Ep 41: We are what we think about

English Transcript

Transcripción en Español

Please note: The transcripts are created automatically from the podcast and there may be errors in them. We hope that’s not too distracting and you still get value out of the episode. Thank you for reading. 🙏🏻

Introduction:

You don’t have to have a plan. You just have to know what you want and things will happen and things will shift and things will come together to bring you what you want. I knew that I wanted to work remotely. I knew that I wanted to have work that I loved and I knew that I wanted to travel the world. I didn’t know how all that would come about. I could have never predicted how it would come about, but it did. So getting clear and specific on what you want and holding that in your mind really does help you move toward it.

Welcome to the live work travel podcast. I’m your host Mashon Thomas, a former middle school teacher who quit at 30 to become a six figure freelancer and digital nomad instead. You’re in the right place If you’re ready to learn how freelancing can help you to work from anywhere, make great money and live a life that you desire.

I’m sharing everything I’ve learned to get to where I am today in order to support you on your journey, because this lifestyle is simply too good not to share.

Episode

Today’s episode is a bit more about mindset than freelancing. It’s about the power of our thinking in shaping our lives. And this is something that is just really close to my heart because I’ve seen this work out in my life time and time again. And I can say that I am where I am today because of this and because just really learning this really practicing it sometimes getting knocked down and struggling with it but then getting back up and carrying on with it and some people may know this as like the law of attraction.

Some people may know this from Napoleon Hill’s book from many years ago called Think and Grow Rich. Basically, if you’re new to the concept, it’s just that idea of we become what we think about. And this applies to all areas of life, which is why I say that this is not just a freelancing episode. It is about your life in general. And I do talk, as you know, sometimes in this podcast about designing a life, not just existing. Both in the capacity of your work but then also every other aspect of your life.

And so the power of thought for me has been really, really important. I read Napoleon Hill’s think and grow rich. Oh my gosh, many years ago. I was probably way too young to even understand it the first time. I think it was in my early teens and I didn’t really get it. It’s got some weird stuff in it. He’s an interesting guy but the concept of that, wow, you can think and become what you think about, Interesting. Way too early for my young mind, but it is true. And it’s funny to me because it sounds so easy. You would think, well, why isn’t everyone doing it?

But it’s so hard in practice and I don’t know about you, but I struggle with this all the time. All I have to do is like, think about what I want and where I want to go and the things I want to have and accomplish and be and do and it can be absolutely exhausting because as we know our minds typically don’t head off in that track they’re not just jumping up and down ready to be our best friend our biggest cheerleader cheering us on, no they’re designed to keep us safe so they’re telling us why we can’t why we’re gonna fail why everyone’s gonna hate us why we’re gonna look stupid all of those things and so it really is this difficult difficult task to wrangle your mind into doing what you want it to do.

It’s very hard. If anyone’s ever tried meditating, right? It’s about damn near impossible for me. I am not good at it, which I did though. I heard someone once say, I think in a podcast that that’s the whole point. We think that we’re supposed to be good at it, that we’re supposed to get, no, it’s basically just practice every day, sitting down and wrangling your mind to go where you’re allowing it to go versus letting it run all over and do its own thing. That is the thing. You’re just showing up every day and practicing the muscle of your mind just like you would an actual muscle in your body.

And if you think about that, it makes sense. Because if you go to the gym, if you work out, you’re never going to be done. You’re never going to arrive someday and just be there, right? You have to keep going. It’s a sustained practice. You may go to the gym one day and be like, yeah, I look amazing. Like I look top just a hundred percent. Like, I could not look any better, boom. Well, you still have to keep going, otherwise you won’t.

It’s not like you can just get to a place and then you stay there forever. You have to keep going otherwise you’ll just start to slide back down and get back to where you were before. So with meditation and thinking about controlling your thoughts and focusing them on where you want. It’s the same thing. It’s not like you just wake up one day and you’re just a master of it and you’re just killing it forever. At least most of us will never make it there. I know there are like deep meditators that have done this for years and they’ve achieved mind states that most of us will never get to without drugs, but they have a level that just most of us won’t won’t achieve.

So for the rest of us, it’s a practice. It’s a daily practice of showing up. And the same thing applies with this thinking about what you want to happen in life. And I know that it is possible. It’s happened to me several times in my life. Sometimes in more general states like, I know that I want to live abroad and travel the world or sometimes with very specific things. Like I want this to happen and then that thing happens.

And I’ll look back at my mind and go, wow, powerful, scary. Why don’t I use this all the time? And that’s the thing. It’s so easy not to use it. I don’t have a very good practice of setting aside dedicated time to focus on, to visualize, to believe and think about what I want in the future. That’s something I got away from. It’s something I’m getting back into now, but it is just so incredibly powerful because it really will take you to the most amazing places.

One of the biggest for me has been the journey to where I am now when I first thought about leaving teaching, leaving my partner, leaving our life together, all of that. It was just I had this feeling that my life was not right, that I wasn’t on track and I wanted to be doing something else. And I set my mind to working remotely with the goal of living abroad. Like I’ve always wanted to do that ever since I was in university, I studied abroad in Spain. I want to travel the world, I want to live in other countries, not just travel to other countries. I want to live in other countries, that was the thing that I held in my mind until it happened.

I just knew I wanted to be able to work remotely. I want to travel the world. That was it, that’s what I thought about and it came true. I held that in my mind. It was just a part of me. It was like running around through my blood cells in my body, right? Like it was just a part of me for so long. And people say that, they’re like, all I thought about, all I did, I ate, drank, slept, breathed, you know, whatever. It wasn’t that extreme. It was not like it was consciously on my mind all the time, but it was just a thing that I had set for myself. Like, I’m going to do this. And I never wavered from that, I never lost the faith. It was just like, I’m gonna do this, It’s gonna be a thing.

So yeah, and in everything in my life through several years and through long drawn out things and opportunity here, dropped opportunity there, missed things there, this didn’t work out the way I thought it would. Eventually it all led me to that balcony in Medellin, Colombia, the first place that I moved to. I Had my cat with me at the time, she was like 13 years old when we left the U.S, she’s there and I’m on the 9th floor of this balcony looking out over these high rise apartments in Medellin, having a cup of coffee in the morning and going, holy fucking shit. I did it. I did it. I moved abroad, I live abroad. It’s incredible. I mean, and then I plunged into a bit of a depression because I didn’t have a next goal lined up. So always line your goals people. Stack your goals back to back. But for a month, I think I was pretty in awe, just living this like crazy, like I cannot believe I did it.

So it was very powerful for me because it was like, I know that my thoughts have led me to this thing. I know that this is something that has always been in the back of my mind, sometimes more forefront, but everything I’m working toward and now I have completed it. The trouble that I’ve had ever since then is creating goals that match up to that level of intensity. That was something that I’d wanted for so long. I think in part since I was a kid, some way deep down. I’d wanted that for so long that to finally achieve it then left me floundering a bit to be honest, for the last few years.

I’ve got this great job that I love. I work for myself, I run a business, I do work that I love. I have amazing clients that I love and I’m now living abroad. But I don’t have any new goals, I don’t have any new passion. I don’t have any new things to think about to follow. And it left me stuck for a while. Kind of until I got into building this business, this half where I actually try to help others follow in my footsteps.

The client work that I do is amazing and I love my clients, but there’s a special place in my heart for other people who were like me, who were broke, unhappy, in debt, just in a life I didn’t recognize. And at 30 years old thinking, shit, I’m too old to start over. This is ridiculous. Like, no one I know has done this. Why can’t I just be normal? Everyone else is just kind of coasting along in their lives. And I just seem like I’m the wreck that can’t get it together and tow the line and fit into the norm. And now I’m so glad I didn’t fit into the norm.

I realize and I’ve started to love that about myself. I will never be normal. It’s totally fine. But it was a struggle at that time. And now I have found this new path and I love it. What I’m trying to get out here is just the power of thinking about what you want in the future and going after it. You don’t have to have a plan. You just have to know what you want and things will happen and things will shift and things will come together to bring you what you want.

I knew that I wanted to work remotely. I knew that I wanted to have work that I loved, and I knew that I wanted to travel the world. I didn’t know how all that would come about. I could have never predicted how it would come about, but it did. So getting clear and specific on what you want and holding that in your mind really does help you move toward it.

And if you think about it, it makes sense, right? Car’s a great example. You buy a car and you feel like you’ve never seen that make or model before. And now it’s all you see. It’s all you recognize because you’re paying attention to it. You see how many other ones there are out there, just like that. The same thing kind of happens with our minds if you create a goal, like you have a thing that you want, you’re going to start to notice all of these other things that get you to where you’re going. You’re going to start to notice all these other things that are related to that, that sort of get you headed in that direction. It’ll seem like little coincidences are happening, but they’re not coincidences. It’s just that you’re putting attention on them now in a way that you never would have before.

Certain people, you’ll meet people that before you would have just been like, yeah, I don’t know, like you’ve just brushed them off or not thought about them. But now you’d be like, Oh really? You do that? That’s interesting. I was just thinking about that. And then maybe that person gives you more information that’s helpful to where you want to be, or they introduce you to someone else who can. It’s just all of these things start to come together when you create the space to allow them to flourish.

The thing is, these thoughts work both ways. They work for the positive and they work for the negative. So if we’re constantly thinking about negative things, we’re getting negative results. whereas if we’re constantly thinking about positive things, we’re getting more positive results.

The thing is that’s really tricky and I think some people overdo it because we’re all still human. We’re all still going to have the down days. We’re going to have the negative days and those are fine. It’s just a matter of catching them when they happen like, okay, have a bad day, wallow for a bit, but then get back to a place where you are generally back on the positive track. It doesn’t have to be, oh my gosh, I am positive 100% of the time. I’m definitely not like that. And I was not like that on my journey to getting where I wanted to be. It was just that I had a general feeling of mostly being positive. I would let myself get down. I would lack belief some days, but then I’d get back on the, okay, I’ve wallowed and I’ve been annoyed and I’ve been down, but I do know it’s going to work out.

And that’s another thing, just having a general idea, a general constant attitude that things are going to work out. It’s so incredible what a difference that can make. And there’s one of two attitudes that you can pick. Things are mostly shitty for me or things generally work out for me. Like which one would you choose? Like even if things are pretty shitty for you, it may be because you have a shitty attitude and like picking the other one just helps you to focus on things that are generally more positive.

I have this thing that I do where I just believe, this is a core belief of mine, that things generally go my way. That’s a very general statement, but it’s something I’ve believed for years. They work out for me. And what happens is, having that belief, I will notice things that go my way, even if they’re little things. A delivery guy will be coming to drop off a package right as I’m getting home. A package that, you know, you had to sign for, and you would have had to come back another day or whatever, I’d go pick it up. I’m arriving home, the delivery guy’s arriving home, same time, small thing, but it’s just like, oh, hi, signed for the package, yeah, have a nice day. And I go in the house and I have this smile and this feeling of like, yeah, look at that, that worked out.

Things generally go my way or I’ll have a thing like I’ll be walking down the stairs and I’ll almost miss a step right and stumble for a second like oh shit and then I’m like whew wow I did not just fall down the stairs that’s amazing like things generally go my way that’s great I could have ended up with a broken bone like if I’d slipped and fallen all the way down the stairs but I didn’t that’s amazing, that’s good.

And so as I carry that attitude through life, things generally go my way. Sometimes big things, sometimes little things, lots more little things. But I noticed that if I have that attitude that I will notice one or two things every day that go my way and it’s great. And it’s hard because when I have a down day again, which I do, and I start to just get grumbly and like, ah, God, everything is shit, and everyone is shit, the weather is shit, people are shit, life is shit. I just get in this grumbly, complainy, yeah, everything is shit, it really is, like I stub my toe, and I spill something on my clothes, and light bulb goes out, just all these little things happen, because my mind is focused on how shit everything is, so shit is happening.

So we have those days, but it’s important to correct them and bring them back to a place of positivity and not just positivity in the sense of like la la la la la everything is great, but rather I find it easier to focus on little positive things that happen all the time and just notice them. Because it allows for more things to happen, more things to happen, more things happen. It just generates the cycle.

So in terms of your life, the life that you want for yourself, so many times, and again, guys, I’m just, Oh, I’m so guilty of this. I am telling you my mistakes, right? We’re so guilty of this, but like we tend to focus on not being able to see how a thing is going to happen, so we just discount it. Like we could say, Oh, okay, I want a million dollars, but I don’t see how that’s going to happen. So it’s impossible when in reality, a lot of this design your life stuff is not figuring out how, it’s just getting clear on what. What do you want? The rest will sort itself out. And it’s not to say that you don’t have to lift a finger, that you don’t have to do anything, but getting clear on what you want. So clear that you know exactly what you want. Life will start to move things and people and things into place.

Like you’re listening to this podcast now, I have no idea how you found it. If you found me on Instagram, if you found me on LinkedIn, if a friend sent this to you, I have no idea how, but somehow this came into your life. Because there’s something in you that is thinking about either designing a different life for yourself, getting into freelancing, earning more money, something around these topics. Something in you decided that there was something that you wanted more and somehow this podcast came into your life. That is how things happen when you think about the future that you want to create and focus on it. Other things get brought in as needed, as supposed to. And it’s so fun to watch. It’s so fun to feel.

I encourage you to even do this at a small scale. If you’re not ready for a big thing yet, just try to focus on something smaller that you want to make happen maybe in the next month or so, because it’s so fun to see. It’s almost like a jigsaw or something. Like you just see the pieces starting to fit into place and it’s magical. It’s just amazing.

I’m actually hyping myself up on this episode. I’m going to get off of here and I’m going to go set some intentions, some goals and things that I want to work toward and really get clear and focus on them because I want to feel that magic again. I want to feel that magic of just everything coming together in a way you get the feeling of you’re just like, all right, hands off. I’m going to let life do its thing. I’m just going to be over here because it is just moving and it’s moving everything in my direction. It’s moving everything for the positive. It’s such an amazingly good feeling.

So whether you want to build more confidence, you can focus on that and just watch things, experiences happen that encourage you and help lift you up to create more confidence in yourself. Whether it’s more money that you want to earn, more clients that you want to bring into your freelancing business, the courage to approach that first client, wherever you are on your journey. Just starting to set some of these intentions and focus your mind on whenever it jumps up because it always will, always will. That’s its job. But once you realize it’s the mind’s job to be negative and sort of keep you safe, what it thinks of as safe, you can sort of just not be so intimidated by it. You’re just like, yeah, yeah, of course you’d say that because you want me to stay exactly the same. But hey, I’m going to be over here growing.

So thanks, but no thanks. And once you can start to play around with that and not take it so seriously and force your mind to think more on the positive, it changes everything. It becomes an amazing tool for you, your mind, instead of this hindrance and this thing that just holds you back.

Now, there are so many people who talk about this way better than I possibly can. I will include some links in the show notes. Jim Rohn, I’ve talked about before on the podcast. He’s just an amazing, amazing speaker. speaker and so much of his stuff has helped me so much over the years. Earl Nightingale, Earl Schoaf, all of those are great, great names. And again, yeah, I’ll just link some of those in the show notes description.

You’ll also find the link to my freelancing course, the escape hatch. You can get that at liveworktravel.com/escape. You can reach out to me at any time with any thoughts on Instagram @liveworktravelig or via email at hello@liveworktravel.com.

And as always, until we get to episode 100, I will be back next Monday with another episode. Until then, take care of yourselves.

See you next week.


Introducción:

No tienes que tener un plan. Solo tienes que saber lo que quieres y las cosas sucederán y las cosas cambiarán y las cosas se juntarán para traerte lo que quieres. Sabía que quería trabajar de forma remota. Sabía que quería tener un trabajo que me encantara y sabía que quería viajar por el mundo. No sabía cómo sucedería todo eso. Nunca podría haber predicho cómo sucedería, pero sucedió. Así que ser claro y específico sobre lo que quieres y mantenerlo en tu mente realmente te ayuda a avanzar hacia ello.

Bienvenido al podcast de viajes de trabajo en vivo. Soy su anfitrión Mashon Thomas, un ex maestro de escuela secundaria que renunció a los 30 para convertirse en un trabajador independiente de seis cifras y nómada digital. Estás en el lugar correcto Si estás listo para aprender cómo el trabajo independiente puede ayudarte a trabajar desde cualquier lugar, ganar mucho dinero y vivir la vida que deseas.

Estoy compartiendo todo lo que he aprendido para llegar a donde estoy hoy para apoyarte en tu viaje, porque este estilo de vida es simplemente demasiado bueno para no compartirlo.

Episodio:

El episodio de hoy es un poco más sobre mentalidad que trabajo independiente. Se trata del poder de nuestro pensamiento para dar forma a nuestras vidas. Y esto es algo que está muy cerca de mi corazón porque lo he visto funcionar en mi vida una y otra vez. Y puedo decir que estoy donde estoy hoy debido a esto y porque realmente aprendí esto, realmente lo practiqué, a veces me derribaron y luché con eso, pero luego me levanté y continué con eso, y algunas personas pueden saber esto como el ley de la atracción.

Algunas personas pueden saber esto por el libro de Napoleón Hill de hace muchos años llamado Piense y hágase rico. Básicamente, si eres nuevo en el concepto, es solo esa idea de que nos convertimos en lo que pensamos. Y esto se aplica a todas las áreas de la vida, por eso digo que este no es solo un episodio de trabajo independiente. Se trata de tu vida en general. Y sí hablo, como saben, a veces en este podcast sobre diseñar una vida, no solo existir. Tanto en la capacidad de su trabajo como en cualquier otro aspecto de su vida.

Entonces, el poder del pensamiento para mí ha sido muy, muy importante. Leí Piense y hágase rico de Napoleón Hill. Dios mío, hace muchos años. Probablemente era demasiado joven para entenderlo la primera vez. Creo que fue en mi adolescencia y realmente no lo entendí. Tiene algunas cosas raras dentro. Es un tipo interesante, pero el concepto de eso, wow, puedes pensar y convertirte en lo que piensas, Interesante. Demasiado pronto para mi mente joven, pero es verdad. Y es divertido para mí porque suena tan fácil. Pensarías, bueno, ¿por qué no todos lo hacen?

Pero es tan difícil en la práctica y no sé ustedes, pero lucho con esto todo el tiempo. Todo lo que tengo que hacer es pensar en lo que quiero y adónde quiero ir y las cosas que quiero tener y lograr y ser y hacer, y puede ser absolutamente agotador porque, como sabemos, nuestras mentes normalmente no se distraen. en esa pista, no solo están saltando arriba y abajo listos para ser nuestro mejor amigo, nuestra mayor animadora, animándonos, no, están diseñados para mantenernos a salvo, así que nos dicen por qué no podemos, por qué vamos a hacerlo. fallar por qué todos nos van a odiar por qué vamos a parecer estúpidos todas esas cosas y entonces realmente es una tarea difícil y difícil disuadir a tu mente para que haga lo que quieres que haga.

Es muy duro. Si alguien ha intentado alguna vez meditar, ¿verdad? Es casi casi imposible para mí. No soy bueno en eso, aunque lo hice. Una vez escuché a alguien decir, creo que en un podcast, ese es el punto. Creemos que se supone que debemos ser buenos en eso, que se supone que debemos obtener, no, es básicamente practicar todos los días, sentarse y discutir tu mente para ir a donde le permites ir en lugar de dejarlo correr. todo y hacer lo suyo. Esa es la cosa. Solo apareces todos los días y practicas el músculo de tu mente como lo harías con un músculo real de tu cuerpo.

Y si piensas en eso, tiene sentido. Porque si vas al gimnasio, si haces ejercicio, nunca terminarás. Nunca vas a llegar algún día y simplemente estar allí, ¿verdad? Tienes que seguir adelante. Es una práctica sostenida. Puedes ir al gimnasio un día y decir, sí, me veo increíble. Como si me viera superior al cien por cien. Como, no podría lucir mejor, boom. Bueno, todavía tienes que seguir adelante, de lo contrario no lo harás.

No es como si pudieras llegar a un lugar y luego quedarte allí para siempre. Tienes que seguir adelante, de lo contrario, comenzarás a deslizarte hacia abajo y volverás a donde estabas antes. Así que con la meditación y pensando en controlar tus pensamientos y enfocarlos donde quieras. Es lo mismo. No es como si te despertaras un día y fueras un maestro y lo estuvieras matando para siempre. Al menos la mayoría de nosotros nunca llegaremos allí. Sé que hay meditadores profundos que han hecho esto durante años y han logrado estados mentales que la mayoría de nosotros nunca lograremos sin las drogas, pero tienen un nivel que la mayoría de nosotros no alcanzará.

Así que para el resto de nosotros, es una práctica. Es una práctica diaria de presentarse. Y lo mismo se aplica con este pensamiento sobre lo que quieres que suceda en la vida. Y sé que es posible. Me ha pasado varias veces en mi vida. A veces en estados más generales como, sé que quiero vivir en el extranjero y viajar por el mundo oa veces con cosas muy específicas. Como si quisiera que esto sucediera y luego aquello sucediera.

Y miraré hacia atrás en mi mente y diré, guau, poderoso, aterrador. ¿Por qué no uso esto todo el tiempo? Y esa es la cosa. Es tan fácil no usarlo. No tengo una muy buena práctica de reservar tiempo dedicado para enfocarme, visualizar, creer y pensar en lo que quiero en el futuro. Eso es algo de lo que me escapé. Es algo en lo que estoy volviendo ahora, pero es tan increíblemente poderoso porque realmente te llevará a los lugares más asombrosos.

Uno de los más grandes para mí ha sido el viaje hasta donde estoy ahora cuando pensé por primera vez en dejar la enseñanza, dejar a mi pareja, dejar nuestra vida en común, todo eso. Simplemente tenía la sensación de que mi vida no estaba bien, que no iba por buen camino y que quería hacer otra cosa. Y me propuse trabajar de forma remota con el objetivo de vivir en el extranjero. Como siempre quise hacer eso, desde que estaba en la universidad, estudié en el extranjero en España. Quiero viajar por el mundo, quiero vivir en otros países, no solo viajar a otros países. Quiero vivir en otros países, eso era lo que tenía en mente hasta que sucedió.

Simplemente sabía que quería poder trabajar de forma remota. Quiero viajar por el mundo. Eso fue todo, eso es lo que pensé y se hizo realidad. Tenía eso en mi mente. Era solo una parte de mí. Era como correr a través de mis células sanguíneas en mi cuerpo, ¿verdad? Como si fuera sólo una parte de mí durante tanto tiempo. Y la gente dice eso, son como, todo lo que pensé, todo lo que hice, comí, bebí, dormí, respiré, ya sabes, lo que sea. No fue tan extremo. No era como si estuviera conscientemente en mi mente todo el tiempo, pero era solo algo que me había fijado. Como, voy a hacer esto. Y nunca dudé de eso, nunca perdí la fe. Fue como, voy a hacer esto, va a ser una cosa.

Así que sí, y en todo en mi vida durante varios años y a través de cosas y oportunidades prolongadas aquí, oportunidades perdidas allí, cosas perdidas allí, esto no funcionó de la manera que pensé que lo haría. Eventualmente todo me llevó a ese balcón en Medellín, Colombia, el primer lugar al que me mudé. Tenía a mi gata conmigo en ese momento, tenía como 13 años cuando salimos de los EE. UU., ella está allí y yo estoy en el noveno piso de este balcón con vista a estos apartamentos de gran altura en Medellín, tomando una taza de café. en la mañana y va, mierda santa. Lo hice. Lo hice. Me mudé al extranjero, vivo en el extranjero. Es increíble. Quiero decir, y luego me sumergí un poco en una depresión porque no tenía un próximo objetivo en fila. Así que siempre alinea tus metas gente. Apila tus objetivos espalda con espalda. Pero durante un mes, creo que estaba bastante asombrado, viviendo esto como un loco, como si no pudiera creer que lo hice.

Entonces fue muy poderoso para mí porque fue como, sé que mis pensamientos me han llevado a esto. Sé que esto es algo que siempre ha estado en el fondo de mi mente, a veces más al frente, pero todo lo que estoy trabajando y ahora lo he completado. El problema que he tenido desde entonces es crear goles que coincidan con ese nivel de intensidad. Eso era algo que había querido durante tanto tiempo. Creo que en parte desde que era un niño, de alguna manera en el fondo. Había querido eso durante tanto tiempo que finalmente lograrlo me dejó tambaleándome un poco para ser honesto, durante los últimos años.

Tengo este gran trabajo que amo. Trabajo para mí mismo, dirijo un negocio, hago el trabajo que amo. Tengo clientes increíbles a los que amo y ahora vivo en el extranjero. Pero no tengo nuevas metas, no tengo ninguna nueva pasión. No tengo nada nuevo en lo que pensar para seguir. Y me dejó atascado por un tiempo. Más o menos hasta que me metí en la construcción de este negocio, esta mitad en la que realmente trato de ayudar a otros a seguir mis pasos.

El trabajo con el cliente que hago es increíble y amo a mis clientes, pero hay un lugar especial en mi corazón para otras personas que eran como yo, que estaban arruinadas, infelices, endeudadas, simplemente en una vida que no reconocí. Y a los 30 años pensando, mierda, estoy demasiado viejo para empezar de nuevo. Esto es ridículo. Como, nadie que yo conozca ha hecho esto. ¿Por qué no puedo ser normal? Todos los demás simplemente están pasando el rato en sus vidas. Y parece que soy el desastre que no puede arreglarse y remolcar la línea y encajar en la norma. Y ahora estoy tan contenta de no encajar en la norma.

Me doy cuenta y he empezado a amar eso de mí. Nunca seré normal. Está totalmente bien. Pero fue una lucha en ese momento. Y ahora he encontrado este nuevo camino y me encanta. Lo que estoy tratando de transmitir aquí es solo el poder de pensar en lo que quieres en el futuro y perseguirlo. No tienes que tener un plan. Solo tienes que saber lo que quieres y las cosas sucederán y las cosas cambiarán y las cosas se juntarán para traerte lo que quieres.

Sabía que quería trabajar de forma remota. Sabía que quería tener un trabajo que me encantara y sabía que quería viajar por el mundo. No sabía cómo sucedería todo eso. Nunca podría haber predicho cómo sucedería, pero sucedió. Así que ser claro y específico sobre lo que quieres y mantenerlo en tu mente realmente te ayuda a avanzar hacia ello.

Y si lo piensas, tiene sentido, ¿verdad? El coche es un gran ejemplo. Compras un auto y sientes que nunca antes habías visto esa marca o modelo. Y ahora es todo lo que ves. Es todo lo que reconoces porque le estás prestando atención. Ya ves cuántos otros hay por ahí, así. Lo mismo sucede con nuestras mentes si creas una meta, como si tuvieras algo que deseas, vas a comenzar a notar todas estas otras cosas que te llevan a donde vas. Vas a empezar a notar todas estas otras cosas que están relacionadas con eso, que te encaminan en esa dirección. Parecerá que están sucediendo pequeñas coincidencias, pero no son coincidencias. Es solo que ahora estás poniendo atención en ellos de una manera que nunca antes lo habrías hecho.

Ciertas personas, conocerás a personas que antes habrían sido como, sí, no sé, como si simplemente las hubieras ignorado o no hubieras pensado en ellas. Pero ahora dirías, ¿en serio? ¿Haces eso? Es interesante. Estaba pensando en eso. Y luego, tal vez esa persona te brinde más información que sea útil para saber dónde quieres estar, o te presente a alguien más que pueda hacerlo. Es solo que todas estas cosas comienzan a juntarse cuando creas el espacio para permitirles florecer.

La cuestión es que estos pensamientos funcionan en ambos sentidos. Trabajan para lo positivo y trabajan para lo negativo. Entonces, si estamos constantemente pensando en cosas negativas, estamos obteniendo resultados negativos. mientras que si estamos pensando constantemente en cosas positivas, estamos obteniendo resultados más positivos.

La cuestión es que es realmente complicado y creo que algunas personas se exceden porque todos seguimos siendo humanos. Todos vamos a tener los días malos. Vamos a tener los días negativos y esos están bien. Es solo una cuestión de atraparlos cuando suceden, bueno, tener un mal día, revolcarse un poco, pero luego volver a un lugar donde generalmente está de vuelta en el camino positivo. No tiene que ser, oh Dios mío, soy positivo el 100% del tiempo. Definitivamente no soy así. Y yo no fui así en mi viaje para llegar a donde quería estar. Era solo que tenía un sentimiento general de ser mayormente positivo. Me dejaría bajar. Algunos días me faltaba fe, pero luego volvía a decir, está bien, me he revolcado y me he enfadado y he estado deprimido, pero sé que va a funcionar.

Y eso es otra cosa, simplemente tener una idea general, una actitud general constante de que las cosas van a funcionar. Es tan increíble la diferencia que eso puede hacer. Y hay una de dos actitudes que puedes escoger. Las cosas son en su mayoría una mierda para mí o las cosas generalmente funcionan para mí. ¿Como cuál elegirías? Incluso si las cosas son bastante malas para ti, puede ser porque tienes una actitud de mierda y elegir la otra solo te ayuda a concentrarte en cosas que generalmente son más positivas.

Tengo esta cosa que hago donde solo creo, esta es una creencia fundamental mía, que las cosas generalmente salen como quiero. Esa es una declaración muy general, pero es algo en lo que he creído durante años. Me funcionan. Y lo que pasa es que, teniendo esa creencia, me voy a dar cuenta de las cosas que van a mi manera, aunque sean cositas. Un repartidor vendrá a dejar un paquete justo cuando estoy llegando a casa. Un paquete que, ya sabes, tenías que firmar, y tendrías que volver otro día o lo que sea, iría a recogerlo. Estoy llegando a casa, el repartidor está llegando a casa, a la misma hora, poca cosa, pero es como, oh, hola, firmé el paquete, sí, que tengas un buen día. Y entro a la casa y tengo esta sonrisa y esta sensación de, sí, mira eso, funcionó.

Las cosas generalmente van a mi manera o tendré algo como si estuviera bajando las escaleras y casi pierdo un paso a la derecha y me tropiezo por un segundo como oh mierda y luego estoy como wow wow no acabo de caer por las escaleras eso es asombroso como que las cosas generalmente salen como yo quiero eso es grandioso podría haber terminado con un hueso roto como si me hubiera resbalado y caído por las escaleras pero no lo hice eso es asombroso, eso es bueno.

Y así, mientras mantengo esa actitud a lo largo de la vida, las cosas generalmente salen a mi manera. A veces cosas grandes, a veces cosas pequeñas, muchas más cosas pequeñas. Pero noté que si tengo esa actitud, notaré una o dos cosas todos los días que me salen bien y es genial. Y es difícil porque cuando tengo un mal día otra vez, lo que tengo, y empiezo a ponerme de mal humor y como, ah, Dios, todo es una mierda, y todos son una mierda, el clima es una mierda, la gente es una mierda, la vida es mierda. Solo me quejo, me quejo, sí, todo es una mierda, realmente lo es, como que me golpeo el dedo del pie, y derramo algo en mi ropa, y la bombilla se apaga, simplemente suceden todas estas pequeñas cosas, porque mi mente está centrado en lo mierda que es todo, así que mierda está pasando.

Así que tenemos esos días, pero es importante corregirlos y devolverlos a un lugar de positividad y no solo positividad en el sentido de que la la la la la todo es genial, sino que me resulta más fácil concentrarme en lo poco positivo. cosas que suceden todo el tiempo y simplemente notarlas. Porque permite que pasen más cosas, que pasen más cosas, que pasen más cosas. Simplemente genera el ciclo.

Entonces, en términos de su vida, la vida que quieren para ustedes, tantas veces, y de nuevo, chicos, yo solo soy, Oh, soy tan culpable de esto. Te estoy diciendo mis errores, ¿verdad? Somos tan culpables de esto, pero tendemos a centrarnos en no poder ver cómo va a suceder algo, así que simplemente lo descartamos. Como si pudiéramos decir, Oh, está bien, quiero un millón de dólares, pero no veo cómo va a suceder. Así que es imposible cuando en realidad, mucho de este diseño de tu vida no consiste en averiguar cómo, sino en aclarar qué. ¿Qué deseas? El resto se arreglará solo. Y no es que no tengas que mover un dedo, que no tengas que hacer nada, sino tener claro lo que quieres. Tan claro que sabes exactamente lo que quieres. La vida comenzará a mover cosas, personas y cosas en su lugar.

Como si estuvieras escuchando este podcast ahora, no tengo idea de cómo lo encontraste. Si me encontraste en Instagram, si me encontraste en LinkedIn, si un amigo te envió esto, no tengo idea de cómo, pero de alguna manera esto llegó a tu vida. Porque hay algo en ti que está pensando en diseñar una vida diferente para ti mismo, trabajar por tu cuenta, ganar más dinero, algo en torno a estos temas. Algo en ti decidió que había algo que querías más y de alguna manera este podcast llegó a tu vida. Así suceden las cosas cuando piensas en el futuro que quieres crear y te enfocas en él. Otras cosas se traen según sea necesario, como se supone que deben hacerlo. Y es muy divertido de ver. Es tan divertido sentir.

Te animo a que incluso hagas esto a pequeña escala. Si aún no estás listo para algo grande, solo trata de concentrarte en algo más pequeño que quieras que suceda tal vez en el próximo mes, porque es muy divertido de ver. Es casi como un rompecabezas o algo así. Como si simplemente vieras las piezas comenzando a encajar en su lugar y es mágico. Es simplemente increíble.

De hecho, me estoy emocionando con este episodio. Voy a salir de aquí y voy a establecer algunas intenciones, algunas metas y cosas en las que quiero trabajar y realmente aclararme y concentrarme en ellas porque quiero sentir esa magia nuevamente. Quiero sentir esa magia de que todo se une de una manera en la que tienes la sensación de que estás como, está bien, no te pongas manos a la obra. Voy a dejar que la vida haga lo suyo. Solo voy a estar aquí porque se está moviendo y está moviendo todo en mi dirección. Está moviendo todo para lo positivo. Es un sentimiento increíblemente bueno.

Entonces, ya sea que desee generar más confianza, puede concentrarse en eso y simplemente observar las cosas, las experiencias suceden que lo alientan y lo ayudan a levantarse para crear más confianza en sí mismo. Ya sea que desee ganar más dinero, más clientes que desee atraer a su negocio independiente, el coraje para acercarse a ese primer cliente, dondequiera que se encuentre en su viaje. Solo comienza a establecer algunas de estas intenciones y enfoca tu mente cada vez que salta porque siempre lo hará, siempre lo hará. Ese es su trabajo. Pero una vez que te das cuenta de que el trabajo de la mente es ser negativo y mantenerte a salvo, lo que piensa que es seguro, puedes simplemente no sentirte tan intimidado por eso. Estás como, sí, sí, por supuesto que dirías eso porque quieres que me quede exactamente igual. Pero bueno, voy a estar aquí creciendo.

Así que gracias, pero no gracias. Y una vez que puedes empezar a jugar con eso y no tomarlo tan en serio y obligar a tu mente a pensar más en lo positivo, todo cambia. Se convierte en una herramienta increíble para ti, tu mente, en lugar de este obstáculo y esta cosa que simplemente te detiene.

Ahora, hay tantas personas que hablan de esta manera mejor que yo. Incluiré algunos enlaces en las notas del programa. Jim Rohn, del que he hablado antes en el podcast. Es simplemente un orador increíble, increíble. orador y muchas de sus cosas me han ayudado mucho a lo largo de los años. Earl Nightingale, Earl Schoaf, todos esos son grandes, grandes nombres. Y nuevamente, sí, solo vincularé algunos de ellos en la descripción de las notas del programa.

También encontrarás el enlace a mi curso freelance, la escotilla de escape. Puede obtenerlo en liveworktravel.com/escape. Puede comunicarse conmigo en cualquier momento con cualquier idea en Instagram @liveworktravelig o por correo electrónico a hello@liveworktravel.com.

Y como siempre, hasta que lleguemos al episodio 100, volveré el próximo lunes con otro episodio. Hasta entonces, cuídense.

Te veo la proxima semana.