EP 8: Finding your Golden Ticket: Cashing in by working WITH an entrepreneur

English Transcript

Transcripción en Español

Please note: The transcripts are created automatically from the podcast and there may be errors in them. We hope that’s not too distracting and you still get value out of the episode. Thank you for reading. 🙏🏻

Introduction

And at one point I said to him, do you ever just feel like you’re a golden ticket and you wish somebody would just come along and cash in on you? Like you have all these ideas and you know, some of them are good ideas and you know, you can’t do them all yourself, and you just wish somebody would come along, you know, kinda like the cartoon character would, you know, they get dollar signs in their eyes.

They would just look at you and be like, holy shit, like Mashon has a ton of good ideas. If I could just attach myself to her and help her to get some of these ideas created, built and sustained ongoing fashion, we could both benefit and we could help a ton of other people. At the same time, welcome to the Live Work Travel podcast.

I’m your host, Mashon Thomas, a former middle school teacher who quit at 30 to become a six figure freelancer and digital nomad instead. You’re in the right place if you’re ready to learn how freelancing can help you to work from anywhere, make great money, and live a life that you design. I’m sharing everything I’ve learned to get to where I am today in order to support you on your dream, because this lifestyle is simply too good not to share.

Episode

Today I wanna talk about a Golden Ticket and what that means to me and a bunch of other entrepreneur friends that I have. First off, I wanna start though with my trip to the Dominican Republic a few weeks ago in February of 2023. This was an unexpected trip. I meant to be in Brazil celebrating Carnival.

I had a moment where I really missed my nieces and nephews in Canada, and I decided to go up there and visit my brother and his family. After that, I had plans to be in England, to be in Ireland, and then to be in Croatia, but I had this weird week where I wasn’t quite sure what I was gonna do if I was just going to extend my Airbnb in Buenos Aires and stay there for an extra week or what I was gonna do.

And in that time I reconnected with an old friend and fellow entrepreneur and he told me that he was getting a house in the Dominican Republic for the entire month of February with a bunch of other friends of his, all people who are entrepreneurs or work remotely, and they had some extra rooms and I should just come crash.

Now, this is pretty incredible to me because if you listen to my story, in the beginning episodes, Dominican Republic was a very pivotal place for me in my journey. You know, I was on top of a mountain looking out at the ocean and just decided for myself years and years ago, back in 2015 I believe it was, I gotta figure out how to get the life that I want.

You know, I don’t know how I’m gonna do it, but I’m gonna do it. And after that week, I’d never been back to the Dominican Republic, just life and travels and things, taking me in other places, other directions. So the fact that they were going there of all places, it just felt so right. It was just like, wow, okay.

Symbol. Signs. This is what I’m meant to be doing. Plus the opportunity to reconnect with my friend and also meet and connect with a bunch of other incredible people out there doing incredible things in the world. So I did it. I ended up leaving Buenos Aires a couple days early and hopped on a plane, and next thing I knew I was in the Dominican Republic.

And so it brought up so many incredible feelings for me. I noticed some things just, you know, kind of on the drive from the airport and then the drive up north to where my friends were staying. I recognized places that I’d been all those years ago and thought, wow, oh my gosh, how much has changed since I was here, all that time ago.

It’s incredible to see these monuments and see these things, and remember wandering around as this sort of just lost soul at 30 trying to figure out. What the hell am I doing with my life? What is next? Because I’m about to leave everything that I’ve known up until this point so far, you know? I’m about to leave all this stuff behind and this whole new chapter awaits, but I have no idea what’s in it.

It’s just blank pages at this point. So to come back to the same place later, eight years later, having filled in those blank pages and a whole hell of a lot more passport pages, it was absolutely just a full circle moment. Then to get up to the house, to get to the north coast of the Dominican Republic, to get up to that house to reconnect with my friend.

I’d only actually met him once before, we were always in touch by phone calls and stuff here and there, but even over the pandemic, you know, we’d lost touch and kind of, you know, just drifted into our separate things that we were working on business-wise. So it was great to reconnect with him and then to meet all of these people that I’d heard him talk about over the years face-to-face, and just connect with them and find out what they were doing and just relax, hanging out in this gorgeous house.

You know, just a few minutes walk from the beach. We had a gorgeous pool. The house had, I think like 10 bedrooms. There was space for everybody, huge common space, and just to relax and be a part of a group of people who, you know, he was the only one I knew before, but instantly it was just like I was hanging out with my people.

By the simple nature of, I’m with these people who work remotely, who will do things like this for themselves, you know, even if they have a home base. Just pick up and travel and go to somewhere. Beautiful. A lot of the people in the house were from the Toronto area, so they’re escaping the cold of Canada and going down to the Dominican Republic for a month, working, hanging out, you know, work hard, play hard, kind of thing.

It was pretty surreal. I definitely had moments of wow, holy shit. This is exactly what I was wanting all those years ago when I was here. Had no idea how I would get here, and now I’m here. This is wild. So not only did it validate all of the ups and downs and struggles I’ve been through over the past years, but it also just energized me in such an incredible way because what I was doing was hanging around with other people who, you know, it’s not like we were sitting down and talking, “Hey, what does your business do and what are you struggling with and what are your problems?”

And having these like workshops or anything, we were just working during the day, hanging out at other times, and just casual conversations would pop up and we would just kind of workshop them out in the moment. Just kind of work through problems or bounce ideas off of each other in the moment. One day with my friend, I was walking down the beach again, just in awe of this life that I’ve built because I was working.

And then I kind of hit a snag. I meant to just get up and do something, like maybe grab a drink or something. And you know, I was working on something, I kind of hit a stopping point that was maybe midday. I meant to just go to the fridge, grab a juice or something. But I closed my computer, got to talking with him for a little bit, and then he was just like, let’s go to the beach.

So he went in on the beach and we walked for probably an hour and a half, and in this hour and a half walk, there was just so much value packed in, in just this fluid sharing of ideas, just throwing things out there, getting each other’s opinions, expressing frustrations, getting encouragement, all of that sort of thing.

So on this walk, the idea of the golden ticket came up, or not even the idea. I’ve thought this many times before, but it’s one of the first times I’ve expressed it to somebody else. I was walking along and we’re just talking about some of the difficulties that we have. He and I both have A.D.H.D. and we’ve been diagnosed as adults and learning how to deal with that. And at one point I said to him, do you ever just feel like you’re a golden ticket and you wish somebody would just come along and cash in on you? Like you have all these ideas and you know, some of them are good ideas and you know, you can’t do them all yourself, and you just wish somebody would come along, kind like the cartoon character would, you know, they get dollar signs in their eyes.

They would just look at you and be like, holy shit. Mashon has a ton of good ideas. If I could just like attach myself to her and help her to get some of these ideas created, built and sustained ongoing fashion, we could both benefit and we could help a ton of other people at the same time. And he was just nodding.

Nodding. Yep. Yep. All the time. And since then, I’ve run this by a few other of my friends. And I get the same result every time. So there’s tons of different people in the world. There’s a group of people who have ideas nonstop so much that we can’t make them all. And then there’s other group of people who are really good at executing on those ideas and taking things and actually making sure they get done.

You know, seeing them through from A to Z, I don’t think either group is better. I don’t think there’s such a thing as better. I think too much of the time in the societies that we live in, we’re focused on competing with each other and trying to figure out who’s better at what and who’s got the advantage and who’s got all this stuff.

Whereas, we should be collaborating with each other. I am good at a lot of things. I’m not good at a lot of things. It’s time to just stop trying to be good at everything and give up on the things I can’t do well and get other people around me to support me. And if I feel this way and my friend feels this way, and a lot of my other business owner friends feel this way, it’s like, there’s something in this.

And here’s where I just see the great opportunity for freelancers who don’t really know what they want to do yet, but they’re good at helping and they’re good at just helping to make sure that things get done. Because there’s a whole load of people like me wandering around the world, getting distracted, coming up with great ideas, but not having enough time, effort, energy to follow through on them.

And the thing is, every new idea can seem like the best idea. We can’t manage them all. We need people to support that, need people to sort of help us put those blocks in order of what should we do first? Alright, now that we’ve got this running, what can we do second? And while these things are running concurrently, maybe we could do this over here and getting these things all going.

It’s like juggling, right? You’ve got all these things in the air on that same walk with my friend, you know, he’s telling me what he would do in one case. And we have this funny relationship because we both tried going into business together once and it didn’t work out. And back then neither one of us knew we had A.D.H.D, but we can see the gaps in the other person’s business so much better or not so much better.

We see them in our own business as well, but we just go into the state of overwhelm and don’t necessarily know how to handle them. So I can look at his business and go, oh my gosh, dude, if I were you, I would do this, this, this, and this. Then I would do this, this, this, and this, and then this, this, and this.

You’ve gotta do this. And like we could be making a million dollars easy, right? I can. For his business because it’s not mine and I could see everything and it doesn’t drive me into that same state of overwhelm. He can do the same for my business. So he can literally, we have this moment where he came into my room and just, we hit record on a voice note, and in like 10 minutes of talking, he just like talked through this entire business plan idea thing.

Yeah. Well, great. 10 minutes to a great idea could be worth loads and loads of money, but it’s all up to me now and making sure that I get the correct support systems around me, the correct people on my team to know about this and to keep driving it forward because I will let it fall. It’s sort of just how my mind works.

I’m having a lot of fun. In these early stages of knowing that I have A.D.H.D. and understanding how it works. Mostly at this point, I’m too overwhelmed to even try to understand how it works. I’m just sort of putting attention inward and paying attention to my brain and noticing how it works. This morning, for example, I was having coffee and I was looking out the window, kind of running the idea of this episode through my head and I was just kind of ad-libbing it and going, yeah, I wanna talk about this and I wanna talk about that. And like I could say this, it literally is like the recording’s already going in my head and in the middle of a thought it just all just dropped off and it went away.

And while I was trying to decide if I should get it back or not, I was like, is it worth the energy to expend trying to get that thought back or do I just let it go? And then a big fat bird flew and sat on a branch and I was thinking about, that’s a huge bird. It looks like a pigeon, but it’s the biggest pigeon I’ve ever seen.

What the hell? And then I just laughed at myself. ‘Cause I was like, yeah, that thought is gone. It’s not coming back. You’re gonna sit down later and you’re gonna record the podcast and it’s just gonna come out the way that it comes out in that moment, which is totally different from the way it would come out in another, in another, in another, et cetera.

I could go and ramble. Bringing it back to what I was talking about before, back to the walk with my friend. So not only is he great at work shopping ideas and he gave me a bunch of ideas for the business and all that, but what happens a lot of times in entrepreneur brain, my brain, my friend’s brains, is we will know what we have to do in our business, but we’ll distract ourselves with something new and shiny and also interesting to us, which would be great if I had unlimited money and unlimited team and we could just go after and chase some of these ideas and see which ones are viable, but I don’t.

But that’s where the support system comes in. So, while we’re on this walk, I was telling him about another problem I have. This is completely unrelated to my business. This is just an idea with travel and the way that I travel and digital nomad life and some things that I wish I had. And I was like, I wanna hire a person to do just like this for me.

And he was like, why? You could basically start your own business with that. Why wouldn’t you just start up an agency, like you know exactly what you need. You could go hire somebody. You could go and tell them exactly what you need. You could kind of test it out in your business, get them doing that, and then you could sort of agency them out and like have your little agency where you hire the people and you provide the service for other people, other digital nomads, other people that you know, need this just like you and boom. Done. And so it’s a business idea and I take it a little idea that it had, and it could be a viable business in 10 minutes. We both know exactly how we would do it. But it’s just a matter of time and the effort and the energy, right? So I thought to myself, oh God, I don’t need another business. You know? Great idea.

Maybe someday in the future, we’ll start that. Last week I had a moment where I got inspired, I had a rush of energy and I’m like, yeah, you know what? I’m just gonna do this. At least I’m gonna put the job posting out there. Just see if I can find a freelancer, get them interested, you know, whatever. I put the posting up on Upwork and I thought about it this morning, while I was having my coffee, because I forgot about it since then.

So, these dropped ideas, these things floating all over. It probably sounds bonkers to anybody out there listening to this who’s not sort of like in the world or doesn’t know, you know, it doesn’t know an entrepreneur, it doesn’t know somebody who thinks like this, who acts like this, who builds businesses and has all these ideas.

It probably sounds nuts. Like, wait, I could sort of make a freelance career out of just picking up the pieces basically, or just latching onto somebody else who has all these ideas and helping them to see them through. But yes, it’s absolutely the truth. It’s absolutely needed. And I’d mentioned to my friend as well, same trip again, just all these ideas coming out of a few days spent with other like-minded people who are struggling with some of the same problems that I have.

You know, I’d mentioned I wanna build a course around this but that’s a someday thing a nd he was basically just like, no, you need to do this like yesterday. You need to do this immediately cuz people need to know about this. And there’s a whole host of entrepreneurs and business owners who could benefit from having people go through this course and then be ready to help them just step into that right hand role kind of position and help them to grow their businesses.

You know, this is somewhere between all my travels and all my other ideas and all my other things going on. I’ll figure out how to do that pretty quickly as well. Oh goodness. You know, I feel like I could talk about this for days, but I don’t want this episode to get too long. But I am gonna share a real world, real life example that happened just yesterday in my business.

I wrote a doc to my team. My team’s very small at this point, you know, part-time person here, sometimes full-time person there, but it kind of ebbs and flows depending on the workflow, a new person who’s kind of just joining and getting to know the business a little bit and getting some like mentorship, but also pitching in.

And so I wrote a letter to my team basically. Guys, here’s what happened today, . And it’s so funny because one of them has been with me for a long time and she’s seen it all before. She’s seen me pivot. She’s seen me change my mind a hundred times. And I literally started out the doc with something like, oh my gosh, how many of these am I gonna make before one sticks?

And then I followed it up with like, you know, I said, Hey, I can hear you laughing already because you’ve know me. You’ve known me for years. You know that I just pivot and I change my mind, and I do all these things, but I said, look, every time I write one of these docs, I hope it’s the last time. You know, I hope that I truly can make the necessary changes in my business to stick with ideas, to complete them and to get them done.

But I was just ruthlessly honest with my team. I said, look, it is crazy that I’ve accomplished what I’ve accomplished mostly on my own but it’s taken a toll in 2021. The summer of 2021, I just hit a wall and I’ve kind of languished for a few months, then I got some energy back. But then December of that same year, just complete crash.

Like, I stopped all client work. I stopped all my business work. I took time off the entire month. Literally told clients it was a mental health month because I just hit a wall. I couldn’t do it anymore, and at that point I didn’t know I had A.D.H.D. I didn’t know some of the things that were, that I was doing poorly, like working against myself, working against the way my brain works, just brute force forcing myself to get things done and actually getting it done.

I managed to do that somehow for years. I mean, granted, it wasn’t perfect. It was this constant cycle of being very productive in the burning out and then being very productive in the burning out and wondering why I wasn’t a normal person, why I couldn’t just get things done, and why I couldn’t just check things off.

Lots of list making. Lots of list making. I always wanted to be an organized person more than anything. Someone who makes the list and completes the list and, oh God, I’ve made hundreds of lists in my lifetime, and they just languish. They don’t get done. You know, at that point I didn’t know that, hey, I should be making the list and then someone else should be making sure everything gets checked off.

There are other people who love that. So he was honest with my team and just said, look, I shouldn’t be doing most of the things that I’m doing in the business. I don’t know how I’ve managed to get this point. It’s crazy. But I don’t wanna do it anymore, and I don’t need to do it anymore because it’s not the best use of me as a resource.

I should be creating businesses and empowering my team to run the business. If I run a business, it will try to run in 10 different directions at the same time, and that is just not possible. So what happened yesterday was just a really long talk with a good friend here in England where I am recording this episode from.

But I went on a long walk with her and we talked about consistency and we talked about being able to do the boring bits and the day-to-day bits, and we talked about how overnight success is never overnight. It takes a long time, a behind the scenes concerted effort for a long time in order to get something done.

Everything starts small. You know, the last time I checked the podcast, it had 113 downloads. That’s great. That’s 113 more than it would’ve had if I hadn’t started, do I want to grow that? Obviously, because I’m already receiving messages from people who are saying things like, I’ve been thinking a lot after listening to your podcast.

I think I’m ready to quit my job after listening to your podcast. I wanna know more can we talk and messaging me and stuff like that. And that feels great because it is kind of my mission to help. Load of people quit their jobs and do freelancing instead. And 113 is a great start, but I wanna make it 1,013.

We wanna grow, but it’s going to take time. The way my brain works, that does not compute. Really. I want everything to happen immediately. I put a lot of pressure on myself. I put pressure on my team. I put pressure on everyone to just have things done and done immediately, and that is not sustainable, so I should not be in charge of that at all.

I need to take myself out of the business more so than I need to be in it. So I wrote this doc to my team explaining, you know, these weaknesses that are coming to light in terms of things that I know I should not be doing as well as the strengths. Where should I be involved in the business and how can they support that and then get what they need out of me as well.

And I told them about the kind of business that I wanna create and grow, you know, a business where we all make a great salary, we all do work we love and enjoy, we help loads of people along the way, and we keep it going. That’s what I wanna create. This is not about an obsession with how much profit can we make.

Do we have enough to keep the wheels on, to keep the lights on, to keep us all paid and doing work and happy, and are we helping other people? Cool. That, to me, is a successful business and the more that I can only be in the business for what they specifically need, then I can go out and start some of these other businesses and tinker with them.

And that keeps my brain happy because if I can work in one business on Monday and my team is explicit about, we need these things from you, we need you to get this done today. This is what we’re working on. And then I can say bye and I’ll see them again in a couple days, and the next day I can work on another business with another team member and they say, here’s what we need, and then I can repeat that over days and weeks and you know, just be strategic about where I’m needed. But my job as a business owner, I don’t feel is to run the business. My job is to create businesses to come up with ideas. To give other people places to work.

They helped me get these things done because they would just never come out into the world without a team effort, and that is something I struggled with for a long time. I always thought of myself as very self-sufficient, very independent. I have spent most of my life like that, closing other people out when I needed to be letting other people in.

But it was just what I’d known ever since I was a little kid. Like, I’ll just figure it out on my own. I’ll do it myself, and I won’t need anybody because it’s just easier if I am a self-contained, self-sufficient unit. Okay? That’s just not how the world works. The more that I’m opening up and the more that I’m telling my team, oh my God, I suck at this, you guys, I suck at that.

Look, hey, I’m not good at this. We need to get so-and-so who’s good at this to do this instead. The more happiness that I am finding in my work and my passion, and the more I let my team know how I work, the better they’re able to get what they need out of me to keep the businesses rolling. So to me, this is what I feel is the future of work in a lot of ways, these small businesses that have the freedom to make their own structure, to make teams that are very fluid, very chill, for lack of a better word, getting rid of this hierarchy, getting rid of people being siloed into specific roles. And instead, each person, each individual is looking at each other and expressing, here’s what I’m good at, here’s what I like to do, here’s what I don’t like to do, and just kind of matching those pieces up until we get all parts that need to be done around the business.

Done. So finish the doc with my team by first part, explaining the things I see and the second part, going through this massive brainstorm of the pieces of the company, what I wanted to see in each piece, and then asking them for their thoughts on who wants to own what piece, how are we gonna get it done, how are they gonna manage it?

And just get what they need out of me in order to do their jobs and to keep going. Because if I think about getting bogged down in the day to day, I will quit. I will just dry up and quit, and we don’t want that. Part of me coming up with the business idea and having passion for a business and wanting it to succeed means that I have to use that passion in all the areas that I can, but also step out of the areas that I will just be blocking up and messing up.

We talked about going the distance as well. When I was talking with a friend about starting the podcast, she gave me some advice about that she’d heard somewhere about you’re gonna suck. Yeah, it’s fine for the first episode and the second episode and the third, you know, whatever.

But keep your eye on the hundredth episode. By the time you get to the hundredth episode, you’re gonna be good. You’re gonna be really good. You’ve got to settle in for the long haul. So when I sent this doc to my team, the title of it was 94 weeks. Because we’ve already got some episodes out, but that’s what’s left 94 weeks to get to episode 100 of the podcast, and I wanted to tell them like, let’s apply that 94 weeks to the other aspects of the business as well.

I want things to be perfect tomorrow. They’re not. That’s why I need my team to remind me that we want things to be kicking ass by the end of 94 weeks. Can we get there sooner? Absolutely. I have to be forced to stretch this out long term and I will be dead inside, right? And if someone’s like Mashon, you have to care about the day-to-day details.

The minutiae for 94 weeks, I quit. I quit right now, there’s just no way I can, you know, but being open and sharing that with my team and going, guys, I need someone else to own this process to remind me of this, to make sure that we all as a team remember this and anytime that I start to get frustrated or overwhelmed or quit or just kind of wanna give up or don’t have any enthusiasm anymore.

I need somebody else to be responsible for going. That’s cool. Mashon’s gonna have her dips. She’s gonna go up and down. But we agreed as a team, but we’re gonna go together for 94 more weeks, right? And then 93. And then 92 and 90. And we’re looking for what have we accomplished by the end of that? Okay, so if you are a person who can see the big picture, who can see the long term, who loves to plot away at checking off stuff, loves to make, take the lists that are made and make sure that they get done, loves to see something through from A to Z. There is a gold mine of work out there for you. There are absolutely other entrepreneurs out there like me who are looking for that person who can come in, get those little cartoon dollar signs in their eyes and decide, oh my gosh, I wanna work with this person and we’re both going to benefit.

This is gonna be amazing. Much more on this to come in future episodes because I simply cannot stop stressing the importance of it enough. But for now, we’ll wrap this up today. With that, I’m so excited to be breaking ground on this course idea for how to help people get work in this role as a integrator, as a right hand man or woman, as someone who comes along and sees the golden ticket that an entrepreneur is and is dedicated to helping them achieve their goals. Actually started brainstorming the course outline on my flight out of the Dominican Republic, and I look forward to giving more details on that really soon. For now, if you wanna make sure that you are in the know, please go to liveworktravel.com/community and hop onto the wait list where you’ll find out everything about anything that’s going on with live work travel.

Please do follow along on Instagram at liveworktravelig. Drop me a DM anytime, and if you prefer the email route, you can drop me a line anytime at hello@liveworktravel.com. Thank you so much for listening to this episode, and I will be back next Monday with another.

 


 

Introducción

 

Y en un momento dado le dije, ¿alguna vez has sentido que eres un billete de oro y que  desearías que alguien viniera y te sacara provecho? Como si tuvieras todas esas ideas y  algunas de ellas fueran buenas y no pudieras hacerlas todas tú solo, y desearas que viniera  alguien, como en los dibujos animados, con el símbolo del dólar en los ojos. 

Te miraban y decían: “Mierda, Mashon tiene un montón de buenas ideas”. Si pudiera  unirme a ella y ayudarla a crear algunas de estas ideas, construirlas y mantenerlas de forma  continuada, ambos nos beneficiaríamos y podríamos ayudar a un montón de gente. Al  mismo tiempo, bienvenido al podcast Live Work Travel. 

Soy tu anfitrión, Mashon Thomas, un ex profesor de secundaria que renunció a los 30 para  convertirse en un freelancer de seis cifras y nómada digital en su lugar. Usted está en el  lugar correcto si usted está listo para aprender cómo freelancing puede ayudarle a trabajar  desde cualquier lugar, ganar mucho dinero, y vivir una vida que usted diseña. Estoy  compartiendo todo lo que he aprendido para llegar a donde estoy hoy con el fin de apoyarte  en tu sueño, porque este estilo de vida es simplemente demasiado bueno para no  compartirlo. 

Episodio

Hoy quiero hablar de un Boleto Dorado y lo que eso significa para mí y un montón de otros  amigos empresarios que tengo. En primer lugar, quiero empezar con mi viaje a la República  Dominicana hace unas semanas en febrero de 2023. Este fue un viaje inesperado. Tenía la  intención de estar en Brasil celebrando el Carnaval. 

Tuve un momento en el que echaba mucho de menos a mis sobrinas y sobrinos de Canadá,  y decidí ir allí a visitar a mi hermano y a su familia. Después de eso, tenía planes para estar  en Inglaterra, para estar en Irlanda, y luego para estar en Croacia, pero tuve esta semana  extraña en la que no estaba muy seguro de lo que iba a hacer si sólo iba a extender mi  Airbnb en Buenos Aires y quedarme allí por una semana más o lo que iba a hacer. 

Y en ese tiempo me reconecté con un viejo amigo y compañero emprendedor y me dijo que  estaba consiguiendo una casa en la República Dominicana para todo el mes de febrero con  un montón de otros amigos suyos, todas las personas que son empresarios o trabajan de  forma remota, y que tenían algunas habitaciones extra y que debería venir a estrellarme. 

Ahora, esto es bastante increíble para mí porque si escuchas mi historia, en los primeros  episodios, República Dominicana fue un lugar muy importante para mí en mi viaje. Ya sabes,  yo estaba en la cima de una montaña mirando hacia el océano y acaba de decidir por mí  mismo hace años y años, de vuelta en 2015 creo que fue, tengo que encontrar la manera de  conseguir la vida que quiero. 

No sé cómo lo voy a hacer, pero lo voy a hacer. Y después de esa semana, nunca había  vuelto a la República Dominicana, sólo la vida y los viajes y las cosas, llevándome a otros  lugares, otras direcciones. Así que el hecho de que iban allí de todos los lugares, se sentía  tan bien. Fue como, wow, está bien. 

 

Símbolo. Signos. Esto es lo que estoy destinada a hacer. Además de la oportunidad de  reencontrarme con mi amigo y también conocer y conectar con un montón de otras  personas increíbles que están haciendo cosas increíbles en el mundo. Así que lo hice. Acabé  saliendo de Buenos Aires un par de días antes y me subí a un avión, y lo siguiente que supe  es que estaba en la República Dominicana. 

Y eso me produjo muchos sentimientos increíbles. Me di cuenta de algunas cosas, ya sabes,  en el viaje desde el aeropuerto y luego en el viaje hacia el norte, donde se alojaban mis  amigos. Reconocí lugares en los que había estado hace tantos años y pensé: “Dios mío,  cuánto ha cambiado desde que estuve aquí hace tanto tiempo”. 

Es increíble ver estos monumentos y ver estas cosas, y recordar cuando deambulaba por ahí  como una especie de alma perdida a los 30 años tratando de averiguar. ¿Qué demonios  estoy haciendo con mi vida? ¿Qué es lo siguiente? Porque estoy a punto de dejar todo lo  que he conocido hasta ahora, ¿sabes? Estoy a punto de dejar todo esto atrás y este nuevo  capítulo me espera, pero no tengo ni idea de lo que hay en él. 

En ese momento sólo había páginas en blanco. Así que volver al mismo lugar, ocho años  después, habiendo rellenado esas páginas en blanco y muchas más páginas de pasaporte,  fue un momento que cerró el círculo. Luego, llegar a la casa, llegar a la costa norte de la  República Dominicana, llegar a esa casa y reencontrarme con mi amigo. 

En realidad solo me había reunido con él una vez, siempre habíamos estado en contacto por  teléfono y cosas así, pero incluso durante la pandemia habíamos perdido el contacto y nos  habíamos dedicado a nuestras cosas por separado. Así que fue estupendo reencontrarme  con él y conocer cara a cara a toda esa gente de la que le había oído hablar a lo largo de los  años, conectar con ellos, saber qué hacían y relajarme en esta preciosa casa. 

A pocos minutos andando de la playa. Teníamos una piscina preciosa. La casa tenía, creo  que como 10 dormitorios. Había espacio para todos, un enorme espacio común, y sólo para  relajarse y ser parte de un grupo de personas que, ya sabes, él era el único que conocía  antes, pero al instante fue como si estuviera pasando el rato con mi gente. 

Por la simple naturaleza de, estoy con estas personas que trabajan a distancia, que harán  cosas como esta por sí mismos, ya sabes, incluso si tienen una base de operaciones.  Simplemente recoger y viajar e ir a alguna parte. Hermoso. Muchas de las personas en la  casa eran de la zona de Toronto, por lo que están escapando del frío de Canadá y bajar a la  República Dominicana durante un mes, trabajando, pasando el rato, ya sabes, trabajar duro,  jugar duro, ese tipo de cosas. 

Fue bastante surrealista. Definitivamente tuve momentos de wow, santa mierda. Esto es  exactamente lo que quería hace tantos años cuando estaba aquí. No tenía ni idea de cómo  iba a llegar aquí, y ahora estoy aquí. Esto es salvaje. Así que no sólo validar todos los  altibajos y las luchas que he pasado en los últimos años, pero también sólo me dio energía  de una manera increíble porque lo que estaba haciendo era pasar el rato con otras personas 

que, ya sabes, no es como si estuviéramos sentados y hablando, “Oye, ¿qué hace su negocio  y lo que está luchando con y cuáles son sus problemas?” 

Y tener estos talleres o lo que sea, estábamos trabajando durante el día, pasando el rato en  otros momentos, y sólo conversaciones casuales surgirían y que sólo tipo de taller a cabo en  el momento. Simplemente resolver problemas o intercambiar ideas en el momento. Un día  con mi amigo, yo estaba caminando por la playa de nuevo, simplemente en el temor de esta  vida que he construido porque yo estaba trabajando. 

Y entonces me topé con un obstáculo. Tenía la intención de levantarme y hacer algo, como  tal vez tomar una copa o algo así. Y ya sabes, yo estaba trabajando en algo, que tipo de  golpe de un punto de parada que fue tal vez al mediodía. Tenía la intención de ir a la nevera,  tomar un zumo o algo así. Pero cerré mi ordenador, me puse a hablar con él un poco, y  entonces él estaba como, vamos a la playa. 

Así que se fue a la playa y estuvimos caminando durante una hora y media, y en esa hora y  media de caminata, había tanto valor en este intercambio fluido de ideas, simplemente  lanzando cosas, recibiendo las opiniones de los demás, expresando frustraciones, recibiendo  ánimos, todo ese tipo de cosas. 

Así que en este paseo surgió la idea del billete dorado, o ni siquiera la idea. Ya lo había  pensado muchas veces, pero es una de las primeras veces que se lo expreso a otra persona.  Iba caminando y hablamos de algunas dificultades que tenemos. Tanto él como yo tenemos  A.D.H.D. y nos lo han diagnosticado de adultos y estamos aprendiendo a lidiar con ello. Y en  un momento dado le dije, ¿alguna vez te has sentido como si fueras un billete dorado y  desearas que alguien viniera y te sacara provecho? Como si tuvieras todas esas ideas y  algunas de ellas fueran buenas y no pudieras hacerlas todas tú solo, y desearas que viniera  alguien, como en los dibujos animados, ya sabes, con el símbolo del dólar en los ojos. 

Te miraban y se quedaban en plan, hostia puta. Mashon tiene un montón de buenas ideas.  Si pudiera unirme a ella y ayudarla a crear algunas de estas ideas, construirlas y mantenerlas  de forma continuada, ambos nos beneficiaríamos y podríamos ayudar a un montón de  gente al mismo tiempo. Y el solo asentía. 

Asintiendo. Sí. Sí. Todo el tiempo. Y desde entonces, he corrido esto por algunos otros de  mis amigos. Y siempre obtengo el mismo resultado. Así que hay un montón de gente  diferente en el mundo. Hay un grupo de personas que tienen ideas sin parar tanto que no se  puede hacer todo. Y luego hay otro grupo de personas que son realmente buenos en la  ejecución de esas ideas y tomar las cosas y realmente asegurarse de que se hacen. 

Ya sabes, viéndolos de la A a la Z, no creo que ninguno de los grupos sea mejor. No creo que  exista algo así como mejor. Creo que la mayor parte del tiempo, en las sociedades en las que  vivimos, nos centramos en competir entre nosotros e intentar averiguar quién es mejor en  qué y quién tiene ventaja y quién tiene todo eso.

Mientras que deberíamos colaborar entre nosotros. Soy bueno en muchas cosas. No soy  bueno en muchas cosas. Es hora de dejar de intentar ser bueno en todo y renunciar a las  cosas que no puedo hacer bien y conseguir que otras personas a mi alrededor me apoyen. Y  si yo me siento así y mi amigo se siente así, y muchos de mis otros amigos empresarios se  sienten así, es como, hay algo en esto. 

Y aquí es donde veo la gran oportunidad para los freelancers que no saben realmente lo que  quieren hacer todavía, pero son buenos ayudando y son buenos simplemente ayudando a  asegurarse de que las cosas se hacen. Porque hay un montón de gente como yo vagando  por el mundo, distrayéndose, teniendo grandes ideas, pero sin tener suficiente tiempo,  esfuerzo, energía para llevarlas a cabo. 

Y es que cada nueva idea puede parecer la mejor. No podemos gestionarlas todas.  Necesitamos gente que nos apoye, que nos ayude a poner esos bloques en orden: ¿qué  debemos hacer primero? Muy bien, ahora que tenemos esto en marcha, ¿qué podemos  hacer en segundo lugar? Y mientras estas cosas se están ejecutando al mismo tiempo, tal  vez podríamos hacer esto aquí y conseguir que todas estas cosas en marcha. 

Es como hacer malabares, ¿verdad? Tienes todas estas cosas en el aire en ese mismo paseo  con mi amigo, ya sabes, él me está diciendo lo que haría en un caso. Y tenemos esta relación  divertida porque los dos tratamos de entrar en el negocio juntos una vez y no funcionó. Y en  ese entonces ninguno de los dos sabia que teniamos A.D.H.D, pero podemos ver las lagunas  en el negocio de la otra persona mucho mejor o no mucho mejor. 

También los vemos en nuestro propio negocio, pero entramos en un estado de agobio y no  sabemos necesariamente cómo manejarlos. Así que puedo mirar a su negocio y decir, oh  Dios mío, amigo, si yo fuera tú, yo haría esto, esto, esto y esto. Luego haría esto, esto, esto y  esto, y luego esto, esto y esto. 

Tienes que hacer esto. Y como si pudiéramos ganar un millón de dólares fácilmente,  ¿verdad? Yo puedo. Para su negocio porque no es mío y podría ver todo y no me lleva a ese  mismo estado de agobio. El puede hacer lo mismo para mi negocio Así que él puede,  literalmente, tenemos este momento en el que entró en mi habitación y sólo, pulsamos  grabar en una nota de voz, y en unos 10 minutos de conversación, él sólo como habló a  través de toda esta cosa idea de plan de negocios. 

Sí. Bien, genial. 10 minutos para una gran idea podría valer montones y montones de dinero,  pero ahora todo depende de mí y de asegurarme de que tengo los sistemas de apoyo  correctos a mi alrededor, la gente correcta en mi equipo para saber sobre esto y seguir  impulsándolo porque lo dejaré caer. Así es como funciona mi mente. 

Me estoy divirtiendo mucho. En estas primeras etapas de saber que tengo A.D.H.D. y  entender cómo funciona. Sobre todo en este momento, estoy demasiado abrumado para  tratar de entender cómo funciona. Sólo estoy poniendo atención en mi interior y prestando  atención a mi cerebro y notando cómo funciona. Esta mañana, por ejemplo, estaba  tomando un café y miraba por la ventana, con la idea de este episodio en mi cabeza y 

estaba improvisando y diciendo, sí, quiero hablar de esto y quiero hablar de aquello. Y como  podría decir esto, es literalmente como la grabación ya está pasando en mi cabeza y en el  medio de un pensamiento que acaba de caer todo y se fue. 

Y mientras trataba de decidir si debía recuperarlo o no, pensaba, ¿vale la pena gastar  energía tratando de recuperar ese pensamiento o simplemente lo dejo ir? Y entonces un  pájaro grande y gordo voló y se sentó en una rama y yo estaba pensando, eso es un pájaro  enorme. Parece una paloma, pero es la paloma más grande que he visto nunca. 

¿Qué demonios? Y entonces me reí de mí mismo. Porque yo estaba como, sí, ese  pensamiento se ha ido. No va a volver. Te vas a sentar más tarde y vas a grabar el podcast y  simplemente va a salir de la forma en que sale en ese momento, que es totalmente  diferente de la forma en que saldría en otro, en otro, en otro, etcétera. 

Podría seguir divagando. Volviendo a lo que estaba hablando antes, de vuelta a la caminata  con mi amigo. Así que no sólo es grande en el trabajo de compra de ideas y me dio un  montón de ideas para el negocio y todo eso, pero lo que sucede muchas veces en el cerebro  empresario, mi cerebro, los cerebros de mi amigo, es que vamos a saber lo que tenemos  que hacer en nuestro negocio, pero vamos a distraernos con algo nuevo y brillante y  también interesante para nosotros, lo que sería genial si tuviera dinero ilimitado y equipo  ilimitado y podríamos ir tras y perseguir algunas de estas ideas y ver cuáles son viables, pero  no lo hago. 

Pero ahí es donde entra en juego el sistema de apoyo. Así que, mientras estamos en este  paseo, le estaba hablando de otro problema que tengo. Esto no tiene nada que ver con mi  negocio. Esto es sólo una idea con los viajes y la forma en que viajo y la vida nómada digital  y algunas cosas que me gustaría tener. Y yo estaba como, quiero contratar a una persona  para hacer algo como esto para mí. 

Y él estaba como, ¿por qué? Básicamente podrías empezar tu propio negocio con eso. ¿Por  qué no acaba de iniciar una agencia, como usted sabe exactamente lo que necesita. Podrías  contratar a alguien. Podrías ir y decirles exactamente lo que necesitas. Podrías probarlo en  

tu negocio, hacer que lo hagan, y luego podrías contratarlos y tener tu pequeña agencia  donde contratas a la gente y proporcionas el servicio a otras personas, otros nómadas  digitales, otras personas que necesitan esto como tú y boom. Hecho. Y así es una idea de  negocio y lo tomo una pequeña idea que tenía, y podría ser un negocio viable en 10  minutos. Ambos sabemos exactamente cómo lo haríamos. Pero es sólo una cuestión de  tiempo y el esfuerzo y la energía, ¿verdad? Así que pensé para mí, oh Dios, no necesito otro  negocio. No necesito otro negocio. Gran idea. 

Quizás algún día en el futuro, empecemos con eso. La semana pasada tuve un momento en  el que me inspiré, tuve un subidón de energía y me dije, sí, ¿sabes qué? Voy a hacer esto.  Por lo menos voy a poner el anuncio de trabajo por ahí. A ver si puedo encontrar un  freelancer, conseguir que se interesen, ya sabes, lo que sea. Puse el anuncio en Upwork y  pensé en ello esta mañana, mientras tomaba mi café, porque me olvidé de ello desde  entonces.

Por lo tanto, estas ideas caídas, estas cosas flotando por todas partes. Probablemente suene  a locura para cualquiera que esté escuchando esto y no esté en el mundillo o no conozca, ya  sabes, no conozca a un empresario, no conozca a alguien que piense así, que actúe así, que  construya negocios y tenga todas estas ideas. 

Probablemente suene loco. Como, espera, yo podría hacer una especie de carrera  independiente de sólo recoger los pedazos, básicamente, o simplemente engancharse a otra  persona que tiene todas estas ideas y ayudarles a ver a través de ellos. Pero sí, es  absolutamente cierto. Es absolutamente necesario. Y le mencioné a mi amigo también, el  mismo viaje de nuevo, sólo todas estas ideas que salen de unos días pasados con otras  personas de ideas afines que están luchando con algunos de los mismos problemas que  tengo. 

Usted sabe, yo había mencionado que quiero construir un curso en torno a esto, pero eso es  una cosa algún día y él era básicamente como, no, usted necesita para hacer esto como  ayer. Tienes que hacerlo inmediatamente porque la gente necesita saber sobre esto. Y hay  una gran cantidad de empresarios y dueños de negocios que podrían beneficiarse de que la  gente vaya a través de este curso y luego estar listo para ayudarles a paso justo en ese papel  de la mano derecha tipo de posición y ayudarles a hacer crecer sus negocios. 

Ya sabes, esto está en algún lugar entre todos mis viajes y todas mis otras ideas y todas mis  otras cosas pasando. Voy a encontrar la manera de hacerlo muy rápidamente también. Oh  Dios. Sabes, siento que podría hablar de esto durante días, pero no quiero que este episodio  sea demasiado largo. Pero voy a compartir un mundo real, ejemplo de la vida real que  sucedió ayer en mi negocio. 

Escribí un documento a mi equipo. Mi equipo es muy pequeño en este momento, ya sabes,  a tiempo parcial persona aquí, a veces a tiempo completo persona allí, pero es una especie  de flujos y reflujos en función del flujo de trabajo, una nueva persona que es una especie de  

acaba de unirse y conocer el negocio un poco y conseguir un poco como la tutoría, pero  también echar una mano. 

Así que escribí una carta a mi equipo, básicamente. Chicos, esto es lo que pasó hoy, . Y es tan divertido porque uno de ellos ha estado conmigo durante mucho tiempo y ella ha visto  todo esto antes. Ella me ha visto pivotar. Ella me ha visto cambiar de opinión cientos de  veces. Y, literalmente, empecé el documento con algo así como, oh, Dios mío, ¿cuántos de  estos voy a hacer antes de que uno se pegue? 

Y luego seguí con algo como, ya sabes, dije, “Oye, ya puedo oírte reír porque me conoces.  Me conoces desde hace años. Sabes que cambio de opinión, y hago todas estas cosas, pero  dije, mira, cada vez que escribo uno de estos documentos, espero que sea la última vez. Ya  sabes, espero que realmente pueda hacer los cambios necesarios en mi negocio para seguir  con las ideas, para completarlas y hacerlas. 

Pero fui despiadadamente honesto con mi equipo. Dije, mira, es una locura que haya  logrado lo que he logrado en su mayoría por mi cuenta, pero se ha cobrado un peaje en 

  1. El verano de 2021, me golpeé contra una pared y languidecí durante unos meses,  luego recuperé algo de energía. Pero luego, en diciembre de ese mismo año, me estrellé por  completo. 

Paré todo el trabajo con clientes. Paré todo mi trabajo de negocios. Me tomé tiempo libre  todo el mes. Literalmente les dije a mis clientes que era un mes de salud mental porque me  había estrellado contra una pared. No sabía algunas de las cosas que estaba haciendo mal,  como trabajar contra mí mismo, trabajar contra la forma en que funciona mi cerebro,  simplemente forzarme a hacer las cosas y realmente hacerlas. 

Me las arreglé para hacerlo de alguna manera durante años. Quiero decir, concedido, no era  perfecto. Era este ciclo constante de ser muy productivo en el agotamiento y luego ser muy  productivo en el agotamiento y preguntándome por qué no era una persona normal, por  qué no podía simplemente hacer las cosas, y por qué no podía simplemente marcar las  cosas. 

Muchas listas. Muchas listas. Siempre quise ser una persona organizada más que nada.  Alguien que hace la lista y completa la lista y, oh Dios, he hecho cientos de listas en mi vida,  y simplemente languidecen. No se hacen. Ya sabes, en ese momento yo no sabía que, hey,  yo debería estar haciendo la lista y luego alguien más debería estar asegurándose de que  todo se comprueba apagado. 

Hay otras personas a las que les encanta eso. Así que fue honesto con mi equipo y  simplemente dijo, mira, yo no debería estar haciendo la mayoría de las cosas que estoy  haciendo en el negocio. No sé cómo me las he arreglado para llegar a este punto. Es una  locura. Pero no quiero hacerlo más, y no necesito hacerlo más porque no es el mejor uso de  mí como recurso. 

Debería crear empresas y capacitar a mi equipo para dirigirlas. Si dirijo un negocio, tratará  de funcionar en 10 direcciones diferentes al mismo tiempo, y eso no es posible. Así que lo  que pasó ayer fue sólo una charla muy larga con un buen amigo aquí en Inglaterra desde  donde estoy grabando este episodio. 

Pero di un largo paseo con ella y hablamos de la constancia, de ser capaz de hacer las cosas  aburridas y las cotidianas, y de que el éxito de la noche a la mañana nunca es de la noche a  la mañana. Se necesita mucho tiempo, un esfuerzo concertado entre bastidores durante  mucho tiempo para conseguir algo. 

Todo empieza poco a poco. Sabes, la última vez que revisé el podcast, tenía 113 descargas.  Eso es genial. Eso es 113 más de lo que habría tenido si no hubiera empezado, ¿quiero  crecer eso? Obviamente, porque ya estoy recibiendo mensajes de personas que están  diciendo cosas como, he estado pensando mucho después de escuchar tu podcast. 

Creo que estoy listo para dejar mi trabajo después de escuchar su podcast. Quiero saber  más podemos hablar y enviarme mensajes y cosas así. Y eso se siente muy bien porque es 

una especie de mi misión de ayudar. Un montón de gente a dejar su trabajo y trabajar por  cuenta propia en su lugar. Y 113 es un gran comienzo, pero quiero que sea 1.013. 

Queremos crecer, pero llevará tiempo. De la forma en que funciona mi cerebro, eso no  computa. De verdad. Quiero que todo suceda de inmediato. Pongo mucha presión sobre mí  mismo. Presiono a mi equipo. Presiono a todo el mundo para que las cosas se hagan y se  hagan inmediatamente, y eso no es sostenible, así que no debería encargarme de eso en  absoluto. 

Necesito sacarme del negocio más de lo que necesito estar en él. Así que escribí este  documento a mi equipo explicando, ya sabes, estas debilidades que están saliendo a la luz  en términos de cosas que sé que no debería estar haciendo, así como las fortalezas. Dónde  debo estar involucrado en el negocio y cómo pueden apoyar eso y luego obtener lo que  necesitan de mí también. 

Y les hablé del tipo de negocio que quiero crear y hacer crecer, ya sabes, un negocio en el  que todos ganemos un gran sueldo, todos hagamos un trabajo que nos guste y disfrutemos,  ayudemos a mucha gente en el camino, y lo mantengamos en marcha. Eso es lo que quiero  crear. No se trata de una obsesión con la cantidad de beneficios que podemos hacer. 

¿Tenemos suficiente para mantener las ruedas en marcha, para mantener las luces  encendidas, para mantenernos a todos pagados y trabajando y felices, y estamos ayudando  a otras personas? Genial. Eso, para mí, es un negocio exitoso y cuanto más que sólo puedo  estar en el negocio para lo que necesitan específicamente, entonces puedo salir y empezar  algunos de estos otros negocios y jugar con ellos. 

Y eso mantiene mi cerebro feliz porque si puedo trabajar en un negocio el lunes y mi equipo  es explícito sobre, necesitamos estas cosas de ti, necesitamos que hagas esto hoy. Esto es  en lo que estamos trabajando. Y luego puedo decir adiós y los veré de nuevo en un par de  días, y al día siguiente puedo trabajar en otro negocio con otro miembro del equipo y ellos  dicen, esto es lo que necesitamos, y luego puedo repetir eso durante días y semanas y ya  sabes, sólo ser estratégico acerca de dónde se me necesita. Pero mi trabajo como  propietario de un negocio, no creo que sea dirigir el negocio. Mi trabajo es crear empresas  para llegar a ideas. Para dar a otras personas lugares para trabajar. 

Me ayudaron a hacer estas cosas porque nunca saldrían al mundo sin un esfuerzo de  equipo, y eso es algo con lo que luché durante mucho tiempo. Siempre me he considerado  muy autosuficiente, muy independiente. He pasado la mayor parte de mi vida así,  cerrándome a los demás cuando lo que necesitaba era dejarles entrar. 

Pero era lo que sabía desde que era pequeño. Me las arreglaré solo. Lo haré yo mismo, y no  necesitaré a nadie porque es más fácil si soy una unidad autónoma y autosuficiente. ¿De  acuerdo? Así no es como funciona el mundo. Cuanto más me estoy abriendo y cuanto más  le estoy diciendo a mi equipo, oh Dios mío, apesto en esto, chicos, apesto en eso.

Mira, oye, no soy bueno en esto. Tenemos que conseguir que fulanito, que es bueno en  esto, haga esto en su lugar. Cuanta más felicidad encuentro en mi trabajo y en mi pasión, y  cuanto más hago saber a mi equipo cómo trabajo, mejor pueden obtener de mí lo que  necesitan para mantener los negocios en marcha. Así que para mí, esto es lo que siento es el  futuro del trabajo en muchos sentidos, estas pequeñas empresas que tienen la libertad de  hacer su propia estructura, para hacer equipos que son muy fluido, muy frío, por falta de  una palabra mejor, deshacerse de esta jerarquía, deshacerse de las personas que se silo en  funciones específicas. Y en su lugar, cada persona, cada individuo está mirando a los demás  y expresando, esto es lo que soy bueno, esto es lo que me gusta hacer, esto es lo que no me  gusta hacer, y sólo tipo de coincidencia de esas piezas hasta que tengamos todas las partes  que hay que hacer en torno a la empresa. 

Hecho. Así que termine el documento con mi equipo por primera parte, explicando las cosas  que veo y la segunda parte, pasando por esta lluvia de ideas masiva de las piezas de la  empresa, lo que quería ver en cada pieza, y luego pedirles su opinión sobre quién quiere ser  dueño de qué pieza, ¿cómo vamos a conseguir que se haga, ¿cómo van a gestionarlo? 

Y simplemente sacarme lo que necesitan para hacer su trabajo y seguir adelante. Porque si  pienso en empantanarme en el día a día, abandonaré. Me secaré y abandonaré, y no  queremos eso. Parte de que se me ocurra la idea de negocio y tener pasión por un negocio y  querer que tenga éxito significa que tengo que usar esa pasión en todas las áreas que  pueda, pero también salirme de las áreas en las que sólo estaré bloqueando y metiendo la  pata. 

También hablamos de llegar hasta el final. Cuando hablaba con una amiga sobre empezar el  podcast, me dio un consejo que había oído en alguna parte sobre que vas a apestar. Sí, está  bien para el primer episodio y el segundo episodio y el tercero, ya sabes, lo que sea. 

Pero no pierdas de vista el centésimo episodio. Para cuando llegues al centésimo episodio,  vas a ser bueno. Vas a ser realmente bueno. Usted tiene que establecerse en el largo plazo.  Así que cuando envié este documento a mi equipo, el título era 94 semanas. Porque ya  tenemos algunos episodios fuera, pero eso es lo que queda 94 semanas para llegar al  episodio 100 del podcast, y yo quería decirles como, vamos a aplicar que 94 semanas a los  otros aspectos de la empresa también. 

Quiero que las cosas sean perfectas mañana. Pero no lo son. Por eso necesito que mi equipo  me recuerde que queremos que las cosas estén como una patada en el culo al cabo de 94  semanas. ¿Podemos llegar antes? Claro que sí. Tengo que ser forzado a estirar esto a largo  plazo y estaré muerto por dentro, ¿verdad? Y si alguien es como Mashon, tiene que  preocuparse por los detalles del día a día. 

Las minucias de 94 semanas, renuncio. Renuncio en este momento, no hay manera de que  pueda, ya sabes, pero ser abierto y compartir eso con mi equipo y decir, chicos, necesito a  alguien más para poseer este proceso para recordarme esto, para asegurarse de que todos  nosotros como un equipo de recordar esto y en cualquier momento que empiezo a sentirme 

frustrado o abrumado o dejar de fumar o simplemente tipo de querer darse por vencido o  no tienen ningún entusiasmo más. 

Necesito que alguien más se encargue de ir. Está bien. Mashon va a tener sus chapuzones.  Ella va a subir y bajar. Pero estamos de acuerdo como equipo, pero vamos a ir juntos  durante 94 semanas más, ¿verdad? Y luego 93. Y luego 92 y 90. Y estamos buscando lo que  hemos logrado al final de eso? Bien, si eres una persona que puede ver el panorama  general, que puede ver el largo plazo, que le encanta trazar lejos en la comprobación de  cosas, le encanta hacer, tomar las listas que se hacen y asegurarse de que se hacen, le  encanta ver algo a través de la A a la Z. Hay una mina de oro de trabajo por ahí para usted.  Hay absolutamente otros empresarios por ahí como yo que están buscando a esa persona  que puede venir, obtener esos pequeños signos de dólar de dibujos animados en sus ojos y  decidir, oh, Dios mío, quiero trabajar con esta persona y ambos vamos a beneficiar. 

Esto va a ser increíble. Mucho más sobre esto en futuros episodios porque simplemente no  puedo dejar de hacer hincapié en la importancia de la misma suficiente. Pero por ahora,  vamos a concluir esto hoy. Con eso, estoy tan emocionado de estar abriendo camino en esta  idea de curso sobre cómo ayudar a la gente a conseguir trabajo en este papel como  integrador, como mano derecha o mujer, como alguien que viene y ve el boleto de oro que  es un empresario y se dedica a ayudarles a alcanzar sus metas. En realidad empecé a pensar  en el esquema del curso en mi vuelo de salida de la República Dominicana, y espero dar más  detalles al respecto muy pronto. Por ahora, si quieres asegurarte de que estás al tanto, por  favor ve a liveworktravel.com/community y entra en la lista de espera donde te enterarás  de todo lo que está pasando con live work travel. 

Por favor, sígueme en Instagram en liveworktravelig. Envíame un DM en cualquier  momento, y si prefieres el correo electrónico, puedes escribirme a  

hello@liveworktravel.com. Muchas gracias por escuchar este episodio, y volveré el próximo  lunes con otro.