EP 59: Living out of a suitcase – what’s really inside? – Part 2

English Transcript

Transcripción en Español

Please note: The transcripts are created automatically from the podcast and there may be errors in them. We hope that’s not too distracting and you still get value out of the episode. Thank you for reading. 🙏🏻

Introduction:

Okay, welcome back to part two of the tour through my suitcase. If you haven’t listened to the last episode, please go back and do that so you have some idea of where I am starting from, what I’m rambling on about. I found myself starting to rush through the tour at the end of the last episode, so I thought, what the hell, I’ll just break these up into two.

Welcome to the Live Work Travel Podcast. I’m your host, Mashon Thomas, a former middle school teacher who quit at 30 to become a six figure freelancer and digital nomad instead. You’re in the right place if you’re ready to learn how freelancing can help you to work from anywhere, make great money, and live a life that you design. I’m sharing everything I’ve learned to get to where I am today in order to support you on your journey. Because this lifestyle is simply too good not to share.

Episode:

So last time we were talking about what I travel with in my suitcase in terms of pants, shirts, swimwear, dresses. I got through those shorts and skirts, that sort of thing. And now we’re picking up shoes. So lots of people ask about shoes because they take up the most space in a suitcase. And this is an area where I have definitely denied myself over the years.

And one of the things, when I do find a place to settle down, I would not be surprised at all if I have loads of shoes and purses because I do love them and I miss them. I’m definitely gonna get some knee high boots. Lots of them. I love wearing boots in the fall. I used to absolutely adore that. But yeah, for now, those do not fit into my suitcase. So I don’t have them. And actually, at the recording of this episode, this is the lightest I have ever traveled when it comes to shoes.

I currently have a pair of slippers, like house shoes, whatever you call them, thats.. let’s see; I picked these up at Tesco in England because it was cold and I didn’t want to be walking around as I don’t like my feet being cold. I don’t like being cold in general. So I picked these up. They’re men’s slippers, whatever. I picked up at Tesco for a few pounds and it’s just grown on me, to the fact that I don’t usually carry things with me that they have to really be something I use all the time. They have to really earn their way into my suitcase and these have.  So they’re all beat down and I’ll get another pair at some point, but I really like having slippers just something comfy to slip on my feet in the day, not be walking on cold tile or wherever I am. Because I live out of Airbnbs, the flooring changes up constantly. Some places I’m on carpet, some places I’m on tile, some places I’m on hardwood floors, like whatever. I like having a pair of comfy slippers on my feet. They don’t weigh a lot, so that’s good.

My main day to day shoes. These have changed over the years. Right now I am in a white trainer’s phase of my life, or tennis shoes as we call them in the states. Tennis shoes, trainers, whatever. Just a simple pair of plain white.. I don’t even know what brand they are, and they’re not in front of me right now, they’re by the door, so it doesn’t matter. But yeah, just plain white trainers. And I’ve watched people wear these over the years and thought, oh, white shoes, like they’ve got to be so hard to keep clean. Like I could never wear white shoes. I don’t even know if I can pull off that look. Well, I am firmly in the camp now of white trainers being the best,  and I can definitely pull off that look. They’re just easy. Like my black pants, they go with everything. I am a big fan of wearing them with all of my dresses. It doesn’t matter how fancy. November of 2023, went out to dinner with some friends in Albania and fuck it. I was just not feeling heels. And I’m like, I wore a, my blue and gold maxi kind of flowing, really pretty dress. And I had my white tennis shoes on at the bottom. I’m like, I am all about comfort. As far as I’m concerned, they go with everything. So those are my shoes, my day in and day out shoes. I wear them every day because they are all I have.

Next year, going into more tropical climates, spending time in Southeast Asia, I will certainly pick up a pair of comfortable sandals or flip flops or something. But for right now, I am just a tennis shoes kind of girl. In addition to those, I do have a pair of heels, flats slash heels.

So I invested in these a while back because they’re a bit expensive, but they are from a shoe brand called Passion. So like fashion, but with a ‘P’ at the beginning, Passion. Actually now that I’m saying that, I’m not 100 percent sure that’s how it’s spelled.

Anyway, just look for convertible heels. So the reason I paid a lot more than I would for a typical pair of shoes with these is because they can be worn as flats or you can screw on a heel and they can be worn as heels. So they convert to both and that is like digital nomad living out of a suitcase dream right i can go out in heels, and then just during the night, slip the heels off, convert them into flats by popping in the little heel thing at the heel protector thing that covers up the hole where the heel attaches. And boom, I’m in flats. These are fantastic. I’ve worn them to a wedding where, yeah, I wanted to show up. And yeah, I’m in heels and I’m here dressed for the event. But then after dancing for a while, it’s like, screw this. Like I got to put my flats on. So yeah, these are amazing. And I don’t use them very often.

Because I’m just over the heel phase of my life where I dress up and do much in heels, but I love having them. And I love knowing that if we’re going out for a night on the town and I want to look fancy, I have my heels with me. By the fact that I could take the heels off and put them in their little carry bag separately, they’re not as cumbersome to fit packing-wise. And they double as flats, so I do have a pair of flat sandals that I can wear out. They’re a little bit dressier, so I don’t wear them all the time. I’m more of a flip flop kind of girl, but there you go. I have my trainers, I have my slippers, and then I have a pair of flats and a pair of heels. That’s it. That’s all I have right now.

Now in the past, my go to was a pair of brown boots. I love brown boots. I feel like they go with everything as well. They can be casual, which most of my life, let’s be fair, is spent more on the casual side. But before the trainers, I had a pair of Brown boots. Well, I had two or three pairs over the years. I’ve just replaced them as they’ve worn out. I stick with a shoe that is my everything shoe, that can go with anything. And then I just wear that for a phase of my life. And right now, yeah, it’s the trainers. I do have some like white shoe polish that I got as well. So every now and then I would just do a really good scrub on those, clean them up and then give them a little once over with the polish and they get a few more weeks of looking good until I do it all over again. So that’s shoes. Shoes. We’re done. We’re sorted. Shoes. What else is in my suitcase? Let’s see. I have some scarves. I have a cashmere scarf that’s like for more wintery cold weather and warmth. But then again, even if I’m in a climate where it’s cooler out, I can take that out and it functions kind of like a sweater, as a little drape. I have a couple other scarves that are really lightweight and I can use those as belts, like to tie around, to just add a little color if I’m wearing black on black, which is my usual go to.

I can also fashion those up into an updo with my hair. Sometimes if I do not feel like dealing with my hair, they’re great on flights, because I will wake up with like half of my hair all smashed in on the side and I don’t feel like dealing with it. Everything goes up into the scarf, do a little twisty deal. And now I look like I’m put together even when I’m not. So I love some scarves.

Then I have my packing cube of like undergarments with everything sort of sorted out into little bags that then fit inside this larger packing cube. So again, one of the things I’ve been doing lately, which I mentioned in a past episode, is just like packing things in packing cubes, but then inside the packing cube getting really compartmentalized as well so that I don’t have to spend as much time searching around for what I need.

I used to just throw everything on the same packing cube and then that got really annoying because I’d be searching for socks and just like, where the hell are my socks? Again, I mean, I don’t have that much space, but to me, little things like that are frustrating. So now taking the time to actually match my socks up together, roll them together and then put them in the sock bag, which then lives inside of the undergarments packing cube is helpful.

I’ve got my undies. Obviously, I’ve got sports bras. I’ve got pajamas. I’ve got tights. Like I have a couple pairs of tights for cold weather because again, I don’t own a lot of cold weather stuff. So if I’m in the cold, I can wear a dress, but then maybe I’ll put two layers of tights on underneath because, well, I don’t like to be cold.

Let’s see, what else do I have? We’re getting down to that being most of it. I do have a couple of other areas that are really frustrating as a digital nomad. And this is the junk drawer, right? So I’m not sure. I mean, I met somebody the other day. I can’t remember who didn’t know that concept, but where I was growing up in the Midwest, everybody I knew had a drawer in your house, usually in the kitchen, and it was a junk drawer. And everybody called it that.  miscellaneous junk that you just have and you’ll need at some point, but you don’t really know what’s in there. We’re talking about keys that nobody knows what they open anymore, super glues in there, the duct tape in there, random screwdrivers in there, you got a pad of paper, a couple pens, just rubber bands, just everything, just junk.

So even as a nomad with very minimal space, I still find myself with these junk drawer kind of necessity items. And again, that is a cube that I am constantly reorganizing, evaluating, trying to see what I can take out so that I can have less weight in my suitcase. What needs added in? If I add something in, something else needs to go.

So let’s open up the junk drawer and see what’s in here. Notebooks. I am a notebook junkie. I’ve tried to stop this side of myself. I love paper, pens, notebooks, and I collect them every time I’m in a store. If I see them, I want to buy them. I want to write things in them, and I rarely finish them. So I’ll end up with half finished notebooks, but I’ve bought a new one that’s pretty, and it just keeps going. So I limit myself, but I do have a couple of different notebooks. Like one’s a journal, one is more for business ideas and stuff, and I have a few smaller ones that I carry with me. They’re about the size of my cell phone. So what I’ll try to do is carry those with me. And instead of pulling out my phone constantly, if somebody says something that I want to remember or want to look up later, I’ll jot it down in the notebook. So I have a couple of notebooks in there. I’ve got extra pens. I’ve got a sharpie. I’ve got some sticky notes. I’ve got exercise bands. I’ve got this tin of sun cream that I rarely remember to use. I’ve got a lint roller. I’ve got a couple pieces of velcro sticky. like command stuff in case I need to, I don’t know, stick things.  I buy these things and then I don’t want to get rid of them, even though it’s like, dude, you could just buy these again. But there’s something in me about wasting stuff. There’s something in me about, well, what if I’m in a country where Amazon’s not easy and it’s a pain in the ass? Yeah. Anyway, I’ve got some refills for this smart pin that I have. I just went ahead and while I was in a country that had Amazon bought these. Because that way, if I run out over the next couple of years, I don’t have to search for it again.

And I justify things like this by going like, this weighs like nothing and it takes up like no space, so it’s fine. I have a little swing kit which has just all the little pins and safety pins and needles and thread for stitching up stuff; lose a button or what have you. I have a wine bottle opener because God forbid, on a long flight, I get to my Airbnb, run to the little convenience store on the corner, get a bottle of wine, and I don’t have a way to open it.

That has happened to me. That’s why I now travel with this. I think all Airbnbs should come stocked with them, but hey, not taking that chance. In fact, it’s from Wine and Market in Patagonia. I bought this in a little town in Chile in 2022 at the end of the year, I think somewhere around that. Anyway, I’ve got my wine bottle opener from Patagonia.

So that is the junk drawer. Oh, I’ve also got some K-tape, which I will sometimes use to tape up. I’ll get wrist strain and stuff sometimes, so I will tape that up. I’ll tape up my knees if I’ve been running and they’re bothering me. I will also use it as labels. Some of my packing cubes are labeled with this sticky tape stuff, or k tape. It’s not sticky tape stuff, but it is very sticky and um, I didn’t think that through and now… Those packing cubes are now what they are until the end of time because I tried to peel some off in it. Yeah. Anyway, so yeah, that is the junk drawer and it actually has a lot less in it than it’s had in the past.

Cause yeah, it depends on where I am and how easy it is to access things. I’ve lived in some countries where it’s so much more difficult to come by, let’s say a specific type of battery. And so then I’ll buy some on Amazon when I’m in a country that has them and then I’ll carry around three batteries until the end of time. But yeah, so that is the junk drawer and it’s separate from the tech cube, which is my heaviest cube. And I used to have those all combined together, all mixed in until I got so annoyed with myself that I sorted the tech cube out separately. But there is one other thing I want to talk about that is also kind of a junkie. It takes up space and it frustrates me because I don’t use it all the time. And that is other packing cubes slash bags.

So I have a backpack that I don’t want to actually show up at the airport with a backpack and my carry on and my suitcase and this other bag that I’m now checking. So the backpack becomes a packing cube in a way. I can put stuff inside of it, but it also takes up space. But I don’t want to get rid of it because there are times when a backpack comes in handy. So part of my digital nomad frustration comes from things that take up space yet are not things that I use. every day. I have a big backpack which has space for a laptop and it’s good for this. It would be a carry on if I was just going on a weekend trip or if I’m going, I don’t know, I was getting ready to say camping but I never camp.

But if I was doing something that required easier walking and it’s easier to have a backpack on, it does come in handy. If I’m going out to a cafe to work for the day, it is nice to chuck my laptop in there, have it on my back along with whatever else I need for the day. Backpacks come in handy. They do, but a lot of times this one is empty, just like squished at the bottom of my suitcase.

I also have a smaller Quechua backpack, which is super handy for something lightweight, like a friend’s like, Hey, let’s go for a walk. And instead of having, I want to carry a purse, but let’s say I need my sun cream and I need a water bottle and I need a few other things. I’ll put those into that smaller backpack, which right now is doubling as a packing cube for my skirts and shorts.

So there is. a chunk of my suitcase that feels like it’s taken up with dead space because it’s something that I carry with me. A backpack comes in handy, but I don’t use it all the time. So there’s a constant balance between, ugh, I wish I could be more efficient and if I get rid of that backpack, I’m going to regret it later on.

So I have that backpack. I have some extra packing cubes right now that I have bought because I’m in a place where I could get them very easily and very cheaply. And some of my old ones are about to kind of give up the ghost soon. And just, I know that this is the first iteration of packing things and being very specific about what goes packed inside of those cubes.

So I do want these extra ones because I know after this trip and on each subsequent trip I’ll get a little more organized as to how I’m packing things. For example, I could take two of the smaller cubes and I could divide up my dresses cube and put some things in, you know, like these types of dresses in this cube and then like the more formal or things I don’t wear as often could go in a different cube and then they both fit inside the other one.

Whatever. I may be overthinking it, but we’ll get there. I have some extra bags like this olive dark green kind of canvas bag that is amazing for grocery shopping, putting stuff inside of that. And that way I don’t have to get a reusable bag in every place that I go. I just carry this one with me. And again, I can pack stuff inside of it if needed.

I have two purses. I didn’t buy two purses they came as one because I have my over the shoulder purse that doesn’t really close it just has a little button clip on it so the person who created it sold it as a set with a smaller bag inside of it so you could actually put your valuables kind of inside the smaller bag inside of it and zip that up but, you can also take that smaller one out and wear it. Over the shoulder like a longer strap crossbody bag separately. So again, I just use that as a packing cube right now and put little items inside of that one.

Okay, I think we’re almost done here. Random items. I have an umbrella and then I have my purse. I hate carrying a purse in a country like England where pretty much everywhere accepts cards. I usually just carry my phone and use it like Apple Pay, but I do have a wallet and all the purse type stuff that I can go through the contents of my purse because we’d be here for a year. So let’s get to the tech cube and I think we can wrap this one up.

Okay, what is in the tech cube? So first of all, the tech cube travels with me in my carry on, which is good for two reasons.

So number one, it’s heavy as I’ll get out, which is good because they don’t weigh your personal item that you’re taking on. So only I know how freaking heavy this thing is. It’s probably 10 kilograms for sure. But the second reason I always have it with me is because these are the most valuable items, right?

So like, I don’t want to lose any of my tech. I don’t ever check it. It stays with me at all times. So the things that are in here are like my Kindle because I love to read and physical books are just too heavy and take up too much space. So I travel with a Kindle instead. I have a digital picture frame, just like a cheap one I picked up a few years ago because I do like having reminders of my friends, my family, places that I’ve been, experiences that I’ve had.

So it is just like a USB stick plug in and everywhere that I go. If I’m just going somewhere for a week, it’s not like I need to pull this out and set it up necessarily. But if I am getting to a place where I’m staying, where I’m moving in, like I’m staying for a month or more, I will pop out my picture frame and connect it up and plug that in. And it’s nice because wherever I go I have that with me.

Things like my hard drive, I’ve got a portable speaker, USB sticks, cords, plugs.  earplugs, tripods, everything that’s just tech related. The microphones I use to record this podcast, all that stuff gets put in the tech cube. My GoPro and extra batteries for like my air tags, things like that are in another bag, which goes inside the packing cube.

Again, this is stuff that bothers me sometimes because it feels like it has to travel with me because I do use it. sometimes, but it takes up space and I don’t use my GoPro all the time. I mean, I really haven’t used it much at all in the last year, but then you get those experiences where you’re happy you have it.

Like I went paragliding a couple years ago for my birthday and have the little harness thing to attach it to my head and actually take footage while I’m doing that. So I’m glad I had it back then. So it’s one of those things that again, like I don’t use it. A lot, and it takes up space, but I try to weigh that with, “Yeah, but think about all the amazing experiences that you have captured because you do have it every now and then”. So that stuff goes in the tech cube, that tech cube goes into my carry on with me. Additionally, I have things like my computer, which has its own little sleeve. I have a portable monitor. That clips to my computer that goes in the portable sleeve as well. My charger for my laptop, basically like the things that I cannot live without, they stay with me in my carry on.

So those are items that never get checked. Additionally, in my carry on, I’ll typically have my important documents. Again, just things that would be a pain in the ass to replace, like when I go to Ecuador, I have a visa for Ecuador. So that visa paper is going to be with me in my carry on, obviously, because I’ll need it to go through customs and all that as well.

Yeah, anything sort of necessary, anything that would be difficult to replace, anything that would put a cramp in my day, like my computer, things like that. are coming with me. I usually have a book. I will have a hard copy book in my carry on. I will have, yeah, just something like that. I’ll replace it. Like, I won’t travel with the same book all the time. I’ll leave that somewhere. I donated it and got a new book to replace it. But that all goes into my carry on with me.

Oh, toiletries! The last thing I forgot. I have too many.  Like, most people thought I have too many. I have those half empty bottles that you just swear you’re gonna finish off. I have just, I don’t even know what I have. I have too much stuff, but you’ve got your basics. You’ve got your shampoos and conditioners and stuff like that. Those are the first thing that gets cut if I don’t have room. But if I have room like in this scenario where I’ve actually got a few extra pounds available in my suitcase. And since I have some of that stuff already, I wouldn’t go out and buy it to travel with, but I do dump that in. And it’s like, I’m not going to throw this out since I have the extra space to be able to travel with it. But you know, hair products, makeup stuff, nail polish, fingernail clippers, contact lens solution, contact lenses, all that kind of stuff. Every time I swear I’m going to take less and I swear I’m going to get rid of and use up some of the products that I have and something happens, I think it just grows instead.

So that is another area where I’m just like, Oh, for goodness sake, like I don’t have that much space. Why am I wasting some of it on toiletries? You can buy this stuff in each country. It’s not a big deal. But again, I think of how I travel and so many times get to a place I’m tired and exhausted. Last thing I want to do is go out and buy a bottle of shampoo, a bottle of conditioner, a bottle, whatever. So I do have lots of mini bottles basically. Almost nothing is full size, but I’ve got a little bottle of this, a little bottle of that, little bottle of the other.

 

I don’t know. We’ll see. Maybe 2024 will be the year. Maybe that will be the year that I really buckle down and reduce my toiletry bag to just a few things because you know how it is. You use the same things over and over, and then you have the other stuff just sitting there staring at you like, you don’t ever use me. And yeah, it’s extra weight that I really can not afford to drag around much longer, but we shall see.

So there you have it. Thank you for listening. I hope this was helpful. I hope it gave you an idea of how you can travel the world without very much to be honest. And one of the biggest things that I actually think to myself all the time when I look at my stuff is oh my god I have so much shit! So yeah, I don’t know how it’s possible to have this little, but yet think I have too much.

Usually, to be fair though, that is when I am lugging my suitcase around and it’s heavy as shit and annoying me and I’m hot and tired and sweaty and, but anyway, that is my bag. I’m looking around the room right now thinking, have I got everything? And I think I have. So anyway, if you have questions, if you have something specific that you’re trying to understand, that you’re trying to imagine how you would live without, what I do in Instead, definitely send me a message on Instagram at liveworktravelig or send me an email at hello@liveworktravel.com.

Ask away. I would be happy to answer all of your packing questions, all of your life on the road in a suitcase questions, and who knows? Maybe you’ll have some tips for me on ways that I could do things a little better, organize things. I am constantly, constantly trying to revamp my systems to make them more efficient and easier the longer I live life on the road.

Also, for more tips, for more information, advice, please sign up for my newsletter. It is at   escapehatchnews.com. Comes out weekly and in that I am offering up, again, just loads of tips. on things that I’ve learned over the years as a freelancer, as a traveler and living life abroad. So thank you so much for listening and I’ll be back next Monday with another episode.



Introducción:

Bien, bienvenidos de nuevo a la segunda parte del recorrido por mi maleta. Si no has escuchado el último episodio, por favor, vuelve atrás y hazlo para que tengas una idea de dónde estoy empezando, de qué estoy divagando. Al final del último episodio me di cuenta de que empezaba a ir demasiado deprisa, así que pensé, qué demonios, voy a dividirlo en dos.

Bienvenidos al podcast Live Work Travel. Soy su anfitrión, Mashon Thomas, un ex maestro de escuela secundaria que renunció a los 30 para convertirse en un freelancer de seis cifras y nómada digital en su lugar. Usted está en el lugar correcto si usted está listo para aprender cómo freelancing puede ayudarle a trabajar desde cualquier lugar, ganar mucho dinero, y vivir una vida que usted diseña. Estoy compartiendo todo lo que he aprendido para llegar a donde estoy hoy con el fin de apoyarte en tu viaje. Porque este estilo de vida es demasiado bueno como para no compartirlo.

Episodio:

Así que la última vez estuvimos hablando de con qué viajo en mi maleta en cuanto a pantalones, camisas, bañadores, vestidos. Pasé por los pantalones cortos y las faldas, ese tipo de cosas. Y ahora hablamos de zapatos. Mucha gente pregunta por el calzado, porque es lo que más espacio ocupa en una maleta. Y este es un aspecto en el que definitivamente me he negado a mí misma a lo largo de los años.

Y una de las cosas, cuando encuentre un lugar donde establecerme, no me sorprendería en absoluto que tuviera montones de zapatos y bolsos porque me encantan y los echo de menos. Definitivamente me voy a comprar unas botas hasta la rodilla. Muchas. Me encanta llevar botas en otoño. Solía adorarlo. Pero sí, por ahora, esas no caben en mi maleta. Así que no las tengo.

Y de hecho, en la grabación de este episodio, esto es lo más ligero que he viajado en lo que a zapatos se refiere.

Actualmente tengo un par de zapatillas, como zapatos de casa, o como se llamen, que… veamos; las compré en Tesco en Inglaterra porque hacía frío y no quería andar por ahí porque no me gusta tener los pies fríos. No me gusta tener frío en general. Así que cogí estas. Son zapatillas de hombre, lo que sea. Las compré en Tesco por unas pocas libras y se han convertido en algo para mí, ya que no suelo llevar cosas conmigo y tienen que ser algo que use todo el tiempo. Tienen que ganarse su sitio en mi maleta y estos lo han hecho. Así que están hechos polvo y me compraré otro par en algún momento, pero me gusta tener zapatillas, algo cómodo para ponerme en los pies durante el día, no para caminar sobre baldosas frías o donde quiera que esté. Porque vivo fuera de Airbnbs, el suelo cambia constantemente. En algunos lugares estoy en la alfombra, en algunos lugares estoy en baldosas, en algunos lugares estoy en pisos de madera, como lo que sea. Me gusta tener un par de zapatillas cómodas en mis pies. No pesan mucho, así que eso es bueno.

Mi calzado principal para el día a día. Han cambiado a lo largo de los años. Ahora mismo estoy en una fase de mi vida de zapatillas deportivas blancas, o zapatillas de tenis como las llamamos en Estados Unidos. Tenis, zapatillas, lo que sea. Un simple par de zapatillas blancas… Ni siquiera sé de qué marca son, y no están delante de mí ahora mismo, están junto a la puerta, así que no importa. Pero sí, sólo zapatillas blancas. Y he visto a gente llevarlas durante años y he pensado, oh, zapatillas blancas, tienen que ser tan difíciles de mantener limpias. Yo nunca podría llevar zapatillas blancas. Ni siquiera sé si podría llevar ese look. Bueno, ahora estoy firmemente en el bando de las zapatillas blancas, que son las mejores, y definitivamente puedo llevar ese look. Son sencillas. Como mis pantalones negros, combinan con todo. Me encanta llevarlas con todos mis vestidos. No importa lo elegantes que sean.

Noviembre de 2023, salí a cenar con unos amigos en Albania y a la mierda. No me apetecían los tacones. Y me puse un maxi vestido azul y dorado, muy bonito. Y tenía mis zapatillas de tenis blancas en la parte inferior. Yo soy todo comodidad. En lo que a mí respecta, van con todo. Así que esos son mis zapatos, mis zapatos de todos los días. Los uso todos los días porque son todo lo que tengo.

El año que viene, cuando vaya a climas más tropicales y pase un tiempo en el sudeste asiático, seguro que me compraré un par de sandalias cómodas o algo así. Pero, por ahora, soy una chica de zapatillas de tenis. Además, tengo un par de zapatos de tacón.

Así que invertí en estos hace un tiempo porque son un poco caros, pero son de una marca de zapatos que se llama Passion. Así que como moda, pero con una ‘P’ al principio, Passion. En realidad ahora que lo digo, no estoy cien por cien segura de que se escriba así.

De todos modos, sólo hay que buscar tacones convertibles. Así que la razón por la que pagué mucho más de lo que pagaría por un par de zapatos típicos con estos es porque se pueden usar como planos o puedes atornillar un tacón y se pueden usar como tacones. Así que se convierten en ambos y que es como nómada digital que viven fuera de un sueño maleta derecha puedo salir en tacones, y luego sólo durante la noche, deslice los talones, convertirlos en pisos por hacer estallar en la pequeña cosa talón en el protector de talón cosa que cubre el agujero donde se une el talón. Y boom, estoy en pisos. Son fantásticos. Los he llevado a una boda en la que, sí, quería aparecer. Y sí, estoy en tacones y estoy aquí vestida para el evento. Pero después de bailar un rato, es como, al diablo con esto. Tengo que ponerme mis zapatos planos. Así que sí, estos son increíbles. Y no los uso muy a menudo.

Porque acabo de superar la fase de tacones de mi vida en la que me visto y hago muchas cosas con tacones, pero me encanta tenerlos. Y me encanta saber que si vamos a salir una noche por la ciudad y quiero ir elegante, tengo mis tacones conmigo. Al poder quitarme los tacones y meterlos en su bolsita por separado, no son tan engorrosos a la hora de hacer la maleta. Además, me sirven como sandalias planas, así que tengo un par de sandalias planas que puedo llevar fuera. Son un poco más elegantes, así que no las llevo siempre. Soy más de chanclas, pero ahí las tienes. Tengo mis entrenadores, tengo mis zapatillas, y luego tengo un par de zapatos planos y un par de tacones. Eso es todo. Eso es todo lo que tengo ahora.

En el pasado, mis preferidas eran un par de botas marrones. Me encantan. Creo que combinan con todo. Pueden ser informales, y la mayor parte de mi vida, seamos justos, la paso más en el lado informal. Pero antes de las deportivas, tenía un par de botas marrones. Bueno, tuve dos o tres pares a lo largo de los años. Los he ido sustituyendo a medida que se han ido desgastando. Me quedo con un zapato que es mi zapato para todo, que puede ir con todo. Y entonces lo uso durante una fase de mi vida. Y ahora mismo, sí, son las zapatillas. También tengo un poco de betún blanco. Así que de vez en cuando las froto bien, las limpio y luego les doy un repaso con el betún y tienen unas semanas más de buen aspecto hasta que vuelvo a hacerlo. Así que eso son los zapatos. Zapatos. Ya está. Estamos ordenados. Zapatos. ¿Qué más hay en mi maleta? Veamos. Tengo algunas bufandas. Tengo una bufanda de cachemira que es para el frío invernal y el calor. Pero también, incluso si estoy en un clima donde hace más frío, puedo sacarla y funciona como un suéter, como una pequeña cortina. Tengo un par de bufandas más que son muy ligeras y puedo usarlas como cinturones, como para atarlas, para añadir un poco de color si voy de negro sobre negro, que es lo que suelo hacer.

También puedo hacer un recogido con ellas. A veces, si no me apetece arreglarme el pelo, son geniales para los vuelos, porque me despierto con la mitad del pelo aplastado en un lado y no me apetece arreglármelo. Todo va hacia arriba en el pañuelo, hacer un poco de trato twisty. Y ahora parece que estoy arreglada incluso cuando no lo estoy. Así que me encantan las bufandas.

Luego tengo mi cubo de embalaje de como ropa interior con todo tipo de ordenados en pequeñas bolsas que luego caben dentro de este cubo de embalaje más grande. Una vez más, una de las cosas que he estado haciendo últimamente, que he mencionado en un episodio pasado, es como empacar las cosas en cubos de embalaje, pero luego dentro del cubo de embalaje conseguir realmente compartimentada, así que no tengo que pasar tanto tiempo buscando lo que necesito.

Yo solía poner todo en el mismo cubo de embalaje y luego se puso muy molesto porque me gustaría estar buscando calcetines y al igual que, ¿dónde diablos están mis calcetines? De nuevo, no tengo tanto espacio, pero para mí, esas pequeñas cosas son frustrantes. Así que ahora tomarme el tiempo para hacer coincidir mis calcetines, enrollarlos juntos y luego ponerlos en la bolsa de calcetines, que luego vive dentro del cubo de embalaje de ropa interior es útil.

Tengo mi ropa interior. Obviamente, tengo sujetadores deportivos. Tengo pijamas. Tengo mallas. Tengo un par de pares de mallas para el frío porque no tengo muchas cosas para el frío. Así que si estoy en el frío, puedo usar un vestido, pero entonces tal vez me pongo dos capas de medias debajo porque, bueno, no me gusta tener frío.

Veamos, ¿qué más tengo? Estamos llegando a eso que es la mayor parte. Tengo un par de otras áreas que son realmente frustrantes como nómada digital. Y este es el cajón de los trastos, ¿no? Así que no estoy seguro. Quiero decir, conocí a alguien el otro día. No puedo recordar quién no conocía ese concepto, pero donde yo estaba creciendo en el Medio Oeste, todo el mundo que conocía tenía un cajón en su casa, por lo general en la cocina, y era un cajón de los trastos. Y todo el mundo lo llamaba así. trastos varios que simplemente tienes y que necesitarás en algún momento, pero que en realidad no sabes lo que hay ahí. Estamos hablando de llaves que ya nadie sabe que abren, super pegamentos ahí, la cinta adhesiva ahí, destornilladores al azar ahí, tienes un bloc de papel, un par de bolígrafos, sólo gomas elásticas, sólo todo, sólo chatarra.

Así que incluso como nómada con un espacio mínimo, todavía me encuentro con estos artículos de primera necesidad. Y de nuevo, ese es un cubo que estoy constantemente reorganizando, evaluando, tratando de ver qué puedo sacar para tener menos peso en mi maleta. ¿Qué hay que añadir? Si añado algo, otra cosa tiene que irse.

Así que abramos el cajón de los trastos y veamos qué hay aquí. Cuadernos. Soy una adicta a los cuadernos. He intentado frenar esta faceta mía. Me encanta el papel, los bolígrafos, los cuadernos, y los colecciono cada vez que estoy en una tienda. Si los veo, quiero comprarlos. Quiero escribir cosas en ellos, y rara vez los acabo. Así que acabo con cuadernos a medio terminar, pero he comprado uno nuevo que es bonito, y así sigo. Así que me limito, pero tengo un par de cuadernos diferentes. Uno es un diario, otro es más para ideas de negocios y cosas así, y tengo algunos más pequeños que llevo conmigo. Son del tamaño de mi teléfono móvil. Así que lo que voy a tratar de hacer es llevarlos conmigo. Y en lugar de sacar el teléfono constantemente, si alguien dice algo que quiero recordar o que quiero consultar más tarde, lo apunto en el cuaderno. Así que tengo un par de cuadernos ahí. Tengo bolígrafos de sobra. Tengo un rotulador. Tengo notas adhesivas. Tengo bandas elásticas. Tengo un bote de crema solar que casi nunca me acuerdo de usar. Tengo un rodillo para pelusas. Tengo un par de trozos de velcro adhesivo. como cosas de comando en caso de que necesite, no sé, pegar cosas. Compro estas cosas y luego no quiero deshacerme de ellas, a pesar de que es como, amigo, podrías comprarlas de nuevo. Pero hay algo en mí acerca de desperdiciar cosas. Hay algo en mí acerca de, bueno, ¿qué pasa si estoy en un país donde Amazon no es fácil y es un dolor en el culo? Sí. De todos modos, tengo algunos recambios para este pin inteligente que tengo. Me adelanté y mientras estaba en un país que tenía Amazon compré estos. Porque así, si se me acaban en los próximos dos años, no tengo que volver a buscarlos.

Y justifico estas cosas diciendo: esto no pesa nada y no ocupa espacio, así que está bien. Tengo un pequeño kit de columpio que tiene todos los pequeños alfileres e imperdibles y agujas e hilo para coser cosas; perder un botón o lo que sea. Tengo un abridor de botellas de vino porque Dios no lo quiera, en un vuelo largo, llego a mi Airbnb, corro a la pequeña tienda de la esquina, cojo una botella de vino y no tengo forma de abrirla.

Eso me ha pasado a mí. Por eso ahora viajo con esto. Creo que todos los Airbnbs deberían venir abastecidos con ellos, pero bueno, no correré ese riesgo. De hecho, es de Wine and Market en la Patagonia. Lo compré en un pueblito de Chile en 2022 a fin de año, creo que por ahí. De todos modos, tengo mi abridor de botellas de vino de la Patagonia.

Así que ese es el cajón de los trastos. También tengo cinta adhesiva, que a veces uso para pegar. A veces me duele la muñeca, así que me la tapo con cinta. Me vendaré las rodillas si he estado corriendo y me molestan. También uso etiquetas. Algunos de mis cubos de equipaje están etiquetados con esta cinta adhesiva, o cinta k. No es cinta adhesiva, pero es muy pegajosa y no lo pensé bien y ahora… Esos cubos de embalaje son ahora lo que son hasta el fin de los tiempos porque traté de despegar un poco en él. Yeah. De todos modos, así que sí, ese es el cajón de los trastos y en realidad tiene mucho menos de lo que ha tenido en el pasado.

Porque sí, depende de dónde esté y de lo fácil que sea acceder a las cosas. He vivido en algunos países donde es mucho más difícil conseguir, digamos, un tipo específico de batería. Y entonces compro algunas en Amazon cuando estoy en un país que las tiene y entonces llevo conmigo tres pilas hasta el fin de los tiempos. Pero sí, así que ese es el cajón de los trastos y está separado del cubo de la tecnología, que es mi cubo más pesado. Y solía tenerlos todos juntos, todos mezclados hasta que me enfadé tanto conmigo mismo que ordené el cubo tecnológico por separado. Pero hay otra cosa de la que quiero hablar que también es una especie de yonki. Ocupa espacio y me frustra porque no lo uso todo el tiempo. Y eso es otros cubos de embalaje slash bolsas.

Así que tengo una mochila que en realidad no quiero aparecer en el aeropuerto con una mochila y mi equipaje de mano y mi maleta y esta otra bolsa que ahora estoy facturando. Así que la mochila se convierte en cierto modo en un cubo de embalaje. Puedo meter cosas dentro, pero también ocupa espacio. Pero no quiero deshacerme de ella porque hay momentos en los que una mochila resulta útil. Así que parte de mi frustración nómada digital viene de las cosas que ocupan espacio pero que no uso todos los días. Tengo una mochila grande con espacio para un portátil y me sirve para esto. Sería un equipaje de mano si fuera a hacer un viaje de fin de semana o si me fuera, no sé, estaba a punto de decir a acampar, pero nunca acampo.

Pero si estuviera haciendo algo que requiriera caminar más fácilmente y es más fácil llevar una mochila, sí que resulta útil. Si voy a una cafetería a trabajar durante el día, es agradable meter el portátil y llevarlo a la espalda junto con cualquier otra cosa que necesite para el día. Las mochilas vienen en práctico. Lo tienen, pero muchas veces éste está vacío, como aplastado en el fondo de mi maleta.

También tengo una mochila Quechua más pequeña, que es muy práctica para algo ligero, como cuando un amigo me dice: “Oye, vamos a dar un paseo”. Y en lugar de tener, quiero llevar un bolso, pero digamos que necesito mi protector solar y necesito una botella de agua y necesito algunas otras cosas. Las meto en esa mochila más pequeña, que ahora mismo me sirve de cubo para guardar las faldas y los pantalones cortos.

Así que hay. una parte de mi maleta que parece ocupada con espacio muerto porque es algo que llevo conmigo. La mochila es útil, pero no la uso todo el tiempo. Así que hay un equilibrio constante entre, ugh, me gustaría poder ser más eficiente y si me deshago de esa mochila, me voy a arrepentir más tarde.

Así que tengo esa mochila. Tengo algunos cubos de embalaje extra ahora mismo que he comprado porque estoy en un lugar donde podría conseguirlos muy fácilmente y muy baratos. Y algunos de mis viejos están a punto de abandonar el fantasma pronto. Y sólo, sé que esta es la primera iteración de empacar las cosas y ser muy específico acerca de lo que va embalado dentro de esos cubos.

Así que quiero estos extra porque sé que después de este viaje y en cada viaje posterior voy a ser un poco más organizado en cuanto a cómo estoy empacando cosas. Por ejemplo, podría tomar dos de los cubos más pequeños y podría dividir mi cubo de vestidos y poner algunas cosas en, ya sabes, como estos tipos de vestidos en este cubo y luego como el más formal o cosas que no uso tan a menudo podría ir en un cubo diferente y luego ambos caben dentro de la otra.

Lo que sea. Puede que lo esté pensando demasiado, pero lo conseguiremos. Tengo algunas bolsas extra como esta bolsa de lona verde oliva oscuro que es increíble para hacer la compra, poniendo cosas dentro de ella. Y de esa manera no tengo que conseguir una bolsa reutilizable en cada lugar que voy. Solo llevo esta conmigo. Y de nuevo, puedo empacar cosas dentro de ella si es necesario.

Tengo dos bolsos. No compré dos bolsos, vinieron como uno porque tengo mi bolso sobre el hombro que realmente no se cierra, sólo tiene un pequeño botón de clip en él, así que la persona que lo creó lo vendió como un conjunto con una bolsa más pequeña dentro de él para que pudieras poner tus objetos de valor dentro de la bolsa más pequeña dentro de ella y cerrarla, pero también puedes sacar la más pequeña y usarla. Sobre el hombro como una correa más larga bolsa crossbody por separado. Así que de nuevo, yo sólo lo uso como un cubo de embalaje en este momento y poner pequeños artículos dentro de ese.

Vale, creo que ya casi hemos terminado. Artículos al azar. Tengo un paraguas y mi bolso. Odio llevar un bolso en un país como Inglaterra, donde casi en todas partes aceptan tarjetas. Por lo general, solo llevo mi teléfono y lo uso como Apple Pay, pero tengo una billetera y todas las cosas tipo monedero que puedo revisar el contenido de mi bolso porque estaríamos aquí durante un año. Así que vamos a llegar al cubo de la tecnología y creo que podemos envolver este para arriba.

Bien, ¿qué contiene el cubo tecnológico? En primer lugar, el cubo tecnológico viaja conmigo en mi equipaje de mano, lo que es bueno por dos razones.

Así que número uno, es pesado como voy a salir, lo cual es bueno porque no pesan su artículo personal que usted está tomando en. Así que sólo yo sé lo jodidamente pesada que es esta cosa. Seguro que pesa 10 kilos. Pero la segunda razón por la que siempre lo llevo conmigo es porque estos son los artículos más valiosos, ¿verdad?

Así que no quiero perder nada de mi tecnología. Nunca lo compruebo. Se queda conmigo en todo momento. Así que las cosas que están aquí son como mi Kindle porque me encanta leer y los libros físicos son demasiado pesados y ocupan demasiado espacio. Así que viajo con un Kindle. Tengo un marco de fotos digital, uno barato que compré hace unos años, porque me gusta tener recuerdos de mis amigos, mi familia, los lugares donde he estado y las experiencias que he vivido.

Es como una memoria USB que se conecta a cualquier lugar al que vaya. Si voy a algún sitio durante una semana, no necesito sacarlo y configurarlo necesariamente. Pero si estoy llegando a un lugar donde me voy a quedar, donde me voy a mudar, como me voy a quedar por un mes o más, voy a sacar mi marco de fotos y conectarlo y enchufarlo. Y está bien porque vaya donde vaya lo llevo conmigo.

Cosas como mi disco duro, un altavoz portátil, memorias USB, cables, enchufes, tapones para los oídos, trípodes, todo lo relacionado con la tecnología. Los micrófonos que uso para grabar este podcast, todas esas cosas se ponen en el cubo de la tecnología. Mi GoPro y baterías extra para mis etiquetas de aire, cosas así están en otra bolsa, que va dentro del cubo de embalaje.

De nuevo, esto es algo que me molesta a veces porque siento que tiene que viajar conmigo porque la uso a veces, pero ocupa espacio y no uso mi GoPro todo el tiempo. Quiero decir, realmente no la he usado mucho en el último año, pero luego tienes esas experiencias en las que te alegras de tenerla.

Hace un par de años, por mi cumpleaños, fui a volar en parapente y tenía el pequeño arnés para sujetarlo a la cabeza y grabar mientras lo hacía. Así que me alegro de haberlo tenido entonces. Así que es una de esas cosas que de nuevo, como que no lo uso. Mucho, y ocupa espacio, pero trato de sopesarlo con: “Sí, pero piensa en todas las experiencias increíbles que has capturado porque las tienes de vez en cuando”. Así que esas cosas van en el cubo tecnológico, ese cubo tecnológico va en mi equipaje de mano conmigo. Además, tengo cosas como mi ordenador, que tiene su propia funda. Tengo un monitor portátil. Se engancha al ordenador y también va en la funda portátil. Mi cargador para el portátil, básicamente como las cosas sin las que no puedo vivir, se quedan conmigo en mi equipaje de mano.

Por lo tanto, son artículos que nunca se facturan. Además, en mi equipaje de mano suelo llevar mis documentos importantes. Por ejemplo, cuando voy a Ecuador, tengo un visado para ese país. Por ejemplo, cuando voy a Ecuador, tengo un visado para ese país, así que lo llevo en el equipaje de mano, obviamente, porque lo necesito para pasar por la aduana y todo eso.

Sí, cualquier cosa necesaria, cualquier cosa que sea difícil de reemplazar, cualquier cosa que me complique el día, como mi ordenador, cosas así… vienen conmigo. Normalmente llevo un libro. Llevaré un libro impreso en mi equipaje de mano. Tendré, sí, algo así. Lo reemplazaré. No viajaré con el mismo libro todo el tiempo. Lo dejaré en algún sitio. Lo doné y conseguí un libro nuevo para reemplazarlo. Pero todo eso va en mi equipaje de mano conmigo.

¡Oh, artículos de tocador! Lo último que olvidé. Tengo demasiados. La mayoría de la gente piensa que tengo demasiados. Tengo esas botellas medio vacías que juras que te vas a acabar. No sé ni lo que tengo. Tengo demasiadas cosas, pero tienes lo básico. Tienes tus champús y acondicionadores y cosas así. Esas son las primeras cosas que corto si no tengo espacio. Pero si tengo espacio, como en este escenario, donde tengo unos kilos extra disponibles en mi maleta. Y como ya tengo algunas de esas cosas, no saldría a comprarlas para viajar, pero las meto. Y es como, no voy a tirar esto ya que tengo el espacio extra para poder viajar con ello. Pero ya sabes, productos para el pelo, maquillaje, esmalte de uñas, cortaúñas, solución para lentillas, lentes de contacto, todo ese tipo de cosas. Cada vez que juro que voy a llevar menos y juro que voy a deshacerme y gastar algunos de los productos que tengo y pasa algo, creo que en vez de eso crece.

Esa es otra área en la que pienso: “Oh, por el amor de Dios, no tengo tanto espacio. ¿Por qué estoy desperdiciando parte de ella en artículos de tocador? Puedes comprar estas cosas en cada país. No es gran cosa. Pero, de nuevo, pienso en que viajo y muchas veces llego a un sitio cansada y agotada. Lo último que quiero hacer es salir a comprar una botella de champú, una botella de acondicionador, una botella, lo que sea. Así que tengo un montón de mini frascos, básicamente. Casi nada es de tamaño normal, pero tengo una botellita de esto, una botellita de aquello, una botellita de lo otro.

No lo sé. Ya veremos. Quizá 2024 sea el año. Tal vez ese sea el año en que realmente me apriete el cinturón y reduzca mi neceser a unas pocas cosas, porque ya sabes cómo es. Usas las mismas cosas una y otra vez, y luego tienes las otras cosas ahí sentadas mirándote como diciendo, nunca me uses. Y sí, es un peso extra que realmente no puedo permitirme arrastrar mucho más tiempo, pero ya veremos.

Ahí lo tienen. Gracias por escucharme. Espero que les haya sido útil. Espero que te haya dado una idea de cómo se puede viajar por el mundo sin mucho para ser honesto. Y una de las cosas más importantes que pienso todo el tiempo cuando miro mis cosas es ¡oh Dios mío, tengo tanta mierda! Así que sí, no sé cómo es posible tener tan poco, pero sin embargo creo que tengo demasiado.

Normalmente, para ser justos, es cuando estoy cargando con mi maleta y pesa una barbaridad y me molesta y tengo calor y estoy cansada y sudada y, en fin, esa es mi maleta. Estoy mirando alrededor de la habitación ahora mismo pensando, ¿tengo todo? Y creo que sí. Así que de todos modos, si tienes preguntas, si tienes algo específico que estás tratando de entender, que estás tratando de imaginar cómo vivirías sin, lo que hago en su lugar, definitivamente envíame un mensaje en Instagram en liveworktravelig o envíame un correo electrónico a hello@liveworktravel.com.

Pregúntame. Estaré encantada de responder a todas tus preguntas sobre cómo hacer la maleta, sobre tu vida en la carretera y, ¿quién sabe? Tal vez tengas algunos consejos para mí sobre cómo podría hacer las cosas un poco mejor, organizarlas. Estoy constantemente, constantemente tratando de renovar mis sistemas para hacerlos más eficientes y más fáciles cuanto más tiempo vivo la vida en la carretera.

También, para más consejos, para más información, asesoramiento, por favor suscríbase a mi boletín de noticias. Está en escapehatchnews.com. Sale semanalmente y en él ofrezco, de nuevo, un montón de consejos sobre cosas que he aprendido a lo largo de los años como autónomo, como viajero y viviendo la vida en el extranjero. Así que muchas gracias por escuchar y volveré el próximo lunes con otro episodio.