EP 58: Living out of a suitcase – what’s really inside? – Part 1

English Transcript

Transcripción en Español

Please note: The transcripts are created automatically from the podcast and there may be errors in them. We hope that’s not too distracting and you still get value out of the episode. Thank you for reading. 🙏🏻

Introduction:

So here I am about to embark on life as a two check bag person, and I thought it’d be kind of fun to just open up and examine all the things that I have so that you can have some more clarity into what is it actually like to travel the world with your life with you.

Welcome to the Live Work Travel Podcast.
I’m your host, Mashon Thomas, a former middle school teacher who quit at 30 to become a six figure freelancer and digital nomad instead. You’re in the right place if you’re ready to learn how Freelancing can help you to work from anywhere, make great money, and live a life that you design. I’m sharing everything I’ve learned to get to where I am today in order to support you on your journey because this lifestyle is simply too good not to share.

Episode:

Today I wanna talk about my life in a suitcase. So many people I meet obviously are fascinated by how do you travel the world in a suitcase? Where’s all yours? stuff. People ask me like, where do you really live? Like, where is your stuff actually kept? And the answer is mostly with me. I don’t have a particular place where I packed up a lot of stuff and left it.

I have slowly and systematically over the years gotten rid of everything that I own to now fit into a suitcase. and a bit more. And I have a few things now stashed around the world in different places. I have a box of stuff in Ecuador, because while I was living there during the pandemic, I built up a few more things and some things that do have some sentimental value that I now want to keep and have someday when I have a house.

And I have left a small box of stuff in England as well with another friend, which I’ll go back for those things. Someday when I have a house and these things are more like, for example, in Ecuador, I left a white dress. That’s just a really pretty dress. I think I bought it in Ecuador and I’ve worn it a few times.

I love this dress, but traveling with a white dress is not the most practical and it’s not something I would wear on a weekly basis. So I have to constantly be playing that game of what is allowed space in my suitcase and I don’t know. I just really like this dress. And one of the things that I have done in the more years that I’ve been traveling is start to work myself out of this attitude of denial where I don’t buy something because it’s not useful for me at the moment.

And in a way, that’s good. I’m very minimalist, but there is something to allow yourself to have little pleasures and little things that you enjoy and not just outright saying no, which is what I used to do. Just no. If it doesn’t fit into my life right now, if it doesn’t fit into my suitcase right now, then no.

And just recently, within the past year, I’ve been starting to go, okay, I like this thing and it doesn’t have a place in my life over the next few years. But someday when I get a house and settle down, I do want this, so I’m going to keep it for now. There’s also a few more souvenir type things. that I’ve been picking up, for the same reasons as before.

I used to just be like, no, I’m not getting that. But like when I was in Egypt, I bought some paintings on papyrus and I’ll want to hang those in my house someday. So I stored those away in a box for the future. But as for stuff that I had when I was younger and in what now feels like past lives, I have pretty much gotten rid of it all.

I had someone ask me once, well, where are your, like, your high school yearbooks? I’m like, oh man, I threw that shit out years ago. So I had a house with my ex for many years. And when I left that relationship and that home, I left most of the stuff behind because I was just drawn to tiny living. And I lived in a trailer for a while, like a travel trailer.

And that was really small. And I got used to tiny living and I just absolutely adored it. And I lived in a tiny apartment in Las Vegas when I moved there. And. I got used to just living in small spaces and I like that it makes me be intentional about everything that I own and I don’t buy things that I don’t need.

I just buy the things that bring me joy really and are useful in my daily life. So as my parents I don’t know, it’s just something that, you know, you, it’s, it’s downsized and kind of cleared out stuff over the years. Whenever I’d go back, I would think I’d gotten rid of all my stuff and my mom would say, Oh, I found a box of stuff. You need to go through it. And I think I’ve finally gotten through everything now. I haven’t had one of those messages in a while. But I got rid of just the stuff that you hang on to just because, right? And for most of us, it just sits in a box. And we don’t actually ever take any time to go through it.

So I got rid of all that stuff. I’ve taken pictures of things that meant something to me. And I’ll now have that picture instead of having the actual thing, things like cards or old letters or stuff from high school, like medals from stuff like stuff that doesn’t have a place in my life. So I took a picture of it and got rid of it.

So everything I have now is either with me in my suitcases or it is in that box in Ecuador or the box in England. And over the next couple of years, I may have a few more boxes in a few different places. I do have lovely, amazing friends now, and who have houses and they say things like, you ever want to, you can always leave a box of stuff with me. So it’ll be cool. One day when I decide where I’m going to live and settle down, I will go around the world and I’ll collect all those boxes and I’ll open them up and see what’s inside. But here today, I travel with one suitcase. And a carry on sized bag and then a little carry on as well. And so this is new for me.

Up until now, I’ve been traveling with just the one suitcase and the little carry-on. But when I was in Albania, it was my first trip to Albania in November of 2023.  And I was in this shop and I just saw this bag. bag that I really wanted. It’s like a fake leather bag with the outside is a map, right? So it appealed to me, obviously, instantly. Like, it’s just beautiful. I just liked it and I wanted it and I was tired of denying myself. So I thought, whatever, I’ll just figure it out. So I got the bag and now I have graduated to a person who is going to have two checked bags. So again, it’s carry-on size. If I’m going on a smaller trip, I would use it as my carry-on, but for the larger trips I will just check it.

And the thing is, sometimes we get stuck in an identity. Part of my identity was someone who travels with one suitcase. Everything I own fits in one suitcase. And for some reason that was important to me. But in, buying the second bag and then going, okay, whatever, I’m a person who now checks two bags.

I’m still traveling the world with less luggage than most people take on a week’s vacation. So whatever, my identity just needs to shift and change and become a little bit more flexible. Also, if I’m checking one bag, there’s no extra stress in checking two, right? I’m Still getting off the plane and going to baggage collection and waiting for them to roll off the line.

So what does it matter if it’s two now? And the small one can be just, I’ve got these little bungee cord strap things so I can jimmy it onto the top of my big suitcase and roll the big suitcase with that one right on top as one. So it doesn’t cause me a whole lot of extra effort or stress. And the thing that I had to talk to myself about was, look, if you don’t like this after a while, if it’s not a good fit, you can change and do something else. That bag can be packed up with a few other things and I can drop it off at one of my many friends’ houses around the world and be like, Hey, can you store this for me in your crawl space, in your attic, whatever? I’m coming back for it in a few years. So here I am about to embark on life as a two check bag person.

And I thought it’d be kind of fun to just. open up and examine all the things that I have so that you can have some more clarity into what is it actually like to travel the world with your life with you. So first of all, I am feeling very smug because another checked bag opens up a world of possibilities. Every time I didn’t realize until I got this bag how much stress I have put myself through unnecessarily in past years because my suitcase is just always crammed to the max. I’m always struggling to make weight and I’m always stressed out walking up to the counter. Like, did the weight on my bathroom scale actually match up to the weight at the airline check in. So usually on the smaller airlines, for example, I’m flying Ryanair next. My next flight after that will be an international across the ocean flight. So the bigger flights typically include more luggage weight and allowance. Whereas a Ryanair flight, they have a max at 20 kilograms for a checked bag, and you can get a smaller one for 10 kilograms, which is what I’m going to do for this upcoming flight.

The next flight after that, I’m not worried about. The bigger ones tend to allow, I think it’s 23 kilograms, or maybe even 26. Either way, like I said, I’m always stressed about it, so whatever. I have two bags now. So between this, just for the Ryanair flight, for example, I’m looking at 30 kilograms. of allowance, which is about  64 ish pounds (I don’t know. I don’t have the conversion right in front of me). Plus my little carry on. My carry on is one of those little briefcase on wheels size carry ons. It’s a small rectangular; You might see business travelers using this. And I like it for its small size. It could fit under the seat if necessary.

I’ll put it in the overhead case. If I have a personal item like a purse, it meets my needs for carrying stuff. Now I’m feeling smug because I’ve got 30 whole kilograms of stuff and there’s actually room in my big suitcase. I did a pre pack just last night and everything fits and I’ve got space for more stuff. So that’s nice. It’s always nice to have a little bit of room versus just trying to figure out how I’m going to get everything that I have with me around the world. So I play a constant game between what I need now and what I need. upcoming, depending on where my travel plans are kind of taking me. So currently recording this episode from England, it’s cold here. I’ve got to keep some cold weather clothing, but I don’t have a whole lot of cold weather clothing in general because I just stay away from cold climates. I don’t like being in the cold, so I don’t own a lot of cold weather gear. I know that for 2024, my plans are Southeast Asia, New Zealand, Australia. Warmer climates.

So that means I’ll be able to get rid of cold weather clothes as I go and add more warm weather stuff to my suitcase. One of the ways that I like to shop as I go around the world is using thrift stores or secondhand shops or charity shops, depending on where you’re in the world and what they call them.

Those are my absolute favorites because I can go in, for example, right now, as I’m recording this, I’m wearing a long sleeve cozy turtleneck sweater that I got in a charity shop in England for five pounds. And it has seen me through the last couple of months. And nobody really cares that I wear the same thing all the time.

I have two long sleeve items of clothing right now, this and a black shirt, and I just rotate those every day. And then I do the laundry and whatever. Nobody cares. Nobody really notices much what we’re wearing as much as we might think we do. That was an issue kind of when I started traveling. I’m like, God, I feel like I wear the same clothes all the time. But nobody really cares. So yeah, I will get rid of this sweater, once I’m done with the cold. I keep my long sleeve black shirt. I’ve had that for years. It’s super comfy. It doubles as pajamas. Like many of the things that I do have dual purposes. I don’t have very many items of clothing that I can only wear one way, but I can’t style a little bit differently. And most of my stuff can be worn with almost anything else that I’m traveling with. So I. Stick to a lot of grays, a lot of blacks, a lot of black and white, like just things that can be easily mixed and matched. So one other thing before we get into what’s actually in my suitcases is how I pack and packing cubes.

Over the years, I’ve gotten some packing cubes. And I’ve thrown stuff in and out of them kind of haphazardly, but it’s not been exactly how I wanted it. Like it’s supposed to create more organization, but the way that I was packing was just fitting things into packing cubes rather than being more intentional about what goes in what. So another thing that I’ve done recently, which has, oh my gosh, it’s just created a whole next level of order and organization, is to buy more packing cubes and even more small little plastic baggies. That could be reused and I’ve packed stuff very specifically into smaller bags that I then put in the packing cubes and then I label the packing cube overall with what’s in there.

So what this does by labeling them and putting things into very specific bags is that everything has a place. Everything has a home inside my suitcase, inside its packing cube, and inside the bag inside that packing cube, which is really nice because now that I have this established system, and I have labels on the things, I know when I’m getting ready to pack up and leave, what goes in what bag, and where to find these things again. Four, it might be like, okay, I know I have this scarf. Where is it? In which, it might not seem that big of a deal to find in a suitcase, but there have been times where I’ve torn my suitcase apart, looking for the thing only to remember that I put it in like the outside pocket of my carry-on two months ago and then forgot to take it out of there. And that’s really annoying and really frustrating, especially if I had my suitcase kind of packed the way that I wanted. And now I’ve destroyed all of that organization.

So here we go. Outerwear. Starting with jackets, I have a puffer coat that works for really cold climates. I bought this years ago when I was going to Iceland on my second trip, and didn’t have a really heavy jacket because I was living in Ecuador at the time.

So that is my kind of any cool-to-cold weather jacket. I also have a raincoat that folds up. It’s a columbia coat that if you just like to take the pocket and scrunch it all up it becomes its own little zipper bag compartment. Like it transforms into just a bag. I don’t know this isn’t making a whole lot of sense but I hope you know what I’m kind of trying to say. So that’s my raincoat. That’s for obviously wet climates. When I was in Iceland, I would wear the puffer jacket and then the raincoat over top of it. So again, layers. I have a jean jacket that I wear for day to day. Just throw that on over another shirt. dress, whatever, kind of changes the outfit a little bit.

And I am perennially cold, I would say. I lean toward.. cold, so I just always like having a light jacket with me. And then I have a leather jacket, a dark green leather jacket that I got in Ecuador that is sort of more dressy. It can be dressed down or dressed up, but that is my, if I’m going out somewhere nice. And it’s not super cold out. That’s my go to. So that is what I have for outerwear. And again, I’ll mix and match depending on where I am and the climate. And I may go to a secondhand shop or somewhere not too expensive. And I’ll buy something just for the few months that I’m there. And then I will, when I don’t need it anymore, I’ll donate it back to a thrift shop before I move on.

Okay. So pants, I tend to go with jeans, jeans, or like jean leggings. Right now in my wardrobe, I only have two. They’re two black pairs. I used to have a pair of blue jeans and a pair of black, but I don’t know. I got rid of my last pair of jeans because they kind of just worn out. My clothes do tend to wear out faster than most people’s because I am using them all the time, right? Like most of the things I have, I wear continually. So I replaced those with a pair of black jeans, jean leggings, like super stretchy, super comfy. And I just have two pairs of black now and I’m finding that I like that better than the blue jeans because it just goes with everything.

So I just have those two pairs. When those wear out, I’ll decide what to do. Next after that. Let’s see what else I have. I have shirts. So shirts tend to vary a lot over time as well because again, it’s very easy to just pick up something new in a place and then donate it back to a trade shop. So I have a white like linen material button down that is great for just throwing on over another shirt underneath or it doubles as a swimsuit cover up.

If I’m at the beach, I have a plain white tee, a plain black tee, a plain gray tee.. and not t-shirt ‘t-shirt’ but just like a bit of a more stylish kind of shirt. And I also have a black sleeveless that’s got a little bit of lace on it, so just a little bit dressier but still very casual. That, with my black pants, with my jean jacket thrown over it – easy outfit, or the leather jacket thrown over that – easy outfit. I have a black sequined tank top, which I just picked up at a cherry shop the other day for a couple pounds, and that will travel with me probably for a month or two. I’ll wear it a few times and then I’ll donate it. Because I don’t have a ton of reasons to wear a sparkly sequined tank top, but then again, I also talk to myself sometimes and think; you can wear that any day! You can wear that on a Tuesday, if you want. It doesn’t have to be a special occasion. So.. whatever. Just go with it.

I also have one more sleeveless tank top that is black and white pattern. It’s super loose. It’s super flowy. I like that because I can tie it in the corner. If I want, I can let it flow loosely. I’m a big fan of comfort. Comfort is my number one.. like I care about comfort more than anything else. So having shirts that are loose and flowy is important to me. So that is it, I think, for my shirts.. nope, I missed one. I have a black long sleeve that I was talking about in terms of cold weather. So this is like a, it’s not quite sweatshirt material. It’s lighter than that, but it is quite warm. And that plus a jacket will get me through most climates. And it’s nice because if I put on a nice necklace, it can look dressier. But if I’m also just lounging around the house, it’s made out of stuff like sweatshirt, sweatpants material. So it’s just very comfy. If I’m somewhere super cold, that doubles as a pajama shirt. The things that I have and travel with are very important to me that they can double and be more than one thing, right? They can have their uses in more than one area.

Speaking of that, I have a little bit of workout gear. I have stretchy leggings for the gym and I have a stretchy pair of shorts, also, that I can use either when I’m working out. Or both the leggings and the shorts; I can use the leggings as pajamas – just lounging around the house.. I can use the shorts underneath a dress. If I’m wearing a dress, I like to have something on underneath. The shorts I’ll use if I am going out in a dress and I’ll just wear those underneath, that way I don’t have to have a separate set of like shorts that are specifically only for wearing under dresses. I just put on my.. I don’t even know if it’s lycra these days, but you know what I mean? Stretchy shorts. I also have a zip up, like a pullover that is, made out of that same type of material, like a very ‘exercisy’ type, but it also can come in handy, again, just if I need another layer. Or if I’m doing something like hiking, where I need another layer under my jacket, but I don’t want to wear something like the jean jacket, because that wouldn’t fit comfortably under a jacket. So have that.

All right, what’s next? Shorts and skirts. I have had to pick up a pair of jean shorts every now and again, depending on what climate I’m going to be in. If I’m going to be in a place that’s really hot, normally shorts don’t factor into my day to day. The reason for this is I was living in South America for, oh, what, the first three or four years of my travels? I don’t know, time all runs together. Culturally, a lot of people do not wear shorts in South America.

Even though the weather is very hot, tropical in some places, shorts just aren’t as culturally a thing. It’s becoming that way in some places, but they’re not usually. And so a lot of times you would only see tourists wearing shorts. And I hate to stand out as a tourist wherever I’m going. I like to try to blend in. So I got used to just wearing pants in South America or wearing trousers, I guess I should say, because I’m used to living in England where pants mean a different thing. But anyway. So I don’t have any shorts with me at the moment, but I do have two kinds of shorts outfits. By that I mean like a one piece, like a jumper. So I have one that is green and like linen material, which I’m going to keep traveling with because with my plans to spend time in hot climates next year, that’ll come in handy. And the other one is a black kind of very lacy-like shirt-short dress combo. It’s a one piece outfit that is like a shirt and shorts and then it’s got this like lacy skirt around it as well.

So I picked that up in Croatia and it was just super cute and then I went to England where it’s been quite cold and not appropriate but I will look forward to hopefully using that next year. I have a long black maxi skirt again black goes with everything so i can style that differently but it’s nice because even if it’s hot it’s fine it’s black and it’s flowy and lightweight material so it works well i also have a black i don’t say mini skirt because it’s not that short but i have a black leather skirt that i picked up again in a charity shop it was a few pounds i will probably wear that a few times and then if I don’t find that it is getting used enough, I will just donate that somewhere and let someone else get some usage out of that.

All right, swimwear. So I travel with a couple of swimsuits and I have one of those towels that doesn’t take up a lot of space, the kind that dries out really quickly. So I have one of those I travel with and that’s really useful because obviously I use it if I’m somewhere gone for a swim. But also, it’s a nice size, so if I know that I’m going to the park on an afternoon and I just want to sit in the grass and read a book or take a nap, I will take that with me and I can just put that out on the grass and then I’ve got my ready made sort of like little blanket there.

So again, things that can be used for multiple purposes. ways. Dresses. So I really like dresses. Super comfy, easy. I go for stuff that is not going to wrinkle too bad or if it does wrinkle badly it still kind of looks all right. So stuff that’s sort of more bigger patterns and not going to show wrinkles as much.

So I actually have more dresses than I’ve ever had before.  I’m actually surprising myself as I go through this packing cube. But we’ve got two flowery dresses that I picked up in Croatia. They were the same style, a little bit roughly, kind of wrap dress style. And one is like bright red patterned, one is black with flowers on it patterned. So those, again, I can style with my jean jacket over top. I could even take my black long sleeve shirt and throw that over top. And so you would only see the skirt part of it. Things you can mix and match like that. I have a black, super comfy short, like it’s not a full maxi dress or anything. It probably hits around the knee wrapped-dress style, little black dress.

I have a olive dress that is very similar, but it’s sleeveless, whereas the black one has a little bit of sleeve to it. And these are super casual, super easy. Just throw those on with sandals or my tennis shoes and jean jacket over top, light sweater over top, or nothing. I also have a kind of more flowy maxi dress, blue and gold patterns that I got in Croatia. I have a regular style maxi dress, black with gold – like a tan and white pattern on top of that. That one is super easy. I love a maxi dress that just like.. hits the floor, like, just easy. They’re as comfortable as wearing pajamas, but you look nice. And don’t really have to do much with it. I can put a belt on with that one, or I can throw my jean jacket on and it’s good to go.

In charity shop. Just the other day, I found two more dresses and again, feeling smug about the little bit of extra space I have in my suitcase. I grabbed those. One is just like a black dress that’s a little more dressy. It’s sleeveless on one side, off the shoulder, on the other side, and just a flowy drape, short dress. But I can style that with a belt or not. And I found a dark blue dress with gold stripes. It’s that I can, it’s a little bit of a wrap style dress as well. Like she’s got some ruching in the middle and I can wear this with tennis shoes or sandals and it’ll look nice. So those are new additions and basically what I do when I pick something up like that is I’ll just try it.

I will carry it with me and if a month or two has gone by and I have not worn these things then they gotta go. So I just let how often I reach for something direct me into whether or not I keep it around or whether it’s time to swap it out for something else that I will wear a lot more. There are exceptions to that rule and I am carrying something with me right now that I’ve had for  a year and I’ve not worn it, you guys. I’ve not worn it. And I was actually about to pack it away and leave it here in England, but I thought to myself, I need to find more time to wear this. And it’s my own fault. I should be wearing it. It’s super cute. But it is a pantsuit that I picked up in Argentina. My friend actually has the same one in pink because we were shopping and she tried hers on and it was just like, damn, that looks amazing.

And I was like, oh, they had a pink and a red one. And I said, neither of those are my colors. And then we found a black one. And I was like, okay. That’s my color. I tried it on. It looks amazing. It’s like an off the shoulder at the top and then a pantsuit and it’s got this cool drape to it and everything and I’ve been traveling with it. So this is the ultimate. I’m not leaving it anywhere else. It’s time to either use it or lose it a type of thing. So I’m going to find opportunities to wear that and I’ve basically been having a mental conversation I’ve been having with myself because I was talking to a friend that I met recently and I just really admire her sense of style.

She gets up and puts on whatever the hell she wants and it doesn’t matter if it’s Tuesday, or if it’s a Saturday night, she dresses in what she wants to wear. And I thought about that, like, when we were kids, we used to just wear whatever the hell we wanted, right? We wouldn’t care about what people said we should be wearing.

So that is what this kind of pantsuit symbolizes to me. I should wear this if it’s a fucking Tuesday, or if it’s a Saturday night, and who the hell cares what other people think. I think I look fabulous in it, and I need to wear it more. So it’s going in my bag, it’s going with me, and I’m giving myself, “I need to wear this, in the next month. I’m going to wear this next month.”

So this episode is taking longer than I originally intended, so this is a good place to come to a stopping point for now. I will be back in the next episode to continue going through the things that fit into my suitcase with me on my travels and come back next Monday for that.

If you have any questions, get a hold of me at  liveworktraveli IG on Instagram, and please sign up for my newsletter, escapehatchnews.com. And I’ll see you next Monday. Take care of yourself.

Introducción:

Así que aquí estoy a punto de embarcarme en la vida como una persona con dos maletas de registro, y pensé que sería divertido abrirme y examinar todas las cosas que tengo para que puedas tener una idea más clara de cómo es realmente viajar por el mundo con tu vida contigo.

Bienvenido al Podcast Live Work Travel.

Soy tu anfitrión, Mashon Thomas, un exmaestro de escuela intermedia que renunció a los 30 para convertirse en un freelancer y nómada digital de seis cifras en cambio. Estás en el lugar correcto si estás listo para aprender cómo el freelancing puede ayudarte a trabajar desde cualquier lugar, ganar buen dinero y vivir una vida que diseñes. Estoy compartiendo todo lo que he aprendido para llegar a donde estoy hoy con el fin de apoyarte en tu camino, porque este estilo de vida es simplemente demasiado bueno como para no compartirlo.

Episodio:

Hoy quiero hablar de mi vida en una maleta. A tanta gente que conozco obviamente le fascina ¿cómo se viaja por el mundo en una maleta? ¿Dónde está todo lo tuyo? La gente me pregunta, ¿dónde vives realmente? ¿Dónde guardas tus cosas? Y la respuesta es sobre todo conmigo. No tengo un lugar en particular donde empaque muchas cosas y las deje.

A lo largo de los años me he ido deshaciendo lenta y sistemáticamente de todo lo que tengo para que ahora quepa en una maleta. y un poco más. Y ahora tengo algunas cosas escondidas por el mundo en diferentes lugares. Tengo una caja de cosas en Ecuador, porque mientras vivía allí durante la pandemia, acumulé algunas cosas más y algunas cosas que tienen algún valor sentimental que ahora quiero conservar y tener algún día cuando tenga una casa.

Y también he dejado una cajita de cosas en Inglaterra con otra amiga, que volveré a por esas cosas. Algún día cuando tenga una casa y estas cosas sean más como, por ejemplo, en Ecuador, dejé un vestido blanco. Es un vestido muy bonito. Creo que lo compré en Ecuador y me lo he puesto unas cuantas veces.

Me encanta este vestido, pero viajar con un vestido blanco no es lo más práctico y no es algo que me pondría semanalmente. Así que tengo que estar constantemente jugando a ese juego de lo que cabe en mi maleta y no sé. Me gusta mucho este vestido. Y una de las cosas que he hecho en los años que he estado viajando es empezar a salir de esta actitud de negación en la que no compro algo porque no es útil para mí en ese momento.

Y en cierto modo, eso es bueno. Soy muy minimalista, pero hay algo que te permite tener pequeños placeres y pequeñas cosas que disfrutas y no simplemente decir rotundamente no, que es lo que solía hacer. Simplemente no. Si no encaja en mi vida ahora mismo, si no encaja en mi maleta ahora mismo, entonces no.

Y hace poco, en el último año, he empezado a decir, vale, me gusta esto y no tiene cabida en mi vida en los próximos años. Pero algún día, cuando tenga una casa y me establezca, quiero esto, así que voy a conservarlo por ahora. También hay algunas cosas más tipo souvenir. que he estado recogiendo, por las mismas razones que antes.

Yo solía ser como, no, no voy a conseguir eso. Pero cuando estuve en Egipto, compré algunas pinturas en papiro y algún día querré colgarlas en mi casa. Así que las guardé en una caja para el futuro. Pero en cuanto a las cosas que tenía cuando era más joven y en lo que ahora parecen vidas pasadas, prácticamente me he deshecho de todo.

Alguien me preguntó una vez, bueno, ¿dónde están tus anuarios del instituto? Y yo, oh tío, tiré esa mierda hace años. Así que tuve una casa con mi ex durante muchos años. Y cuando dejé esa relación y esa casa, dejé la mayoría de las cosas porque me atraía la vida pequeña. Y viví en un remolque por un tiempo, como un remolque de viaje.

Y eso era realmente pequeño. Y me acostumbré a la vida diminuta y me encantó. Y yo vivía en un pequeño apartamento en Las Vegas cuando me mudé allí. Y. Me acostumbré a vivir en espacios pequeños y me gusta que me hace ser intencional acerca de todo lo que tengo y no compro cosas que no necesito.

Yo sólo compro las cosas que me traen alegría realmente y son útiles en mi vida diaria. Así que como mis padres no sé, es sólo algo que, ya sabes, que, es, es downsized y tipo de cosas despejadas a lo largo de los años. Cada vez que volvía, pensaba que me había deshecho de todas mis cosas y mi madre me decía, Oh, he encontrado una caja de cosas. Tienes que revisarlas. Y creo que ahora por fin me he deshecho de todo. Hace tiempo que no recibo uno de esos mensajes. Pero me deshice de las cosas a las que te aferras sólo porque sí, ¿verdad? Y para la mayoría de nosotros, sólo se sienta en una caja. Y en realidad nunca nos tomamos el tiempo para revisarlo.

Así que me deshice de todas esas cosas. He hecho fotos de cosas que significaban algo para mí. Y ahora tendré esa foto en lugar de tener la cosa real, cosas como tarjetas o cartas viejas o cosas del instituto, como medallas de cosas como cosas que no tienen un lugar en mi vida. Así que le hice una foto y me deshice de ella.

Así que todo lo que tengo ahora o está conmigo en mis maletas o está en esa caja en Ecuador o en la caja en Inglaterra. Y en los próximos dos años, puede que tenga algunas cajas más en diferentes lugares. Ahora tengo amigos maravillosos que tienen casa y me dicen cosas como, si alguna vez quieres, siempre puedes dejarme una caja con cosas. Así que será genial. Un día, cuando decida dónde voy a vivir y establecerme, recorreré el mundo y recogeré todas esas cajas y las abriré para ver qué hay dentro. Pero hoy viajo con una maleta. Y una maleta de tamaño de mano y luego una pequeña maleta de mano también. Y esto es nuevo para mí.

Hasta ahora, he estado viajando con una sola maleta y el pequeño equipaje de mano. Pero cuando estuve en Albania, fue mi primer viaje a Albania en noviembre de 2023. Y yo estaba en esta tienda y vi esta bolsa. bolsa que realmente quería. Es como un bolso de cuero falso con el exterior es un mapa, ¿verdad? Así que me atrajo, obviamente, al instante. Al igual, es simplemente hermoso. Simplemente me gustó y lo quería y estaba cansada de negarme a mí misma. Así que pensé, lo que sea, voy a averiguarlo. Así que compré la maleta y ahora me he convertido en una persona que va a llevar dos maletas facturadas. Así que, de nuevo, es tamaño equipaje de mano. Si voy a hacer un viaje más pequeño, la utilizaré como equipaje de mano, pero para los viajes más grandes la facturaré.

Y es que a veces nos quedamos atascados en una identidad. Parte de mi identidad era alguien que viaja con una maleta. Todo lo que tengo cabe en una maleta. Y por alguna razón eso era importante para mí. Pero al comprar la segunda maleta y luego decir, vale, da igual, ahora soy una persona que lleva dos maletas.

Sigo viajando por el mundo con menos equipaje del que lleva la mayoría de la gente en una semana de vacaciones. Así que da igual, mi identidad tiene que cambiar y ser un poco más flexible. Además, si facturo una maleta, no hay estrés extra en facturar dos, ¿no? Sigo bajando del avión, yendo a recoger el equipaje y esperando a que salgan de la cola.

¿Qué importa si ahora son dos? Y la pequeña puede ser simplemente, tengo estas pequeñas correas de cuerda elástica para que pueda jimmy en la parte superior de mi maleta grande y rodar la maleta grande con ese derecho en la parte superior como uno. Así que no me supone mucho esfuerzo o estrés extra. Y lo que tuve que decirme a mí misma fue: mira, si no te gusta esto después de un tiempo, si no es una buena opción, puedes cambiar y hacer otra cosa. Esa bolsa se puede empaquetar con otras cosas y dejarla en casa de uno de mis muchos amigos de todo el mundo y decir: “Oye, ¿puedes guardarme esto en el sótano, en el ático o donde sea? Volveré a por ello dentro de unos años. Así que aquí estoy, a punto de embarcarme en la vida de una persona con dos maletas.

Y pensé que sería divertido. abrirme y examinar todas las cosas que tengo para que puedas tener un poco más de claridad sobre lo que es realmente viajar por el mundo con tu vida con

usted. Así que, en primer lugar, me siento muy satisfecha porque otra maleta facturada abre un mundo de posibilidades. No me había dado cuenta hasta que me hice con esta maleta de la cantidad de estrés innecesario al que me he sometido en los últimos años porque mi maleta siempre está abarrotada al máximo. Siempre estoy luchando por ganar peso y siempre estoy estresada al acercarme al mostrador. Como si el peso de la báscula de mi cuarto de baño coincidiera con el peso en el mostrador de facturación de la aerolínea. En las aerolíneas más pequeñas, por ejemplo, el próximo vuelo es de Ryanair. Mi próximo vuelo después de ese será un vuelo internacional a través del océano. Así que los vuelos más grandes suelen incluir más peso y franquicia de equipaje. Mientras que un vuelo de Ryanair tiene un máximo de 20 kilogramos por maleta facturada, y puedes conseguir una más pequeña por 10 kilogramos, que es lo que voy a hacer para este próximo vuelo.

El siguiente vuelo no me preocupa. Los más grandes suelen permitir, creo que 23 kilos, o tal vez incluso 26. De cualquier manera, como dije, siempre estoy estresado por eso, así que da igual. Ahora tengo dos maletas. Así que entre todo esto, sólo para el vuelo de Ryanair, por ejemplo, tengo 30 kilos de equipaje permitido, lo que equivale a unas 64 libras (no lo sé. No tengo la conversión a mano). Más mi pequeño equipaje de mano. Mi equipaje de mano es uno de esos pequeños maletines con ruedas. Es un pequeño rectangular; es posible que veas a viajeros de negocios usándolo. Y me gusta por su pequeño tamaño. Podría caber debajo del asiento si fuera necesario.

Lo pondré en el maletín superior. Si tengo un objeto personal, como un bolso, satisface mis necesidades para llevar cosas. Ahora me siento satisfecho porque llevo 30 kilos de cosas y hay espacio en mi maleta grande. Anoche hice el equipaje y todo cabe y tengo espacio para más cosas. Así que está bien. Siempre es bueno tener un poco de espacio en lugar de tener que pensar cómo voy a llevar todo lo que tengo conmigo por el mundo. Así que juego un juego constante entre lo que necesito ahora y lo que necesito en el futuro, dependiendo de donde me lleven mis planes de viaje. Así que actualmente estoy grabando este episodio desde Inglaterra, hace frío aquí. Tengo que guardar algo de ropa para el frío, pero no tengo mucha ropa para el frío en general porque simplemente me mantengo alejado de los climas fríos. No me gusta pasar frío, así que no tengo mucha ropa para el frío. Sé que para 2024, mis planes son el sudeste asiático, Nueva Zelanda, Australia. Climas más cálidos.

Eso significa que podré deshacerme de la ropa para el frío a medida que me vaya y añadir más cosas para el calor a mi maleta. Una de las formas en las que me gusta comprar cuando viajo por el mundo es en tiendas de segunda mano o de caridad, según el lugar del mundo en el que te encuentres y cómo las llamen.

Esos son mis favoritos absolutos porque puedo entrar, por ejemplo, ahora mismo, mientras estoy grabando esto, estoy usando un acogedor suéter de cuello alto de manga larga que conseguí en una tienda de caridad en Inglaterra para cinco libras. Y me ha servido para los últimos dos meses. Y a nadie le importa que use lo mismo todo el tiempo.

Ahora mismo tengo dos prendas de manga larga, esta y una camisa negra, y las voy rotando cada día. Y luego lavo la ropa y lo que sea. A nadie le importa. Nadie se fija en lo que llevamos puesto, aunque creamos que sí. Eso fue un problema cuando empecé a viajar. Dios, siento que llevo la misma ropa todo el tiempo. Pero a nadie le importa. Así que sí, me desharé de este suéter, una vez que haya terminado con el frío. Me quedo con mi camisa negra de manga larga. La tengo desde hace años. Es super cómoda. Me sirve de pijama. Como muchas de las cosas que hago tienen doble propósito. No tengo muchas prendas que sólo pueda llevar de una manera, pero que no pueda peinar de forma diferente. Y la mayoría de mis cosas se pueden llevar con casi cualquier otra cosa con la que viaje. Así que me quedo con muchos grises, muchos negros, mucho blanco y negro, cosas que se puedan mezclar y combinar fácilmente. Otra cosa antes de entrar en lo que hay en mis maletas es cómo hago la maleta y los cubos de embalaje.

A lo largo de los años, he conseguido algunos cubos de embalaje. Y he tirado cosas dentro y fuera de ellos un poco al azar, pero no ha sido exactamente como yo quería. Como se supone que crear más organización, pero la forma en que estaba empacando era simplemente encajar las cosas en cubos de embalaje en lugar de ser más intencional acerca de lo que va en qué. Así que otra cosa que he hecho recientemente, que tiene, oh Dios mío, que acaba de crear un nuevo nivel de orden y organización, es comprar más cubos de embalaje e incluso más pequeñas bolsas de plástico. Eso podría ser reutilizado y he empacado cosas muy específicamente en bolsas más pequeñas que luego pongo en los cubos de embalaje y luego etiqueto el cubo de embalaje en general con lo que hay allí.

Al etiquetar las cosas y colocarlas en bolsas específicas, todo tiene un lugar. Todo tiene un hogar dentro de mi maleta, dentro de su cubo de embalaje, y dentro de la bolsa dentro de ese cubo de embalaje, que es realmente agradable porque ahora que tengo este sistema establecido, y tengo etiquetas en las cosas, sé cuando me estoy preparando para empacar y salir, lo que va en cada bolsa, y dónde encontrar estas cosas de nuevo. Cuatro, podría ser como, bueno, sé que tengo esta bufanda. ¿Dónde está? Puede que no parezca un gran problema encontrarlo en una maleta, pero ha habido veces en las que he destrozado mi maleta buscando algo sólo para recordar que lo puse en el bolsillo exterior de mi equipaje de mano hace dos meses y luego olvidé sacarlo de allí. Y eso es muy molesto y frustrante, sobre todo si tenía la maleta hecha como quería. Y ahora he destruido toda esa organización.

Así que allá vamos. Ropa exterior. Empezando por las chaquetas, tengo un puffer coat que me sirve para climas muy fríos. Lo compré hace años cuando iba a Islandia en mi segundo viaje, y no tenía una chaqueta realmente pesada porque estaba viviendo en Ecuador en ese momento.

Así que ese es mi tipo de chaqueta para cualquier tiempo fresco a frío. También tengo un impermeable que se pliega. Es un abrigo columbia que si coges el bolsillo y lo retuerces, se convierte en su propio compartimento con cremallera. Como si se transformara en una bolsa.

No sé, esto no tiene mucho sentido, pero espero que sepas lo que estoy tratando de decir. Así que ese es mi impermeable. Es para climas obviamente húmedos. Cuando estaba en Islandia, me ponía la chaqueta y luego el impermeable encima. Así que de nuevo, capas. Tengo una chaqueta vaquera que uso para el día a día. Me la pongo encima de otra camisa, vestido, lo que sea, para cambiar un poco el atuendo.

Y yo soy perennemente fría, diría yo. Me inclino hacia… el frío, así que siempre me gusta tener una chaqueta ligera conmigo. Y luego tengo una chaqueta de cuero, una chaqueta de cuero verde oscuro que conseguí en Ecuador que es algo más elegante. Se puede llevar informal o elegante, pero es la que uso si voy a salir a algún sitio bonito. Y no hace mucho frío. Ese es mi ir a. Así que eso es lo que tengo como ropa exterior. Y de nuevo, voy a mezclar y combinar dependiendo de donde estoy y el clima. Y puedo ir a una tienda de segunda mano o en algún lugar no demasiado caro. Y compro algo sólo para los pocos meses que estoy allí. Y luego, cuando ya no lo necesite, lo donaré a una tienda de segunda mano antes de marcharme.

Ok. Entonces pantalones, tiendo a ir con jeans, vaqueros, o como leggings de jean. Ahora mismo en mi armario, sólo tengo dos. Son dos pares negros. Yo solía tener un par de pantalones vaqueros azules y un par de negro, pero no sé. Me deshice de mi último par de vaqueros porque estaban bastante desgastados. Mi ropa tiende a desgastarse más rápido que la de la mayoría de la gente porque la uso todo el tiempo, ¿verdad? Como la mayoría de las cosas que tengo, las uso continuamente. Así que reemplacé esos con un par de jeans negros, leggings de jean, como súper elásticos, súper cómodos. Y tengo dos pares de negro ahora y me estoy dando cuenta de que me gusta más que los pantalones vaqueros azules, ya que sólo va con todo.

Así que sólo tengo esos dos pares. Cuando se desgasten, decidiré qué hacer. Después de eso. Veamos qué más tengo. Tengo camisas. Así que las camisas tienden a variar mucho con el tiempo también porque, de nuevo, es muy fácil simplemente recoger algo nuevo en un lugar y luego donarlo de nuevo a una tienda de comercio. Así que tengo un blanco como el lino material de botón hacia abajo que es ideal para simplemente tirar sobre otra camisa debajo o se dobla como un traje de baño para arriba.

Si estoy en la playa, tengo una camiseta blanca lisa, una camiseta negra lisa, una camiseta gris lisa… y no una “camiseta”, sino un tipo de camiseta un poco más elegante. También tengo una negra sin mangas con un poco de encaje, un poco más elegante pero informal.

Eso, con mis pantalones negros, con mi chaqueta vaquera por encima – un conjunto fácil, o la chaqueta de cuero por encima de ese conjunto fácil. Tengo una camiseta de tirantes negra con lentejuelas que compré el otro día en una tienda por un par de libras y que me acompañará durante uno o dos meses. Me la pondré ununas cuantas veces y luego la donaré. Porque no tengo muchas razones para ponerme una camiseta de tirantes de lentejuelas brillantes, pero también hablo conmigo misma a veces y pienso: ¡puedes ponerte eso cualquier día! Puedes ponértela un martes, si quieres. No tiene por qué ser una ocasión especial. Así que… lo que sea. Sigue la corriente.

También tengo otra camiseta de tirantes sin mangas que es estampada en blanco y negro. Es súper suelta. Es super flowy. Me gusta porque puedo atarla en la esquina. Si quiero, puedo dejarla suelta. Soy una gran fan de la comodidad. La comodidad es mi número uno… me importa la comodidad más que cualquier otra cosa. Así que tener camisas sueltas y fluidas es importante para mí. Así que eso es todo, creo, para mis camisas .. no, me perdí una. Tengo una manga larga negra de la que hablaba en términos de clima frío. Así que esto es como, no es del todo material de sudadera. Es más ligero que eso, pero es bastante cálido. Y eso más una chaqueta me llevará a través de la mayoría de los climas. Y es agradable porque si me pongo un collar bonito, puede parecer más elegante. Pero si sólo estoy holgazaneando por la casa, está hecho de material como sudadera, pantalones de chándal. Es muy cómodo. Si estoy en un sitio muy frío, me sirve de pijama. Las cosas que tengo y con las que viajo son muy importantes para mí porque pueden ser más de una cosa, ¿verdad? Que puedan tener usos en más de un ámbito.

Hablando de eso, tengo un poco de ropa de entrenamiento. Tengo unos leggings elásticos para el gimnasio y también unos pantalones cortos elásticos que puedo usar cuando hago ejercicio. O ambos, los leggings y los shorts; puedo usar los leggings como pijama, para estar por casa… Puedo usar los shorts debajo de un vestido. Si llevo un vestido, me gusta llevar algo debajo. Los shorts los uso si voy a salir con un vestido y los llevo debajo, así no tengo que tener un conjunto separado de shorts específicos para llevar debajo de los vestidos. Simplemente me pongo mi… ni siquiera sé si es lycra hoy en día, pero ¿sabes lo que quiero decir? Pantalones cortos elásticos. También tengo una cremallera, como un jersey que es, hecho de ese mismo tipo de material, como un tipo muy ‘exercisy’, pero también puede ser útil, de nuevo, sólo si necesito otra capa. O si estoy haciendo algo como senderismo, donde necesito otra capa debajo de mi chaqueta, pero no quiero llevar algo como la chaqueta vaquera, porque no encajaría cómodamente debajo de una chaqueta. Pues ten eso.

Muy bien, ¿qué sigue? Pantalones cortos y faldas. De vez en cuando he tenido que coger un par de pantalones cortos vaqueros, dependiendo del clima en el que vaya a estar. Si voy a estar en un sitio donde hace mucho calor, normalmente los shorts no entran en mi día a día. La razón de esto es que estuve viviendo en Sudamérica durante, ¿qué, los tres o cuatro primeros años de mis viajes? No sé, el tiempo corre junto. Culturalmente, mucha gente no lleva pantalones cortos en Sudamérica.

Aunque el clima es muy caluroso, tropical en algunos lugares, los pantalones cortos simplemente no son tan culturalmente una cosa. Se está convirtiendo en eso en algunos lugares, pero no es lo habitual. Así que muchas vecessólo vería turistas vistiendo pantalones cortos. Y odio destacar como turista allá donde voy. Me gusta intentar pasar desapercibido.

Así que me acostumbré a llevar pantalones en Sudamérica o a llevar pantalones, supongo que debería decir, porque estoy acostumbrada a vivir en Inglaterra, donde los pantalones significan otra cosa. Pero en fin. Así que no tengo pantalones cortos conmigo en este momento, pero tengo dos tipos de conjuntos de pantalones cortos. Con eso me refiero a una sola pieza, como un jersey. Así que tengo uno que es verde y como material de lino, que voy a seguir viajando con porque con mis planes de pasar tiempo en climas cálidos el próximo año, que será muy útil. Y el otro es negro, una especie de combinación de camisa y vestido corto de encaje. Es un conjunto de una sola pieza que es como una camisa y pantalones cortos y luego tiene esta falda de encaje alrededor también.

Así que me la compré en Croacia y era super bonita y luego me fui a Inglaterra donde ha hecho bastante frío y no es apropiada pero espero poder usarla el año que viene. Tengo una maxi falda larga negra, de nuevo el negro va con todo, así que puedo usarla de diferentes maneras, pero es bonita porque incluso si hace calor está bien, es negra y es fluida y ligera, así que funciona bien. También tengo una minifalda negra, no digo mini falda porque no es tan corta, pero tengo una falda de cuero negra que compré de nuevo en una tienda de caridad, costaba unas pocas libras, probablemente la usaré unas cuantas veces y luego, si no encuentro que se está usando lo suficiente, la donaré a algún sitio y la usaré, Voy a donar que en algún lugar y dejar que alguien más obtener algún uso de eso.

Muy bien, trajes de baño. Así que viajo con un par de bañadores y tengo una de esas toallas que no ocupan mucho espacio, de las que se secan muy rápido. Así que viajo con una de esas y es muy útil porque, obviamente, la uso si voy a algún sitio a nadar. Pero también tiene un buen tamaño, así que si sé que voy a ir al parque por la tarde y quiero sentarme en la hierba a leer un libro o echarme una siesta, me lo llevo y lo pongo en la hierba y ya tengo mi pequeña manta preparada.

Así que de nuevo, las cosas que se pueden utilizar para múltiples propósitos. maneras. Vestidos. Me gustan mucho los vestidos. Súper cómodos, fáciles. Busco cosas que no se arruguen demasiado o que, si se arrugan mucho, sigan teniendo buen aspecto. Cosas con patrones más grandes y que no muestren tanto las arrugas.

Así que en realidad tengo más vestidos de los que he tenido antes. En realidad me estoy sorprendiendo a mí misma a medida que avanzo con este cubo de embalaje. Pero tenemos dos vestidos de flores que recogí en Croacia. Eran del mismo estilo, un poco áspero, una especie de estilo de vestido envolvente. Y uno es como rojo brillante estampado, uno es negro con flores en él estampado. Así que esos, de nuevo, puedo estilo con mi chaqueta de jean en la parte superior. Incluso podría coger mi camisa negra de manga larga y ponérmela por encima. Y así sólo se vería la parte de la falda. Cosas que puedes mezclar y combinar así.

Tengo un short negro, super cómodo, no es un maxi vestido ni nada. Probablemente llega alrededor de la rodilla envuelto estilo vestido, pequeño vestido negro.

Tengo un vestido oliva que es muy parecido, pero es sin mangas, mientras que el negro tiene un poco de manga. Y estos son super casual, super fácil. Me los pongo con sandalias o mis zapatillas de tenis y una chaqueta vaquera por encima, un jersey ligero por encima o nada.

También tengo un maxi vestido más fluido, azul y dorado que compré en Croacia. También tengo un vestido largo normal, negro con dorado, con un estampado blanco y tostado encima. Ese es muy fácil. Me encantan los maxivestidos que llegan hasta el suelo, sencillos. Son tan cómodos como usar pijamas, pero te ves bien. Y no tienes que hacer mucho con él. Puedo ponerme un cinturón o una chaqueta vaquera y listo.

En la tienda de caridad. El otro día encontré dos vestidos más y, de nuevo, me sentí orgullosa del poco espacio que me sobraba en la maleta. Los cogí. Uno es como un vestido negro un poco más elegante. Es sin mangas en un lado, fuera del hombro, en el otro lado, y sólo una caída fluida, vestido corto. Pero puedo usarlo con o sin cinturón. Y encontré un vestido azul oscuro con rayas doradas. Es que puedo, es un poco de un vestido de estilo envolvente también. Como que tiene algo de fruncido en el medio y puedo usarlo con tenis o sandalias y se verá bien. Así que esas son las nuevas adiciones y, básicamente, lo que hago cuando recojo algo así es que voy a probarlo.

Lo llevo conmigo y si han pasado uno o dos meses y no me lo he puesto, tengo que dejarlo. Así que dejo que la frecuencia con la que cojo algo me indique si lo conservo o no o si es el momento de cambiarlo por otra cosa que me pondré mucho más. Hay excepciones a esa regla y ahora mismo llevo conmigo algo que tengo desde hace un año y no me lo he puesto, chicos. No me lo he puesto. Y en realidad estaba a punto de guardarlo y dejarlo aquí en Inglaterra, pero me dije a mí mismo, tengo que encontrar más tiempo para llevar esto. Y es mi culpa. Debería ponérmelo. Es super bonito. Pero es un traje pantalón que compré en Argentina. Mi amiga tiene el mismo en rosa porque estábamos de compras y se probó el suyo y fue como, maldita sea, se ve increíble.

Y yo estaba como, oh, tenían una rosa y una roja. Y yo dije, ninguno de esos son mis colores. Y entonces encontramos uno negro. Y yo estaba como, está bien. Ese es mi color. Me lo probé. Se ve increíble. Es como un fuera del hombro en la parte superior y luego un traje pantalón y tiene esta caída fresca a ella y todo y he estado viajando con ella. Así que esto es lo último. No lo voy a dejar en ningún otro sitio. Es hora de usarlo o perderlo. Así que voy a encontrar oportunidades para usar eso y básicamente he estado teniendo una conversación mental que he estado teniendo conmigo misma porque estaba hablando con una amiga que conocí recientemente y realmente admiro su sentido del estilo.

Se levanta y se pone lo que le da la gana y no importa si es martes, o si es sábado por la noche, se viste con lo que le da la gana. Y pensé en eso, como, cuando éramos niños, solíamos ponernos lo que nos diera la gana, ¿verdad? No nos importaba lo que la gente decía que debíamos llevar.

Así que eso es lo que simboliza para mí este tipo de traje pantalón. Debería ponérmelo si es un puto martes, o si es un sábado por la noche, y a quién coño le importa lo que piensen los demás. Creo que me queda fabuloso, y tengo que ponérmelo más. Así que va en mi bolso, va conmigo, y me doy a mí misma, “Tengo que llevar esto, en el próximo mes. Voy a llevar esto el mes que viene”.

Así que este episodio me está llevando más tiempo de lo que pretendía en un principio, así que este es un buen lugar para hacer un alto en el camino por ahora. Volveré en el próximo episodio para seguir repasando las cosas que caben en mi maleta conmigo en mis viajes y vuelve el próximo lunes para eso.

Si tienes alguna pregunta, ponte en contacto conmigo en liveworktraveli IG en Instagram, y por favor suscríbete a mi boletín, escapehatchnews.com. Y nos vemos el próximo lunes. Cuídate mucho.