewhere where I had to drive to the grocery store. You hop in your car, you pull in the parking lot, you go into this huge store, you get all these things, put it back in the car, come home and you’ve got groceries for, uh, a couple weeks.

It’s different in other countries. Going to the grocery store can be overwhelming when it’s in a foreign language and everything you pick up, you don’t even know what it says on it. Easier in Spanish speaking countries where I could kind of fumble through in the beginning at least, or stuff with a picture on it.

But living in Croatia is just, I can’t even fake my way through the language, right? I have no idea what some products are saying. So those things take more time and they take more mental energy than just running out when you are in a place you’re familiar with. So the balance of things does get to be really important.

The most important thing I could have done, and I’m glad I did, was to settle down, get a routine going, learn how to live in a foreign country. Before I started traveling, for example, when I came here to split Croatia, I was living in Buenos Aires, Argentina. Back in February and I had about six weeks to fill between the time my time ended in Argentina and getting here to split, and so I decided, can’t believe it, looking back now, but I decided that I was gonna fill that time bopping around and visiting some people on my way over.

Right? I’m coming all the way up from Argentina and I went to the Dominican Republic for a week to catch up with a friend who I hadn’t seen in years. Then I went all the way up to the Toronto area in Canada, visited one of my brothers. I spent time with my nieces and nephews. Then I jumped across the pond to England and spent a few weeks there before going to Ireland for a week and then coming back to Split. 

Now, I was exhausted when I arrived in Split, absolutely exhausted. I could not have done that six weeks back when I first started freelancing and traveling and living abroad. It was so important for me to build up a base first financially, and just understanding of what I was doing in terms of my client work, what that would take out of me when I needed to be on for that, how many hours a week I needed to dedicate to that.

It was important to build that first because if I had immediately started trying to travel like that, I would not be successful because it takes a lot out of me as a person. Everyone’s different, there’s some people who can bop around like that, and it works for them. It just does not work for me. I had built my business to a point where I could be flexible.

Dominican Republic, I was hanging out in a house with a whole bunch of other entrepreneurs and business owners. They were working, I was working. In the evening, we had time off for chilling and watching TV and walking on the beach and hanging out and in Toronto, up in Canada, when I’m visiting my brother, I had work, but I also balanced that with time to hang out with my nieces and nephews.

They’re gone during the day at school. That was when I would get my work done, and then I wanted to be around to hang out with them in the evenings, go to hockey games and actually spend time with them. Play card games. When I went to England, I was going back to a place I’d already been before, so I was able to balance between visiting friends and then spending time during the week working Ireland.

I took off of work almost completely because I hadn’t been back to Ireland in years, and this was my first time kind of road tripping around Ireland and seeing Southern Ireland. It was absolutely a hectic time. So arriving to Split, being able to unpack and just take a deep breath and go, wow, okay, I can get routine again and can just decompress a bit, jumping through different time zones and just, I’m an over-estimator.

I always think I’m gonna be fine and then I’m never fine. I will go, oh yeah, yeah, I’ll work at the airport. And then at the airport, I’m just passed out, like ahead on my suitcase. Just like, oh my gosh, I cannot, the biggest part of that for me, Balancing the work and the play is better done in larger waves.

I need to be settled for a time and then I need to play for a time. So what that means is like last summer I lived in England, and I’m gonna be honest, I fucked off last summer. Like I had a lot of fun. I had a lot of fun and I was not working very much. I didn’t have any new clients. Everyone I was working for, I’d been working with for a while.

I put some stuff on autopilot. We kind of reduced scope and a lot of my client’s companies, and we just didn’t have a whole lot of work going on. Instead of going out and looking for more. I just relaxed and had a lot of fun, but I didn’t work a lot. So then once I left England and moved on again, it was time to go into a work cycle, right?

Like I kind of have these play cycles and then work cycles, and for me those vary depending on where I’m living and the time of year. Winter for me usually is a work cycle. Even when I was living in Ecuador and it didn’t get very cold, the winter was more of a rainy season, and that just to me is like stay inside.

I don’t wanna be out a ton. I don’t wanna be doing as much. I would just kind of hunker down and get lots of work done. And this is something that doesn’t only have to apply to travel. You can do this in your life wherever you’re working from in terms of just creating natural ebbs and flows in your work.

If you are someone who has kids, for example, you can base more of what you do in that nine months when school is in and take more time off during the summer. The beauty of this is the ability to set it up based on what works for your life and what you want your schedule to be. I know some people who take the entire summer off. Their clients’ businesses are slow, that’s when their friends have more flexibility to go traveling and they’ll just take the entire summer off and go traveling. They’ll either put their clients with someone else on their team or they just structure everything with their clients so that they get things done in the nine months of the year that they are working, and then they take the summers off.

Another thing is really funny, and I know it seems like this because when you watch anybody’s Instagram stories and everything, right? Like it looks like they’re just always permanently playing. It doesn’t look like any work’s happening. It’s all play. And a lot of people will perpetuate this too. They’ll just be the fun side and not talk about the work at all. Or they’ll just be like, you know, the crazy just, oh, I made a million dollars while sleeping. You know, it’s just like, oh, for God’s sake. No, you didn’t. The thing is, back in one of my jobs, I was really pushing to go remote. I was like, I can work from anywhere.

I come in all day, I sit at my computer, I sit in meetings. None of this requires my presence. I should be able to work from home. I put together a pitch to present to my boss, and I remember my direct boss was kinda like, I don’t get it. Why do you hate coming to the office so much? Why do you wanna work from home?

And I was like, well, because I’m not gonna work from home. I’m gonna work from somewhere else. I’m gonna travel. He was an older guy, just couldn’t really understand. I was like, you know, like work here and then you, you travel on vacation like everybody else. And I was like, the thing is just going for vacation like everyone else.

That’s what like 14 days of the year of travel. I’m living in a foreign country that’s like 104 days of extra vacation. He’s like, what? The weekends, right? Weekends in a foreign country are vacation because you get to do amazing things. You know you’re already living there and just sitting by the water, sitting by the Adriatic Sea, having a mimosa on a Saturday. This is real life here in Croatia. Freaking amazing. That’s the difference between life back in Ohio or life back in Florida. I’m already on vacation, I just happen to work from here. 

Something else that I’ve found really helpful along with my cycles of work, play, work, play kind of these greater overarching 90 day cycles, if you will. Kind of like I’ll have three months of more intense focused work and then three months, you know, kind of play. I’m wrapping up here in Croatia and I’m heading into a work cycle. So the next place that I live, I’m already kind of going into it with that mindset of wanna be a bit more disciplined. I want to be a bit more focused.

I want to get these things done in the next three months. So I’m going to adapt accordingly, you know, structure. I’m gonna be really focused during the week. But in addition to those bigger cycles, I also find that that plays out kind of throughout my week as well. The best way for me to balance work and play is to have things that I wanna get done by the end of the week, not necessarily on a specific day, because I don’t work for anyone else in the sense of having specific deadlines and things.

So I do wanna be able to take advantage of little things like the weather, if it’s a rainy day. I wanna stay in all day and just work hard because I don’t feel like going out in it. Right? I don’t feel like just slogging along getting my shoes all wet. Yeah, it’s just I’ll stay in and work. It’s fine. So then a beautiful sunny day rolls along the beach is gorgeous and I can see it from my window.

I don’t wanna be trapped inside all day working. I will set things, I’ll try to plan my weeks. In a sense of, here’s all the things that I want to accomplish by Friday. I will try to get the most important things done first, of course, and then those middle things I’ll plan ahead looking at the weather and try to figure out which days will be better for what stuff.

But with that being said, I am notoriously bad at sticking to a routine. At sticking to any kind of a schedule, at estimating my energy levels. So I wanna be transparent about that too, in the hopes that anyone listening to this and looking at me and what I’ve accomplished doesn’t feel like you have to be perfect to accomplish this because I can be all over the place in terms of how I feel on any particular given day.

And it is easy to get distracted against all of my best intentions. I’ll get up and be like, I’m gonna have a good day today. I’m gonna work hard today and a friend’s like, Hey, we’re down at the beach. It’s like, oh man, of course I wanna go to the beach. And there are plenty of times when I’m like, yeah, I’m just doing that.

And then, you know, sometimes they end up working late later or sometimes the next day, or catching up on Saturday when it’s raining. These things happen. But the most important thing is finding whatever. Works for you, listening to somebody else’s way, that they live their life, that they set things up, that they go about, their routines, and all that is not necessarily guaranteed to work for you.

So just putting in some experimentation around it, some practice, like try different things. See what sticks. See what doesn’t. I have lots of friends who live this lifestyle as well, and I’ll listen to what they’re doing that’s working for them. I’ll try it for myself. Sometimes it works, sometimes it doesn’t.

We’re all individuals and we’re all kind of wired differently, and we want different things out of our day-to-day life. So accordingly, our day-to-day and our schedules are gonna look different based on what we’re trying to get out of. All right, that’s enough for this episode. Thank you so much for listening.

As always, you can get a hold of me at hello@liveworktravel.com or on Instagram at liveworktravelig . I will be back next week with another episode.

 


Introducción:

Los fines de semana en un país extranjero son vacaciones porque puedes hacer cosas increíbles. Sabes que ya estás viviendo allí y simplemente sentado junto al agua, sentado junto al mar Adriático, tomando una mimosa un sábado. Esta es la vida real aquí en Croacia. ¡Súper alucinante! Esa es la diferencia entre la vida en Ohio o la vida en Florida. Ya estoy de vacaciones, casualmente trabajo desde aquí.

Bienvenido al podcast Live Work Travel. Soy su anfitrión, Mashon Thomas, un ex maestro de escuela secundaria que renunció a los 30 para convertirse en un trabajador independiente y nómada digital de seis cifras. Está en el lugar correcto si está listo para aprender cómo el trabajo independiente puede ayudarlo a trabajar desde cualquier lugar, ganar mucho dinero y vivir la vida que usted diseña.

Estoy compartiendo todo lo que he aprendido para llegar a donde estoy hoy para apoyarte en tu viaje porque este estilo de vida es simplemente demasiado bueno para no compartirlo.

Episodio:

Hoy, me sumerjo un poco más en mi historia como una persona que es independiente de la ubicación o muchas veces se usa el término nómada digital. Supongo que soy un nómada digital, aunque en realidad no me considero así porque trato de no moverme muy a menudo. Necesito estabilidad, necesito estar asentado para poder hacer un buen trabajo. Así que tiendo a pasar al menos tres meses en un lugar. A menudo, extenderé eso a cinco o seis meses si el país en el que vivo tiene la capacidad de renovarse, extenderlo un poco más. Por lo general, en el pasaporte de EE. UU., puedo ingresar a un país durante 90 días y luego verifico cuáles son sus reglas en términos de poder flexionar eso un poco más.

Entonces, muchas veces, cuando la gente me conoce, me preguntan, dicen, bueno, ¿cómo equilibras el trabajo y moverte todo el tiempo? Y ese es mi primer consejo. No me muevo todo el tiempo. me volvería loco Y así, este viaje, por supuesto, como todo lo demás, ha evolucionado con el tiempo. Y antes de irme de los EE. UU. me preocupaba si sería capaz de manejarlo todo.

¿Puedo compaginar viaje y trabajo? Simplemente, no lo sé. Era extraño para mí, sin juego de palabras. Entonces, lo que hice al principio fue mudarme a Las Vegas primero por un año. Vegas fue mi experimento. ¿Puedo mudarme a un nuevo lugar, empezar de nuevo, hacer nuevas conexiones y ocuparme de mi trabajo? Y esa fue una muy buena idea porque lo que hizo vivir en Las Vegas fue permitirme experimentar el viaje, pero dedicar mucho tiempo a mi negocio.

Me mudé allí sin conocer a nadie, por lo que no tenía un gran grupo de amigos que consumía mucho tiempo y energía, y fue genial porque me permitió concentrarme en hacer crecer mi negocio y realmente marcar y conseguir financieramente estable. Sabes, estaba guardando dinero en el banco. Estaba poniendo dinero en mis cuentas de jubilación. Realmente estoy construyendo esta base estable que me permitiría salir y viajar sin preocuparme, está bien, tengo que ganar X cantidad este mes para llegar a fin de mes. Ya tenía ahorros acumulados. Eso fue enorme para mi tranquilidad. No me puedo imaginar tener que lidiar con todas las cosas del viaje y estar estresado por el dinero al mismo tiempo.

Entonces, una vez que tuve mi equilibrio financiero debajo de mí, pagué todas mis deudas, me sentía bien, me sentía estable, entonces comencé a planificar. Era la mitad del año. Fue en junio cuando decidí, está bien, haré esto, me mudaré al extranjero. Hablo de esto en otro episodio, pero comprando el boleto y luego esos seis meses de preparación y arreglos para salir y mudarme al extranjero.

Y para mí, todo comenzó con establecerme realmente en un lugar nuevo y encontrar mi ritmo. Me quedé en Medellín durante cinco o seis meses y era muy importante para mí tener una base en la que pudiera tomar mis tragos de café desde donde trabajo. Tengo mi escritorio en casa desde donde trabajo. Así que Columbia me permitió establecer una base realmente tranquila y sencilla.

Estas son mis horas de trabajo, estas son mis horas de estudio, porque estaba inscrito en una escuela de español tomando clases. Entonces me permitió caer en una rutina realmente básica de manera bastante consistente, y luego tener espacio para divertirme, ¿verdad? Los fines de semana libres o las tardes para salir de copas con los amigos o pasar el rato, ese tipo de cosas.

Como si hubiera mucho que hacer, pero todavía tenía mi establo del día a día, así que ese sería mi primer consejo. Cuando esté pensando en entrar en este estilo de vida de trabajo y viajes, haga su lunes a viernes, o si tiene una semana más corta, su lunes a jueves. La belleza de esto es que puedes jugar con tu horario, puedes hacer lo que quieras, pero trata de hacer que esos días sean bastante relajados, bastante consistentes, bastante normales.

Y luego eso libera la capacidad de jugar con esos fines de semana o esos fines de semana largos si también tiene lunes y viernes libres, o lo que sea. Pero creo que establecer una base al principio es fundamental, porque tiene su rutina básica, comprende cuáles son las dificultades y luego puede flexibilizarla según sea necesario cuando surja el viaje.

Hay muchas cosas de vivir en el extranjero que consumen energía mental y es diferente de simplemente vivir de donde eres. Algo tan simple como ir al supermercado puede ser más agotador porque en los EE. UU. siempre vivo en un lugar donde tengo que conducir para ir al supermercado. Te subes a tu auto, te detienes en el estacionamiento, entras en esta gran tienda, compras todas estas cosas, las vuelves a poner en el auto, vuelves a casa y tienes comestibles para, eh, un par de semanas.

Es diferente en otros países. Ir al supermercado puede ser abrumador cuando está en un idioma extranjero y todo lo que compras, ni siquiera sabes lo que dice. Es más fácil en los países de habla hispana donde al menos al principio podía buscar a tientas, o rellenar con una imagen.

Pero vivir en Croacia es justo, ni siquiera puedo fingir mi camino a través del idioma, ¿verdad? No tengo ni idea de lo que dicen algunos productos. Entonces, esas cosas toman más tiempo y consumen más energía mental que simplemente agotarse cuando estás en un lugar con el que estás familiarizado. Así que el equilibrio de las cosas llega a ser realmente importante.

Lo más importante que pude haber hecho, y me alegro de haberlo hecho, fue establecerme, establecer una rutina, aprender a vivir en un país extranjero. Antes de empezar a viajar, por ejemplo, cuando vine aquí para dividir Croacia, estaba viviendo en Buenos Aires, Argentina. En febrero, tenía alrededor de seis semanas para llenar entre el momento en que terminó mi tiempo en Argentina y llegar aquí para separarme, así que decidí, no puedo creerlo, mirando hacia atrás ahora, pero decidí que iba a llenar ese tiempo. dando vueltas y visitando a algunas personas en mi camino.

¿Bien? Vengo desde Argentina y fui a la República Dominicana por una semana para ponerme al día con un amigo que no había visto en años. Luego fui hasta el área de Toronto en Canadá, visité a uno de mis hermanos. Pasé tiempo con mis sobrinas y sobrinos. Luego salté al otro lado del estanque a Inglaterra y pasé unas semanas allí antes de ir a Irlanda por una semana y luego regresar a Split.

Ahora, estaba exhausto cuando llegué a Split, absolutamente exhausto. No podría haber hecho eso hace seis semanas cuando comencé a trabajar por cuenta propia, viajar y vivir en el extranjero. Era muy importante para mí construir una base primero financieramente, y simplemente comprender lo que estaba haciendo en términos de trabajo con mi cliente, lo que eso me quitaría cuando necesitaba dedicarme a eso, cuántas horas a la semana. Necesitaba dedicarme a eso.

Era importante construir eso primero porque si hubiera comenzado inmediatamente a intentar viajar de esa manera, no tendría éxito porque me exige mucho como persona. Todos somos diferentes, hay algunas personas que pueden moverse así, y les funciona. Simplemente no funciona para mí. Había construido mi negocio hasta un punto en el que podía ser flexible.

República Dominicana, estaba pasando el rato en una casa con un montón de otros empresarios y dueños de negocios. Ellos estaban trabajando, yo estaba trabajando. Por la noche, teníamos tiempo libre para relajarnos y mirar televisión y caminar por la playa y pasar el rato y en Toronto, en Canadá, cuando visitaba a mi hermano, tenía trabajo, pero también lo equilibraba con tiempo para pasar el rato. salir con mis sobrinas y sobrinos.

Se han ido durante el día en la escuela. Ahí era cuando terminaba mi trabajo, y luego quería estar cerca para pasar el rato con ellos por las noches, ir a los juegos de hockey y realmente pasar tiempo con ellos. Juega juegos de cartas. Cuando fui a Inglaterra, regresaba a un lugar en el que ya había estado antes, así que pude equilibrar entre visitar amigos y luego pasar tiempo durante la semana trabajando en Irlanda.

Dejé el trabajo casi por completo porque no había vuelto a Irlanda en años, y esta era la primera vez que viajaba por Irlanda y veía el sur de Irlanda. Fue un momento absolutamente agitado. Entonces, al llegar a Split, poder desempacar y simplemente respirar hondo y decir, wow, está bien, puedo volver a la rutina y puedo relajarme un poco, saltando a través de diferentes zonas horarias y simplemente, soy un sobreestimador.

Siempre pienso que voy a estar bien y nunca estoy bien. Iré, oh sí, sí, trabajaré en el aeropuerto. Y luego, en el aeropuerto, me desmayé, como delante de mi maleta. Al igual que, oh Dios mío, no puedo, la mayor parte de eso para mí, equilibrar el trabajo y el juego se hace mejor en olas más grandes.

Necesito estar asentado por un tiempo y luego necesito jugar por un tiempo. Lo que eso significa es que el verano pasado viví en Inglaterra, y voy a ser honesto, me cagué el verano pasado. Como me divertí mucho. Me divertía mucho y no trabajaba mucho. No tengo nuevos clientes. Todos para los que trabajaba, había estado trabajando durante un tiempo.

Puse algunas cosas en piloto automático. Redujimos el alcance y muchas de las empresas de mis clientes, y simplemente no teníamos mucho trabajo en marcha. En lugar de salir y buscar más. Simplemente me relajé y me divertí mucho, pero no trabajé mucho. Entonces, una vez que dejé Inglaterra y me mudé de nuevo, era hora de entrar en un ciclo de trabajo, ¿verdad?

Como que tengo estos ciclos de juego y luego ciclos de trabajo, y para mí estos varían según el lugar donde vivo y la época del año. El invierno para mí suele ser un ciclo de trabajo. Incluso cuando vivía en Ecuador y no hacía mucho frío, el invierno era más una estación lluviosa, y eso para mí es como quedarme adentro.

No quiero salir mucho. No quiero estar haciendo tanto. Simplemente me agachaba y hacía mucho trabajo. Y esto es algo que no solo tiene que aplicarse a los viajes. Puedes hacer esto en tu vida donde sea que estés trabajando en términos de simplemente crear flujos y reflujos naturales en tu trabajo.

Si eres alguien que tiene hijos, por ejemplo, puedes basar más de lo que haces en esos nueve meses cuando la escuela está en marcha y tomar más tiempo libre durante el verano. La belleza de esto es la capacidad de configurarlo en función de lo que funciona para su vida y lo que desea que sea su horario. Conozco a algunas personas que se toman todo el verano libre. Los negocios de sus clientes son lentos, ahí es cuando sus amigos tienen más flexibilidad para irse de viaje y simplemente se toman todo el verano libre y se van de viaje. Pondrán a sus clientes con alguien más en su equipo o simplemente estructurarán todo con sus clientes para que hagan las cosas en los nueve meses del año en que trabajan, y luego se toman los veranos libres.

Otra cosa es muy divertida, y sé que parece así porque cuando ves las historias de Instagram de alguien y todo, ¿verdad? Parece que siempre están jugando permanentemente. No parece que esté ocurriendo ningún trabajo. Todo es juego. Y mucha gente perpetuará esto también. Solo serán el lado divertido y no hablarán sobre el trabajo en absoluto. O simplemente serán como, ya sabes, los locos simplemente, oh, gané un millón de dólares mientras dormía. Ya sabes, es como, oh, por el amor de Dios. No, no lo hiciste. La cuestión es que, en uno de mis trabajos, realmente estaba presionando para volverme remoto. Yo estaba como, puedo trabajar desde cualquier lugar.

Vengo todo el día, me siento frente a mi computadora, me siento en reuniones. Nada de esto requiere mi presencia. Debería poder trabajar desde casa. Preparé un discurso para presentárselo a mi jefe, y recuerdo que mi jefe directo dijo algo así como, no lo entiendo. ¿Por qué odias tanto venir a la oficina? ¿Por qué quieres trabajar desde casa?

Y yo estaba como, bueno, porque no voy a trabajar desde casa. Voy a trabajar desde otro lugar. voy a viajar Era un tipo mayor, simplemente no podía entender realmente. Yo estaba como, ya sabes, como trabajar aquí y luego tú, viajas de vacaciones como todos los demás. Y yo estaba como, la cosa se va de vacaciones como todos los demás.

Eso es lo que como 14 días del año de viaje. Estoy viviendo en un país extranjero que son como 104 días de vacaciones extra. Él es como, ¿qué? Los fines de semana, ¿verdad? Los fines de semana en un país extranjero son vacaciones porque puedes hacer cosas increíbles. Sabes que ya estás viviendo allí y simplemente sentado junto al agua, sentado junto al mar Adriático, tomando una mimosa un sábado. Esta es la vida real aquí en Croacia. Súper alucinante. Esa es la diferencia entre la vida en Ohio o la vida en Florida. Ya estoy de vacaciones, casualmente trabajo desde aquí.

Algo más que he encontrado realmente útil junto con mis ciclos de trabajo, juego, trabajo, juego como estos ciclos generales más amplios de 90 días, por así decirlo. Algo así como que tendré tres meses de trabajo concentrado más intenso y luego tres meses, ya sabes, tipo de juego. Estoy terminando aquí en Croacia y me estoy dirigiendo a un ciclo de trabajo. Entonces, el próximo lugar en el que vivo, ya estoy entrando con la mentalidad de querer ser un poco más disciplinado. Quiero estar un poco más concentrado.

Quiero hacer estas cosas en los próximos tres meses. Así que me voy a adaptar en consecuencia, ya sabes, la estructura. Estaré muy concentrado durante la semana. Pero además de esos ciclos más grandes, también encuentro que eso se desarrolla a lo largo de mi semana. Para mí, la mejor manera de equilibrar el trabajo y el juego es tener las cosas que quiero hacer para el final de la semana, no necesariamente en un día específico, porque no trabajo para nadie más en el sentido de tener plazos específicos y cosas.

Así que quiero poder aprovechar pequeñas cosas como el clima, si es un día lluvioso. Quiero quedarme todo el día y trabajar duro porque no tengo ganas de salir. ¿Bien? No tengo ganas de andar arduamente mojándome los zapatos. Sí, es solo que me quedaré y trabajaré. Está bien. Entonces, un hermoso día soleado rueda a lo largo de la playa, es hermoso y puedo verlo desde mi ventana.

No quiero estar atrapado adentro todo el día trabajando. Estableceré las cosas, intentaré planificar mis semanas. En cierto sentido, aquí están todas las cosas que quiero lograr para el viernes. Trataré de hacer las cosas más importantes primero, por supuesto, y luego esas cosas intermedias las planificaré con anticipación mirando el clima y tratando de averiguar qué días serán mejores para qué cosas.

Pero dicho esto, soy notoriamente malo para seguir una rutina. En apegarme a cualquier tipo de horario, en estimar mis niveles de energía. Así que quiero ser transparente sobre eso también, con la esperanza de que cualquiera que escuche esto y me mire y lo que he logrado no sienta que tiene que ser perfecto para lograr esto porque puedo estar por todas partes en términos de cómo me siento en un día determinado.

Y es fácil distraerse contra todas mis mejores intenciones. Me levantaré y diré, voy a tener un buen día hoy. Voy a trabajar duro hoy y un amigo dice: Oye, estamos en la playa. Es como, oh hombre, por supuesto que quiero ir a la playa. Y hay muchas veces en las que digo, sí, solo estoy haciendo eso.

Y luego, ya sabes, a veces terminan trabajando hasta más tarde oa veces al día siguiente, o poniéndose al día el sábado cuando llueve. Estas cosas pasan. Pero lo más importante es encontrar lo que sea. Funciona para ti, escuchar el camino de otra persona, que vive su vida, que organiza las cosas, que sigue, sus rutinas y todo eso no necesariamente garantiza que funcione para ti.

Así que solo experimente un poco, algo de práctica, como probar cosas diferentes. A ver qué pega. Mira lo que no. Tengo muchos amigos que también viven este estilo de vida, y escucho lo que están haciendo que les funciona. Lo intentaré por mí mismo. A veces funciona, a veces no.

Todos somos individuos y todos estamos conectados de manera diferente, y queremos cosas diferentes de nuestra vida cotidiana. Entonces, en consecuencia, nuestro día a día y nuestros horarios se verán diferentes en función de lo que estamos tratando de salir. Muy bien, eso es suficiente para este episodio. Muchas gracias por escuchar.

Como siempre, puede comunicarse conmigo en hello@liveworktravel.com o en Instagram en liveworktravelig. Volveré la próxima semana con otro episodio.