EP 5: Impostor Syndrome

English Transcript

Transcripción en Español

Please note: The transcripts are created automatically from the podcast and there may be errors in them. We hope that’s not too distracting and you still get value out of the episode. Thank you for reading. 🙏🏻

Introduction

It’s this balance between faking it, getting something, figuring out how to do it, and then boom, you get a little boost of confidence and then you kind of fake it again and you go out there and you get a boost of confidence and you keep doing that. And then very quickly you realize like, oh, I’m not faking it anymore.

Like, I do believe in myself. I do know how to do this, and what’s more, I’ve built up a pattern of believing in myself doing the thing. Welcome to the Live Work Travel podcast. I’m your host, Mashon Thomas, a former middle school teacher who quit at 30 to become a six figure freelancer and digital nomad instead.

You’re in the right place if you’re ready to learn how freelancing can help you to work from anywhere, make great money and live a life that you design. I’m sharing everything I’ve learned to get to where I am today in order to support you on your journey because this lifestyle is simply too good not to share.

Episode

Today I wanna talk about impostor syndrome. I wanna talk about feeling like you can’t do this because I’ve been there, you know, no matter what, we all face doubt about what we can do. The first day that I recorded the first podcast episode, it was one of the worst days of my life in terms of the negative self-talk.

The things that my brain was saying that my mind was saying to me were awful. They were just awful things and it’s funny to be sitting here recording this now and thinking like, gosh, like why did that get me so down? Why did that hurt so much? Why was that such a bad day? And I could analyze it. Sometimes those happen and I think they happen to us all and I think that one of the things that is really wild and frustrating to me is that we call this impostor syndrome a thing when it should really be called like we’ve given it a special name. When I think in many ways it’s just being a human being.

We all deal with it all day every day. Some of us to greater degrees. For me, I found that it’s always cyclical. There’s waves. Sometimes I feel really kickass and I really know what I’m doing. And then there’s other times when I don’t feel like I know what I’m doing and I think it, it’s wild because if you stop and think about it, it’s 100% natural, right?

When we are doing something new, of course we’re gonna feel unsure. Of course we’re gonna feel like we don’t know what we’re doing because we don’t. I think the thing is though, the journey to from zero, I don’t know anything like a hundred, I know so much cuz I won’t say I know everything. No one knows everything.

But that journey, like somewhere along the way you fade out from feeling like I don’t know anything and you start to feel like, I feel pretty good. I got this, you know? But we’re all different, we’re all good at different things. So when you go around other people that are good at different things, it’s natural to feel, wow, I’m not good at that, you know?

And this impostor syndrome creeps in. So like if you haven’t heard of impostor syndrome, I mean, awesome because it’s been everywhere, it’s almost exhausting. Like I get tired of how these things are tossed around, kicked around. But in a way it’s good that there’s a name to it so people can more identify and we have a common definition, kind of draw together what we’re talking about.

So impostor syndrome is basically this idea of feeling like you’re a fraud at what you do, you’re gonna get found out. You’re showing up and people think you’re good at something, but like you’re just waiting for the other shoe to drop, you know? And maybe you’re working a job and you just feel constantly like, people don’t know that I have no idea what the hell I’m doing.

I don’t have the skills, I don’t have the talent. Everyone else is better than me. What am I even doing here in this room? You know, like, how did I end up here? And at what point are people gonna figure out that I don’t have it all together? So that’s basically what impostor syndrome feels like. And it’s so empowering and it’s been empowering for me to realize that that’s a normal way of being.

A normal way of feeling. I was talking to someone yesterday, a founder of multiple companies. Has done just amazing, incredible things in his life and in his career and he said, I don’t know what I’m doing. None of us knows what the hell we’re doing, you know? And it was just so refreshing to hear someone at that level who has done a lot of cool shit, admit that like, I don’t know what I’m doing half the time because none of us do.

And I’ll admit that to you guys today. I don’t know what I’m doing most of the time. I just keep doing it. And I think that that’s one of the healthiest things that I can do and share with anyone listening is that I don’t have it all together. And I think if more of us were just honest with each other instead of pretending that we have it all.

The world would be a much simpler place because we could all just laugh at ourselves and be these goofy idiots like I don’t really know what I’m doing, but I’m gonna show up again tomorrow and keep on, keep it on. It might be good. I don’t know. That’s all I’m saying, but I’m starting to recognize now that I put more time and attention into sharing parts of my story with people.

I reflect back and I start to notice patterns and one of those patterns is that every time impostor syndrome was at its highest was of course, when I was doing something new. This podcast was incredibly scary and freelancing was incredibly scary. Those first few weeks between when I got laid off and I’m out there trying to find clients were very stressful.

My brain was constantly going on about how I couldn’t do it. But I think once you start to step back and realize that this is the nature of the brain and that it’s not a bad thing, our brains were designed to keep us safe, not to keep us happy. So they’re gonna look for the danger out there and they’re gonna say, don’t do it.

And socially part of staying out of danger was being able to fit in with your tribe so that you were not cast out to fit for yourself. Back in the day when we needed a tribe, we needed the whole community in order to survive. So our brain, anything that we get these ideas about doing that don’t fit in with what everyone else is doing, it’s often very scary.

And I didn’t know anyone who freelanced, I didn’t know anyone who was a digital nomad and traveled the world, and I didn’t have anyone doing this weird thing. So for me it was like, I have to jump out of my circle in order to do this thing. I have to abandon what I know in order to go and search for something new.

Extremely scary. Totally normal. In fact, if you weren’t feeling any of that, I would be surprised. So just know that you are not alone. Know that it’s completely natural to have some excitement towards freelancing and getting started. But then also a lot of things going on in your head saying, hey, maybe this is a terrible idea.

Maybe you don’t do this. A couple of things that I think you can do to mitigate that a bit are just getting curious. You don’t have to go all in today, but I would highly suggest trying to open your mind to getting curious. So one simple thing you can keep doing is listening to the podcast.

Thank you. But each week I’m gonna be coming back here and talking about different things and just listening to those things. Letting the ideas kick around in your head will be helpful, and it’s a small step forward that you are taking in order to get more information about this journey to kind of reduce some of that unknown.

You’re standing at the beginning of a pathway and going, okay. I realize that this journey may be scary. It may take me outta my comfort zone. It may not be the easiest all the time, but I’m not walking away from it. I’m not turning around and walking backwards. I’m just standing here for a while.

I’m pretty sure I’m gonna do it, but I’m just gonna hang out here and get comfortable a little bit. That may be what it takes, and I strongly encourage you to take it slow. If you’re in a position to, you know, if you are working at a job and you’re able to do some of this dabbling and freelancing on the side, that is an excellent position to be in.

That is the position I was meant to be in until I got laid off suddenly and then really, really beat myself up for not having gotten started sooner while I was in a better position. So a lot of times along with impostor syndrome, the thing you’ll hear kicked around is fake it till you make it.

And that’s been the story of my life, really. And I think for most of us, for all of our lives, you think about school, you show up on day one, you don’t know anything and over time and over days and weeks and months and years, we learn things. We learn how to read, we learn how to write.

We learn about sciencey stuff, and we learn about geography and history. And I don’t know sometimes why we, you know, kind of beat that process up. We all have to fake things along the way until we make it, you know, the first time you got up to give a speech or a presentation. We’re not skilled in that.

You had to stand up there and sweat and just stumble through your presentation and have all of your peers be stressed out that they’re making fun of you and like, ugh. But you did it. And some people did it better than others, but some people like we’re just faking it.

They were just like, I’m just gonna get up here and I’m gonna act like I’m not scared. I’m gonna act like I don’t care or like I’m gonna act like I’m cool, like I don’t know, whatever. Like whatever we all did as teenagers, like the entire adolescent period for me was just a giant fake in it till you make it kinda thing.

She’s like a walking case of impostor syndrome about everything. What a way to live. Fake it till you make it absolutely is a legit path to take, in my opinion. And so today I wanna share something that happened to me back when I was working in a company that really just drives home the idea that you don’t need to know everything.

You just kind of get in there, you fake it and you will learn things and the skills that you need and what you need to know as you go. This is something that I always really try to present to people. It sounds so crazy cuz people told me this as well. Like, you don’t need to be an expert, you just need to know more than the person hiring you, which is so true. But I never believed that really until it happened to me. So I’m gonna tell you this story, and I’m sure you’ll draw some parallels in your own life. I’m sure there’s things going on now in your work or in past jobs that you’ve had where you’ve known more than the people around you.

So for me, this was happening back when I was working at a tech startup. In Fort Lauderdale, I’d been hired as a technical writer with absolutely no experience. I was just on the, a friend putting in a good word, and all of a sudden, in a couple days I have this job and I walk in and you guys, I literally sat at my desk for two weeks trying to look busy because there was no work for me. It was a very messy startup environment, like lots of just cluster fuckery. And nobody even realized that, like I was the new girl. Like I came in and sat at this desk. It took like two weeks before someone noticed me. I hated it because it was this open concept office, you know?

So it was very open and big, and everybody could see everything, and my boss, the office was all glass and behind me. So I’m just going, I’ve got this huge computer monitor and I’m just like, how do I fill my time all day? Like I’ve had basically no training, a half-assed orientation, what am I even doing here?

So after two weeks of just trying to look busy, reading blog posts in the industry, just trying to fill eight hours a day, this woman marches up to me and she’s like, are you the new technical writer? And I’m like, yes. She’s like, come in and she’s like, waves me over and we go into this meeting room and I finally had work.

But yeah, I didn’t know what I was doing. So these developers are all in this room and they’re talking and they’re sharing ideas about this app that they’re building and they’re scribbling on these whiteboards and there’s just like so much technical language flying around over my head. ‘ve just gotten done with Code School a little while back, so I know some of these terms, but still the stuff they’re building is like advanced level shit.

And I’ve only had two months of programming, so I’m just sitting there taking notes as fast as I can, drawing these crazy things that they’re drawing on the walls and they get done. It’s been like an hour and a half and there’s all this, my head’s spinning and they get done. It’s like, good meeting everybody.

They go back out. And the woman who had waved at me to come over there was kinda just like, okay, so I need those notes by X amount of time, whatever. And she’s like, you know how to use Vizio, right? And I’m just like, She walks out and I walk back to my desk and I’m starting. I’m like, what Vizio did I hear that right?

So I started googling, what is Vizio? So I found out for the first time in my life that Microsoft has a tool called Vizio, which is a diagramming software tool that I’ve never heard of up to this point. But I knew that I had been sitting around for two weeks doing nothing. I was absolutely going to figure out whatever this tool was and how to use it.

So like there’s this thing of like, so faking it so you make it. Is that just lying? Well, yeah, if you don’t learn the thing. But I looked at it as a sense of, she asked me if I knew how to use Microsoft Vizio. I said yes. And the next time I saw her, damn I knew how to use Microsoft Vizio. That was on a Friday, luckily, because I went home and at that time I was doing Lynda.com.

I think it’s now called LinkedIn Learning, but I had a subscription and I spent my Saturday and Sunday going through this, like every course I could find, learning how to use Microsoft Vizio. So I drew the scribbles and all these notes that the developers had drawn over in the meeting before and I put it together into something legible and something readable and went back the next day and she was like, this is great.

So we’re having a meeting at two, we need to see you there so, so. It was a situation of faking it till I made it. For sure. So I have thought about that since and gone. Honesty for me is an important characteristic. I work to be a very honest person, and I’ve looked back at that and thought, hmm, how do I feel about myself for saying yes when I didn’t know how to use the tool?

And I’ve made my peace with it in the sense of, I think it would’ve been absolutely awful to say. I can use it and then just bullshit my way around for the next six months, but not actually use it or not actually do anything with it and just walk around pretending I was this expert that didn’t know how to do anything with it.

Now, I didn’t go around calling myself a Vizio expert by any means, but it made sense to me after a little while of watching and observing, I was the only one that regularly used Vizio. So therefore, I was a resident, sort of quote unquote expert, because I just knew more than the people around me.

And so you can do that in so many ways in freelancing, in showing up and helping people to do something that they need done, but you know more about it than they do. Again, this is where I think curiosity helps with beginning this freelancing journey. If you just want to try something, like go out and start talking to your friends and family and just try to find random things that they know a lot about.

Things that you may know nothing about in that relationship, in that dynamic, you are like the beginner and they are the expert. Now, it might be something random that you’re like, no one would ever pay for this, but I just want you to start to see that expert, beginner sort of relationship. And then I want you to mine your own experiences and what you know and look for things that you know a lot about that other people may.

Don’t worry about how to turn them into freelancing skills. We’ll work on that a bit later, but just start to notice that play back and forth. For me, I’m someone who does not know a lot about marketing. I don’t want to know a lot about marketing. I get stressed when I think about marketing, so I’m so happy to pay for freelancing services from other people that have to do with marketing because it’s not one of my strengths.

This plays out day in and day out in some of the most basic services that we receive from other people. Like I pay my accountant to know about tax stuff which has put me absolutely to sleep. But he’s an expert in tax stuff because he’s made that his life’s work. His job, he’s all in there setting up on the things that change from year to year and knows just how to do this stuff in his sleep.

Whereas for me,  total newbie. Every year I tell myself, I’m gonna get myself together with my accountant and I’m gonna actually understand the terms he’s throwing around. And then every year I go straight to YouTube and Google after, like, what was he talking about? How does that work again? Okay. Yeah.

Whatever. I’ll get it. I’ll get it by next year. But I really want you to start thinking about this in the beginning of your career because how you set things up in the beginning is such an indicator of how it’s going to go, and you can save yourself a lot of time, a lot of heartache, a lot of mistakes, especially getting into client relationships that are difficult or stressful because you maybe didn’t set boundaries at the beginning. A lot of that can be avoided by how you think about yourself in the beginning and how you present yourself. And a lot of that does have to come with just really building up this well of confidence in the beginning. And it’s hard to do that when you know that you’re faking it.

You know that you don’t have it all together just yet. But again, I just wanna reassure you, none of us has it all together. Another time that this kind of played out for me was, I went to a conference in October of 2017, so this was about three or four months after I’d gotten laid off. And I had the first month of just like the stress and the panic and like trying to find clients.

And then the second month was like, oh, holy shit. Like I’m finding clients, like people are paying me. And by the third month it was like, wow, I just got someone to pay me $80 an hour. This is crazy. I think I’m gonna be okay. So I was feeling like things were gonna be okay, but it was still a whole lot. I’m just like, oh my gosh, I have no idea what I’m doing.

It was just like putting one day in front of the next, stacking them together, still feeling like there’s like, things are coming together so fast, but I’m just running full speed trying to keep up and trying to, just not knowing what the next day is gonna bring. Right. And I went to a conference because I had bought a ticket for that conference in January.

So in January of 2017, I bought a ticket to the conference. It’s not happening until October, and I get laid off in July. Now the thing is, a bunch of my former coworkers were gonna be at this conference. It was like, oh my God. I had some great coworkers at that company and I was looking forward to seeing people again.

But there was this stigma that I felt that I put on myself like, oh my God, I got laid off. Like, I’m such a loser. I mean, I wasn’t the only one. A lot of people got laid off, but I just had this thing that I was putting on myself, this pressure, and I think I was the only person of the people that got laid off to actually be going to the conference.

And I didn’t plan it that way. God knows I didn’t want that to happen, but it was just like one of those things I was like, I have paid my full freaking amount for this conference. There’s no way I’m bowing out. I’m gonna go there, I’m gonna circulate, I’m gonna meet people, I’m gonna get contacts. We’re gonna do this.

So, in a way there was that fake to make an aspect of I want my former colleagues to see me thriving and doing well, you know? Yes, I had gotten a couple clients. Yes, I was feeling excited about the future, but I was still internally going, holy shit, holy shit, holy shit. Like this is just my brain at the time.

Like I don’t know what’s happening. I don’t know what’s happening, like what am I doing? No idea what I’m doing. But there were two ways that I could have shown up. I could have shown up like that and just I dunno what I’m doing. Yes, I got a client, but I’m not crazy, da da da. Like I could’ve shown up sort of like all over the place like that.

Or I could show up calmer, quiet, confident, and things are going really well. Yes, I’ve just started getting some freelance clients. This is an exciting new venture, you know? So you can think about the ways that you wanna present yourself. And for me, in that sense, like one of it was, I think I projected some confidence just by not talking that much.

I was like, if I knew, if I started talking, I might get rambling too much and just be like, oh my God, yeah, it’s an absolute shit show in my head right now and like my life is a zoo, but let me keep it together in front of these people that I know and that actually really helped because I met several other people at the conference.

Oh, I met loads of people, but like several people stood out in the sense of, I just noticed how we would share and I’m all for sharing openly and honestly and being vulnerable, but there’s definitely times and places, right? There’s times and places that you want to do that. And I didn’t wanna do that in the beginning when I was in a room full of potential clients.

So many people that were at that conference with small business owners, people who had struggles, entrepreneurs starting out, they needed help growing their businesses. And the last thing I wanted to do was show up in front of potential clients and be like, Ah, I don’t know what I’m doing,

So I showed up as, yeah, I’ve been freelancing for the last few months. I’m taking on clients in this space. I’ve done some work in this, and yes, I had clients, but I definitely was not feeling this confident inside my brain was screaming the whole you don’t belong here. This is crazy.

You don’t know what you’re doing. But it was really powerful to watch a few other people show up like that. I met a couple people. I remember this one person. Sort of, you know, we were all standing around at a table and people were kind of asking what you’d do and different things, and this person approached it from a place of very much just like, yeah, I don’t know.

Like, I’m just starting out. But like, I don’t know. But I’m just still really lacking confidence in my skills and I don’t know, and that’s absolutely valid. It’s absolutely honest. That person was definitely being very honest with where they were, but I don’t know that it would’ve helped them in that environment where people are standing around with clients and whatnot, like there is a time and place to choose to share things like that.

And I realize this may be contrary to some of the information that we get about sharing and being vulnerable. And I definitely wanna stress like that is absolutely great, but there’s a time and a place for that. You just think about your day-to-day work and what you share with colleagues versus what you keep private.

And you can absolutely do the same thing with your freelancing career when you’re starting off, just like choosing things to share and then choosing what you keep private. You may be just starting out and lacking confidence and really struggling with impostor syndrome, and I encourage you 100% to be open and vulnerable about that.

Share it with your friends, your family, share it with other people who will support you, but you wouldn’t wanna share it on a client call, right? When you’re first starting out, right? When you’re in the pitching process, they haven’t even started working with you yet. Just dumping all of these like insecurities, struggles and doubt on them, right?

Because we can look at this in the sense of the things that we go to other people for. If you’re going to someone to get fitness and health advice and they were just full of, I don’t know, maybe well, like you could do this, but like, uh, actually, I don’t know. You’re just like, wait a minute, I don’t think I wanna work with this person, because they don’t seem like they believe in themselves.

And so there’s that fine line in the beginning. There’s that you have to work at developing a belief in yourself, but that belief in yourself also comes from putting yourself out there and practicing it and getting clients, getting jobs, it’s a very chicken or the egg, which comes first.

And I think it just goes back and forth. It swings back and forth from side to side. This balance between faking it, getting something, figuring out how to do it, and then boom, you get a little boost of confidence and then you kind of fake it again. And you go out there and you get a boost of confidence and you keep doing that.

And then very quickly you realize like, oh, I’m not faking it anymore. Like I do believe in myself. I do know how to do this, and what’s more, I’ve built up a pattern of believing in myself, doing the thing, believing in myself, doing the thing, believing in myself doing the thing, and now I’m in a very comfortable place.

But I think that we fake it in many ways our entire lives. I wish we weren’t wired this way, but I think that we are, anytime we go and do something new, many times we’re just faking it with ourselves to like, whew, yeah, I’m not scared of this thing. I’m gonna do this. Like there’s so much, and in my opinion, or what I have experienced so far in life, it never goes.

There’s constantly an impostor syndrome when you try new things, you know? Yeah. If you live in your comfort zone, like impostor syndrome goes away, that’s fine. You’re just chilling. But if you’re constantly trying new things, getting involved in different things, pushing yourself in different ways, impostor syndrome pops up every single time.

I think as it’s supposed to do, because it’s just trying to keep us safe and settled where we are looking out for those things that could cause danger and the fake it till you make it thing has to work as well. Like in our mindset, getting up off the couch to go for a run and changing that voice the head around instead of just tearing down going, yeah, you know, I’m a runner.

I’m going for a run because I’m a runner. And even if you run for a 10th of a mile, you know, practicing that over and over and over and over and over until you make it. So I hope these stories have helped. I hope this episode has helped in just sharing some things that have happened to me in my journey and letting you know that you are not alone at all.

If you’re experiencing doubt about jumping into this lifestyle, getting into freelancing, potentially even traveling down the road, if that’s the thing that you’re interested in, it is 100% normal, natural to have these fears, to have these doubts. But I can say from the bottom of my heart that I hope you do it.

If you’d like to get in touch, I would love to hear from you. Please send me an email at hello@liveworktravel.com. You can follow along on Instagram at liveworktravelig. I share tons of freelancing tips, advice, and a lot of the behind the scenes as to my day, my travels. What I’m up to can also come on over to the website and check out the online community for freelancers that I’m building.

You could find that at liveworktravel.com/community. Thank you so much for listening, and a new episode will be out again soon.

 


Introducción

Es este equilibrio entre fingir, obtener algo, descubrir cómo hacerlo, y luego boom, obtienes un pequeño impulso de confianza y luego lo finges de nuevo y sales y obtienes un impulso de confianza y tú sigue haciéndolo. Y luego muy rápidamente te das cuenta como, oh, ya no estoy fingiendo.

Como, creo en mí mismo. Sé cómo hacer esto, y lo que es más, he construido un patrón de creer en mí mismo haciendo las cosas. Bienvenido al podcast Live Work Travel. Soy su anfitrión, Mashon Thomas, un ex maestro de escuela secundaria que renunció a los 30 para convertirse en un trabajador independiente de seis cifras y nómada digital.

Está en el lugar correcto si está listo para aprender cómo el trabajo independiente puede ayudarlo a trabajar desde cualquier lugar, ganar mucho dinero y vivir la vida que usted diseña. Estoy compartiendo todo lo que he aprendido para llegar a donde estoy hoy para apoyarte en tu viaje porque este estilo de vida es simplemente demasiado bueno para no compartirlo.

Episodio

Hoy quiero hablar sobre el síndrome del impostor. Quiero hablar sobre sentir que no puedes hacer esto porque he estado allí, ya sabes, pase lo que pase, todos enfrentamos dudas sobre lo que podemos hacer. El primer día que grabé el primer episodio del podcast, fue uno de los peores días de mi vida en términos de diálogo interno negativo.

Las cosas que mi cerebro decía que mi mente me decía eran horribles. Fueron cosas horribles y es divertido estar sentado aquí grabando esto ahora y pensando, Dios mío, ¿por qué eso me deprimió tanto? ¿Por qué eso dolía tanto? ¿Por qué fue un día tan malo? Y pude analizarlo. A veces eso sucede y creo que nos sucede a todos y creo que una de las cosas que es realmente salvaje y frustrante para mí es que llamamos a este síndrome del impostor una cosa cuando realmente debería llamarse como si le hubiéramos dado un especial. nombre. Cuando pienso de muchas maneras es solo ser un ser humano.

Todos lidiamos con eso todo el día todos los días. Algunos de nosotros en mayor grado. Para mí, descubrí que siempre es cíclico. Hay olas. A veces me siento realmente genial y realmente sé lo que estoy haciendo. Y luego hay otros momentos en los que siento que no sé lo que estoy haciendo y lo pienso, es una locura porque si te detienes y lo piensas, es 100% natural, ¿verdad?

Cuando estamos haciendo algo nuevo, por supuesto que nos sentiremos inseguros. Por supuesto que vamos a sentir que no sabemos lo que estamos haciendo porque no lo sabemos. Sin embargo, creo que la cosa es, el viaje desde cero, no sé nada como cien, sé tanto porque no diré que lo sé todo. Nadie lo sabe todo.

Pero ese viaje, como en algún lugar del camino, dejas de sentir que no sé nada y comienzas a sentir que me siento bastante bien. Tengo esto, ¿sabes? Pero todos somos diferentes, todos somos buenos en diferentes cosas. Entonces, cuando estás con otras personas que son buenas en diferentes cosas, es natural sentir, wow, no soy bueno en eso, ¿sabes?

Y este síndrome del impostor se cuela. Entonces, si no has oído hablar del síndrome del impostor, quiero decir, increíble porque ha estado en todas partes, es casi agotador. Como si me cansara de cómo se tiran y patean estas cosas. Pero en cierto modo es bueno que tenga un nombre para que la gente pueda identificarse más y tengamos una definición común, una especie de unión de lo que estamos hablando.

Así que el síndrome del impostor es básicamente esta idea de sentir que eres un fraude en lo que haces, te van a descubrir. Estás apareciendo y la gente piensa que eres bueno en algo, pero como si estuvieras esperando a que caiga el otro zapato, ¿sabes? Y tal vez estás trabajando y sientes constantemente que la gente no sabe que no tengo idea de qué diablos estoy haciendo.

No tengo las habilidades, no tengo el talento. Todos los demás son mejores que yo. ¿Qué estoy haciendo aquí en esta habitación? Ya sabes, como, ¿cómo terminé aquí? ¿Y en qué momento la gente se dará cuenta de que no lo tengo todo bajo control? Así es básicamente como se siente el síndrome del impostor. Y me da mucho poder y me ha dado mucho poder darme cuenta de que esa es una forma normal de ser.

Una forma normal de sentir. Estuve hablando con alguien ayer, un fundador de varias empresas. Ha hecho cosas asombrosas e increíbles en su vida y en su carrera y dijo, no sé lo que estoy haciendo. Ninguno de nosotros sabe qué diablos estamos haciendo, ¿sabes? Y fue tan refrescante escuchar a alguien de ese nivel que ha hecho muchas cosas geniales, admitir que no sé lo que estoy haciendo la mitad del tiempo porque ninguno de nosotros lo sabe.

Y lo admitiré hoy ante ustedes. No sé lo que estoy haciendo la mayor parte del tiempo. Sigo haciéndolo. Y creo que esa es una de las cosas más saludables que puedo hacer y compartir con cualquiera que esté escuchando es que no lo tengo todo bajo control. Y creo que si más de nosotros fuéramos honestos entre nosotros en lugar de fingir que lo tenemos todo.

El mundo sería un lugar mucho más simple porque todos podríamos simplemente reírnos de nosotros mismos y ser estos idiotas tontos como si realmente no supiera lo que estoy haciendo, pero voy a aparecer de nuevo mañana y seguir, seguir así. . Podría ser bueno. No sé. Eso es todo lo que digo, pero estoy empezando a reconocer ahora que dedico más tiempo y atención a compartir partes de mi historia con la gente.

Reflexiono y empiezo a notar patrones y uno de esos patrones es que cada vez que el síndrome del impostor estaba en su punto más alto fue, por supuesto, cuando estaba haciendo algo nuevo. Este podcast fue increíblemente aterrador y trabajar por cuenta propia fue increíblemente aterrador. Esas primeras semanas entre que me despidieron y estoy tratando de encontrar clientes fueron muy estresantes.

Mi cerebro estaba constantemente pensando en cómo no podía hacerlo. Pero creo que una vez que comienzas a dar un paso atrás y te das cuenta de que esta es la naturaleza del cerebro y que no es algo malo, nuestros cerebros fueron diseñados para mantenernos a salvo, no para mantenernos felices. Así que buscarán el peligro y dirán, no lo hagas.

Y socialmente, parte de mantenerse fuera de peligro era ser capaz de encajar en tu tribu para que no fueras expulsado por ti mismo. Antes, cuando necesitábamos una tribu, necesitábamos a toda la comunidad para poder sobrevivir. Así que nuestro cerebro, cualquier cosa sobre la que tengamos estas ideas que no encajen con lo que hacen los demás, a menudo da mucho miedo.

Y no conocía a nadie que trabajara por cuenta propia, no conocía a nadie que fuera un nómada digital y viajara por el mundo, y no tenía a nadie haciendo esta cosa rara. Así que para mí fue como, tengo que saltar fuera de mi círculo para poder hacer esto. Tengo que abandonar lo que sé para ir a buscar algo nuevo.

Extremadamente aterrador. Totalmente normal. De hecho, si no sintieras nada de eso, me sorprendería. Así que sepa que no está solo. Ten en cuenta que es completamente natural tener algo de entusiasmo por el trabajo independiente y por empezar. Pero también pasan muchas cosas por tu cabeza que dicen, oye, tal vez esta sea una idea terrible.

Tal vez no hagas esto. Un par de cosas que creo que puedes hacer para mitigar eso un poco son solo curiosidad. No tienes que ir con todo hoy, pero te sugiero que trates de abrir tu mente a la curiosidad. Entonces, una cosa simple que puede seguir haciendo es escuchar el podcast.

Gracias. Pero cada semana volveré aquí y hablaré de cosas diferentes y solo escucharé esas cosas. Dejar que las ideas le den vueltas en la cabeza será útil, y es un pequeño paso adelante que está dando para obtener más información sobre este viaje para reducir algo de lo desconocido.

Estás parado al comienzo de un camino y vas, está bien. Me doy cuenta de que este viaje puede ser aterrador. Puede que me saque de mi zona de confort. Puede que no sea lo más fácil todo el tiempo, pero no me alejaré de eso. No voy a dar la vuelta y caminar hacia atrás. Solo estoy parado aquí por un tiempo.

Estoy bastante seguro de que lo haré, pero me quedaré aquí y me sentiré un poco cómodo. Eso puede ser lo que se necesita, y le recomiendo encarecidamente que lo tome con calma. Si estás en una posición para, ya sabes, si estás trabajando en un trabajo y eres capaz de hacer algo de esto de forma independiente, esa es una excelente posición para estar.

Esa es la posición en la que estaba destinado a estar hasta que me despidieron de repente y luego realmente me castigé por no haber comenzado antes mientras estaba en una mejor posición. Así que muchas veces junto con el síndrome del impostor, lo que escucharás es fingir hasta que lo logres.

Y esa ha sido la historia de mi vida, de verdad. Y creo que para la mayoría de nosotros, durante toda nuestra vida, piensas en la escuela, llegas el primer día, no sabes nada y con el tiempo y durante días, semanas, meses y años, aprendemos cosas. Aprendemos a leer, aprendemos a escribir.

Aprendemos sobre cosas científicas y aprendemos sobre geografía e historia. Y a veces no sé por qué nosotros, ya sabes, golpeamos ese proceso. Todos tenemos que fingir cosas en el camino hasta que lo hacemos, ya sabes, la primera vez que te levantas para dar un discurso o una presentación. No somos expertos en eso.

Tenías que pararte allí y sudar y simplemente tropezar con tu presentación y hacer que todos tus compañeros se estresen porque se están burlando de ti y como, ugh. Pero lo hiciste. Y algunas personas lo hicieron mejor que otras, pero a algunas personas les gusta que solo estemos fingiendo.

Eran como, voy a subir aquí y voy a actuar como si no tuviera miedo. Voy a actuar como si no me importara o como si fuera genial, como si no supiera, lo que sea. Como lo que sea que todos hicimos cuando éramos adolescentes, como si todo el período adolescente para mí fuera solo una gran falsificación hasta que lo conviertes en algo así.

Ella es como un caso ambulante del síndrome del impostor sobre todo. Qué manera de vivir. Fingir hasta que lo consigas es un camino legítimo, en mi opinión. Y hoy quiero compartir algo que me sucedió cuando trabajaba en una empresa que realmente me lleva a la idea de que no es necesario saberlo todo.

Simplemente entras allí, finges y aprenderás cosas y las habilidades que necesitas y lo que necesitas saber a medida que avanzas. Esto es algo que siempre trato de presentar a la gente. Suena tan loco porque la gente también me lo dijo. Por ejemplo, no necesitas ser un experto, solo necesitas saber más que la persona que te contrata, lo cual es muy cierto. Pero nunca lo creí realmente hasta que me pasó a mí. Así que les contaré esta historia y estoy seguro de que establecerán algunos paralelos en su propia vida. Estoy seguro de que están sucediendo cosas ahora en su trabajo o en trabajos anteriores que ha tenido en los que ha conocido más que las personas que lo rodean.

Entonces, para mí, esto estaba sucediendo cuando trabajaba en una empresa emergente de tecnología. En Fort Lauderdale, me contrataron como redactor técnico sin ninguna experiencia. Estaba en el, un amigo me estaba hablando bien, y de repente, en un par de días tengo este trabajo y entro y ustedes, literalmente me senté en mi escritorio durante dos semanas tratando de parecer ocupado porque no había trabajo para mí. Era un entorno de inicio muy desordenado, como un montón de mierda de clúster. Y nadie se dio cuenta de eso, como si yo fuera la chica nueva. Como entré y me senté en este escritorio. Pasaron como dos semanas antes de que alguien me notara. Lo odiaba porque era esta oficina de concepto abierto, ¿sabes?

Entonces era muy abierto y grande, y todos podían ver todo, y mi jefe, la oficina era todo vidrio y estaba detrás de mí. Entonces, solo digo, tengo este enorme monitor de computadora y estoy como, ¿cómo ocupo mi tiempo todo el día? Como si básicamente no hubiera tenido entrenamiento, una orientación a medias, ¿qué estoy haciendo aquí?

Entonces, después de dos semanas de tratar de parecer ocupado, leyendo publicaciones de blogs en la industria, tratando de llenar ocho horas al día, esta mujer se me acerca y me dice: ¿eres el nuevo escritor técnico? Y yo estoy como, sí. Ella dice, entra y dice, me saluda con la mano y entramos en esta sala de reuniones y finalmente tuve trabajo.

Pero sí, no sabía lo que estaba haciendo. Entonces, estos desarrolladores están todos en esta sala y están hablando y compartiendo ideas sobre esta aplicación que están construyendo y están escribiendo en estas pizarras y hay tanto lenguaje técnico volando sobre mi cabeza. Acabo de terminar Code School hace un tiempo, así que conozco algunos de estos términos, pero aún así lo que están construyendo es como una mierda de nivel avanzado.

Y solo he tenido dos meses de programación, así que estoy sentado tomando notas lo más rápido que puedo, dibujando estas cosas locas que están dibujando en las paredes y se hacen. Ha pasado como una hora y media y está todo esto, me da vueltas la cabeza y se hacen. Es como, bueno conocer a todos.

Vuelven a salir. Y la mujer que me había hecho señas para que me acercara me dijo, está bien, entonces necesito esas notas para X cantidad de tiempo, lo que sea. Y ella dice, sabes cómo usar Vizio, ¿verdad? Y yo estoy como, Ella se va y yo vuelvo a mi escritorio y estoy empezando. Estoy como, ¿qué Vizio escuché eso, verdad?

Así que comencé a buscar en Google, ¿qué es Vizio? Así que descubrí por primera vez en mi vida que Microsoft tiene una herramienta llamada Vizio, que es una herramienta de software de creación de diagramas de la que nunca había oído hablar hasta este momento. Pero sabía que había estado sentada durante dos semanas sin hacer nada. Absolutamente iba a descubrir qué era esta herramienta y cómo usarla.

Así que hay algo así como, así que fingiendo para que lo logres. ¿Eso es solo mentir? Bueno, sí, si no aprendes la cosa. Pero lo vi como una sensación de que ella me preguntó si sabía cómo usar Microsoft Vizio. Dije si. Y la próxima vez que la vi, maldita sea, sabía cómo usar Microsoft Vizio. Eso fue un viernes, por suerte, porque me fui a casa y en ese momento estaba haciendo Lynda.com.

Creo que ahora se llama LinkedIn Learning, pero tenía una suscripción y pasé el sábado y el domingo haciendo esto, como todos los cursos que pude encontrar, aprendiendo a usar Microsoft Vizio. Así que dibujé los garabatos y todas estas notas que los desarrolladores habían dibujado en la reunión anterior y lo armé en algo legible y algo legible y volví al día siguiente y ella dijo, esto es genial.

Así que tenemos una reunión a las dos, necesitamos verte allí entonces, entonces. Fue una situación de fingir hasta que lo logré. Con seguridad. Así que he pensado en eso desde entonces y me he ido. La honestidad para mí es una característica importante. Trabajo para ser una persona muy honesta, y miré hacia atrás y pensé, hmm, ¿cómo me siento conmigo mismo por decir que sí cuando no sabía cómo usar la herramienta?

Y he hecho las paces con eso en el sentido de, creo que hubiera sido absolutamente horrible decirlo. Puedo usarlo y luego simplemente hacer tonterías durante los próximos seis meses, pero en realidad no usarlo o no hacer nada con él y simplemente caminar fingiendo que soy un experto que no sabía cómo hacer nada con eso.

Ahora, no anduve por ahí llamándome un experto en Vizio de ninguna manera, pero después de un rato de observar y observar, tenía sentido, yo era el único que usaba Vizio regularmente. Por lo tanto, yo era un residente, una especie de experto entre comillas, porque sabía más que las personas que me rodeaban.

Y puedes hacer eso de muchas maneras trabajando independientemente, apareciendo y ayudando a las personas a hacer algo que necesitan hacer, pero sabes más sobre eso que ellos. Nuevamente, aquí es donde creo que la curiosidad ayuda a comenzar este viaje independiente. Si solo quiere probar algo, salga y comience a hablar con sus amigos y familiares y trate de encontrar cosas aleatorias sobre las que sepan mucho.

Cosas de las que quizás no sepas nada en esa relación, en esa dinámica, eres como el principiante y ellos son los expertos. Ahora, puede ser algo al azar que seas, nadie pagaría por esto, pero solo quiero que comiences a ver esa relación experta y principiante. Y luego quiero que extraigas tus propias experiencias y lo que sabes y busques cosas de las que sabes mucho que otras personas puedan.

No se preocupe acerca de cómo convertirlos en habilidades independientes. Trabajaremos en eso un poco más tarde, pero comience a notar que se reproduce de un lado a otro. Para mí, soy alguien que no sabe mucho de marketing. No quiero saber mucho sobre marketing. Me estreso cuando pienso en marketing, así que estoy feliz de pagar los servicios independientes de otras personas que tienen que ver con marketing porque no es uno de mis puntos fuertes.

Esto se manifiesta día tras día en algunos de los servicios más básicos que recibimos de otras personas. Como si le pagara a mi contador para que me informara sobre cuestiones fiscales que me han dejado absolutamente dormido. Pero es un experto en impuestos porque ha hecho de eso el trabajo de su vida. Su trabajo, él está ahí preparando las cosas que cambian de un año a otro y sabe cómo hacer estas cosas mientras duerme.

Mientras que para mí, novato total. Todos los años me digo a mí mismo, voy a reunirme con mi contador y realmente entenderé los términos que está lanzando. Y luego, todos los años, voy directamente a YouTube y Google después de, como, ¿de qué estaba hablando? ¿Cómo funciona eso de nuevo? Bueno. Sí.

Lo que sea. Lo conseguiré. Lo tendré para el próximo año. Pero realmente quiero que empieces a pensar en esto al comienzo de tu carrera porque la forma en que organizas las cosas al principio es un indicador de cómo irá, y puedes ahorrarte mucho tiempo, mucho dolor. , muchos errores, especialmente entablar relaciones con clientes que son difíciles o estresantes porque tal vez no estableció límites al principio. Mucho de eso se puede evitar por cómo piensas sobre ti mismo al principio y cómo te presentas. Y mucho de eso tiene que venir con la construcción de este pozo de confianza al principio. Y es difícil hacer eso cuando sabes que estás fingiendo.

Sabes que aún no lo tienes todo junto. Pero de nuevo, solo quiero asegurarles que ninguno de nosotros lo tiene todo bajo control. En otra ocasión en la que me sucedió esto, fui a una conferencia en octubre de 2017, así que fue unos tres o cuatro meses después de que me despidieron. Y tuve el primer mes de estrés y pánico y de tratar de encontrar clientes.

Y luego el segundo mes fue como, oh, santa mierda. Como si encontrara clientes, como si la gente me pagara. Y al tercer mes fue como, wow, acabo de conseguir que alguien me pague $80 por hora. Esto es Loco. Creo que voy a estar bien. Así que sentía que las cosas iban a estar bien, pero aún así era mucho. Estoy como, oh Dios mío, no tengo idea de lo que estoy haciendo.

Fue como poner un día delante del siguiente, apilarlos juntos, todavía sintiendo que las cosas se juntan muy rápido, pero estoy corriendo a toda velocidad tratando de mantener el ritmo y tratando de hacerlo, simplemente sin saber qué el día siguiente va a traer. Bien. Y fui a una conferencia porque había comprado un boleto para esa conferencia en enero.

Entonces, en enero de 2017, compré un boleto para la conferencia. No sucederá hasta octubre y me despedirán en julio. Ahora la cuestión es que un grupo de mis antiguos compañeros de trabajo iban a estar en esta conferencia. Fue como, oh Dios mío. Tenía excelentes compañeros de trabajo en esa empresa y tenía muchas ganas de volver a ver a la gente.

Pero estaba este estigma que sentí que me puse como, oh Dios mío, me despidieron. Como, soy un perdedor. Quiero decir, yo no era el único. Despidieron a mucha gente, pero yo solo tenía esta cosa que me estaba imponiendo, esta presión, y creo que fui la única persona de las personas que fueron despedidas para asistir a la conferencia.

Y no lo planeé de esa manera. Dios sabe que no quería que eso sucediera, pero fue como una de esas cosas en las que dije: pagué la maldita cantidad total de esta conferencia. No hay forma de que me retire. Voy a ir allí, voy a circular, voy a conocer gente, voy a conseguir contactos. Vamos a hacer esto.

Entonces, en cierto modo, había esa falsificación para hacer un aspecto de que quiero que mis antiguos colegas me vean prosperar y hacerlo bien, ¿sabes? Sí, había conseguido un par de clientes. Sí, me sentía emocionado por el futuro, pero internamente seguía pensando, santa mierda, santa mierda, santa mierda. Como si esto fuera solo mi cerebro en ese momento.

Como si no supiera lo que está pasando. No sé lo que está pasando, ¿qué estoy haciendo? Ni idea de lo que estoy haciendo. Pero había dos formas en las que podría haber aparecido. Podría haber aparecido así y simplemente no sé lo que estoy haciendo. Sí, tengo un cliente, pero no estoy loco, da da da. Como si pudiera haber aparecido por todos lados así.

O podría aparecer más tranquilo, tranquilo, confiado y las cosas van muy bien. Sí, acabo de empezar a conseguir algunos clientes independientes. Esta es una nueva aventura emocionante, ¿sabes? Así que puedes pensar en las formas en que quieres presentarte. Y para mí, en ese sentido, como uno de ellos, creo que proyecté algo de confianza simplemente por no hablar tanto.

Yo estaba como, si supiera, si empezaba a hablar, podría divagar demasiado y simplemente decir, oh Dios mío, sí, es un espectáculo de mierda en mi cabeza en este momento y como si mi vida fuera un zoológico, pero deja mantengo la compostura frente a estas personas que conozco y que realmente me ayudaron mucho porque conocí a varias otras personas en la conferencia.

Oh, conocí a mucha gente, pero como varias personas se destacaron en el sentido de que me di cuenta de cómo compartíamos y estoy a favor de compartir abierta y honestamente y ser vulnerable, pero definitivamente hay momentos y lugares, ¿verdad? Hay momentos y lugares en los que quieres hacer eso. Y no quería hacer eso al principio cuando estaba en una sala llena de clientes potenciales.

Muchas personas que estaban en esa conferencia con propietarios de pequeñas empresas, personas que tenían dificultades, empresarios que comenzaban, necesitaban ayuda para hacer crecer sus negocios. Y lo último que quería hacer era presentarme frente a clientes potenciales y decir: Ah, no sé lo que estoy haciendo.

Así que aparecí como, sí, he estado trabajando independientemente durante los últimos meses. Estoy aceptando clientes en este espacio. He trabajado un poco en esto, y sí, tenía clientes, pero definitivamente no me sentía tan seguro dentro de mi cerebro que gritaba que no perteneces aquí. Esto es Loco.

No sabes lo que estás haciendo. Pero fue realmente poderoso ver a algunas otras personas aparecer así. Conocí a un par de personas. Recuerdo a esta persona. Más o menos, ya sabes, todos estábamos parados alrededor de una mesa y la gente preguntaba qué harías y cosas diferentes, y esta persona lo abordó desde un lugar muy parecido a, sí, no sé .

Como, recién estoy comenzando. Pero como, no sé. Pero todavía me falta confianza en mis habilidades y no lo sé, y eso es absolutamente válido. Es absolutamente honesto. Definitivamente, esa persona estaba siendo muy honesta con respecto a dónde estaba, pero no sé si le hubiera ayudado en ese entorno en el que la gente está de pie con los clientes y todo eso, como si hubiera un momento y un lugar para elegir compartir cosas. como eso.

Y me doy cuenta de que esto puede ser contrario a parte de la información que recibimos sobre compartir y ser vulnerable. Y definitivamente quiero enfatizar que eso es absolutamente genial, pero hay un momento y un lugar para eso. Solo piensa en tu trabajo diario y lo que compartes con colegas frente a lo que mantienes en privado.

Y absolutamente puedes hacer lo mismo con tu carrera como freelance cuando estás comenzando, como elegir cosas para compartir y luego elegir lo que mantienes en privado. Es posible que recién esté comenzando y le falte confianza y realmente esté luchando con el síndrome del impostor, y lo animo al 100% a que sea abierto y vulnerable al respecto.

Compártalo con sus amigos, su familia, compártalo con otras personas que lo apoyarán, pero no le gustaría compartirlo en la llamada de un cliente, ¿verdad? Cuando estás empezando, ¿verdad? Cuando estás en el proceso de lanzamiento, ni siquiera han comenzado a trabajar contigo todavía. Simplemente tirando todo esto como inseguridades, luchas y dudas sobre ellos, ¿verdad?

Porque podemos ver esto en el sentido de las cosas por las que acudimos a otras personas. Si vas a alguien para obtener consejos de salud y fitness y simplemente estaban llenos de, no sé, tal vez bueno, como si pudieras hacer esto, pero como, eh, en realidad, no sé. Estás como, espera un minuto, no creo que quiera trabajar con esta persona, porque parece que no cree en sí misma.

Y ahí está esa delgada línea al principio. Está el hecho de que tienes que trabajar para desarrollar una creencia en ti mismo, pero esa creencia en ti mismo también proviene de ponerte ahí fuera y practicarlo y conseguir clientes, conseguir trabajos, es muy como la gallina o el huevo, lo que viene primero.

Y creo que solo va y viene. Se balancea adelante y atrás de lado a lado. Este equilibrio entre fingir, obtener algo, descubrir cómo hacerlo y luego boom, obtienes un pequeño impulso de confianza y luego lo finges de nuevo. Y sales y obtienes un impulso de confianza y sigues haciéndolo.

Y luego muy rápidamente te das cuenta como, oh, ya no estoy fingiendo. Como yo creo en mí mismo. Sé cómo hacer esto, y lo que es más, he construido un patrón de creer en mí mismo, hacer las cosas, creer en mí mismo, hacer las cosas, creer en mí mismo haciendo las cosas, y ahora estoy en un lugar muy cómodo.

Pero creo que lo fingimos de muchas maneras toda nuestra vida. Desearía que no estuviéramos conectados de esta manera, pero creo que lo estamos, cada vez que vamos y hacemos algo nuevo, muchas veces solo estamos fingiendo con nosotros mismos para que nos guste, uf, sí, no tengo miedo de esto. . voy a hacer esto Hay tanto, y en mi opinión, o lo que he experimentado hasta ahora en la vida, nunca desaparece.

Siempre hay un síndrome del impostor cuando intentas cosas nuevas, ¿sabes? Sí. Si vives en tu zona de confort, como si el síndrome del impostor desapareciera, está bien. Solo te estás relajando. Pero si estás constantemente probando cosas nuevas, involucrándote en cosas diferentes, esforzándote de diferentes maneras, el síndrome del impostor aparece cada vez.

Creo que es lo que se supone que debe hacer, porque solo está tratando de mantenernos seguros y asentados donde estamos atentos a esas cosas que podrían causar peligro y fingir hasta que lo logres. La cosa también tiene que funcionar. Como en nuestra forma de pensar, levantarnos del sofá para salir a correr y cambiar esa voz en la cabeza en lugar de simplemente derribar y decir, sí, ya sabes, soy un corredor.

Voy a correr porque soy un corredor. E incluso si corres una décima de milla, ya sabes, practicando eso una y otra y otra y otra y otra vez hasta que lo logres. Así que espero que estas historias hayan ayudado. Espero que este episodio haya ayudado a compartir algunas cosas que me han sucedido en mi viaje y hacerle saber que no está solo en absoluto.

Si tiene dudas acerca de saltar a este estilo de vida, trabajar por cuenta propia, posiblemente incluso viajar por el camino, si eso es lo que le interesa, es 100% normal, natural tener estos temores, tener estas dudas. . Pero puedo decir desde el fondo de mi corazón que espero que lo hagas.

Si desea ponerse en contacto, me encantaría saber de usted. Envíeme un correo electrónico a hello@liveworktravel.com. Puede seguirlo en Instagram en liveworktravelig. Comparto toneladas de sugerencias, consejos y mucho detrás de escena en cuanto a mi día, mis viajes. Lo que estoy haciendo también puede visitar el sitio web y ver la comunidad en línea para trabajadores independientes que estoy creando.

Puede encontrarlo en liveworktravel.com/community. Muchas gracias por escuchar, y pronto saldrá un nuevo episodio.